Última palabra RZA

La mente maestra de Wu-Tang habla de los peligros del éxito y de por qué idolatra a su mamá


POR JASON NEWMAN | 24 May de 2019

ILUSTRACIÓN POR Mark Summers


Cumples 50 años en julio ¿Esto te asusta o lo asumes con tranquilidad?

La bendición [de envejecer] es que crezco artísticamente y cada vez llegan mejores oportunidades para mi carrera. Antes escribía versos de rap, ahora escribo guiones de 120 páginas. Es la misma forma de arte, pero evolucionada. Siempre he sido un tipo con alma de viejo, así que, probablemente, ya tengo unos 200 años.

¿Estás de acuerdo con que Wu- Tang sea reconocido como un grupo legendario?

Eso es una muestra de respeto, y mucha gente pensó que el hip-hop no la alcanzaría. Recuerdo que tuve una conversación con el grupo [en 1992] de que teníamos potencial para durar 20 años, y dije que probablemente todo se caiga y nazca algo nuevo. La gente siempre dijo que la “W” de Wu- Tang Clan era un murciélago o un pájaro. Sin acordarse que yo hace tiempo había dicho: “No, es un fénix”.

¿Cuál ha sido el mejor consejo que te han dado?

El mejor consejo que he recibido [de GZA] fue obtener conocimiento de mí mismo. El conocimiento, la sabiduría y la comprensión son las riquezas por las que debe luchar el hombre. Quincy Jones le dijo a ODB, “Cuando llueva, mójate”. En esta etapa de la vida, estoy buscando mojarme responsablemente. Simplemente me dejo andar al compás de los momentos que disfruto.

¿Quiénes son tus héroes?

Mi mamá es mi primera heroína por la forma en que perseveraba en los momentos de lucha, en los tiempos difíciles y en los desengaños, siguió llena de amor, serenidad, dignidad, orgullo y belleza. Mi papá también ha sido un héroe a pesar de haberse ido cuando era joven. Permaneció firme afrontando sus faltas y no se desvió de lo que aprendió en su vida: mantener la independencia y la autosuficiencia. La confianza y seguridad en sí mismo es inspiradora a medida que envejezco.

¿Hay algún álbum que hayas producido que quisieras rehacer?

No me importaría retomar el 30 % de lo que he sacado. Disfrute Iron Flag [álbum de Wu-Tang del 2001], pero me acuerdo de no estar completamente comprometido. Un estudio grande, licor, dinero, drogas; recuerdo que dejaba perder el tiempo. Ese no es el mismo tipo que se dejaba de bañar por días, por estar trabajando en Liquid Swords [de GZA en 1995]. El compromiso se había ido, y no volvió hasta el 2011-12, cuando tuve que hacer The Man With the Iron Fists. Pero tuve que recuperar la sobriedad para poder hacerlo. Mi mamá murió en el 2000 y dejé de tener a alguien que se sintiera orgulloso de mí. No había nada que probar.

¿Qué cambió?

Me casé. Regresé a casa, donde me esperaba alguien orgulloso de mí. El hombre necesita de eso, de esa validación certera de otro.

Te declararon inocente por intento de asesinato en 1993, ¿qué aprendiste de esa experiencia?

Fue un error de dos segundos. Aprendí que el positivismo es el camino natural de mi vida. Si miras hacia atrás y revisas mi historial de arrestos [antes de eso] se caía al piso de la insensatez. Pero si lo revisas después, no puedes ni sacar un párrafo de ahí. El momento más devastador fue ver los ojos decepcionados con que mi madre me miró. Cuando gané, me dijo, “Esta es tu segunda oportunidad”.

Has leído la Biblia por mucho tiempo. ¿Con qué historia te sientes más conectado?

Con la de Job. Él ya era rico, tenía esposa e hijos. Era fiel a la vida, a su cultura, a Dios y a su fe. Y cuando todo le fue arrebatado, siguió recto, aunque el resto de su familia, incluyendo sus hijos se volvieron deshonestos. Job era inquebrantable.

Si pudieras ser un superhéroe ¿Cuál serías?

¿Aparte de RZA? [risas] Siempre pensé que era Silver Surfer, alguien que ha sido creado con otro propósito y sabe cómo luchar contra eso, basándose en sus propias convicciones. Él vino para destruir la Tierra, pero escogió ayudar a salvarla.


Deja tu opinión sobre el artículo: