Los 10 mejores personajes de Game of Thrones

Desde Ramsay hasta Arya, escogimos los mejores jugadores del “juego”

por SEAN T. COLLINS | 14 Jul de 2017


Las mejores historias. Las mejores frases. Las desapariciones más impresionantes. Gane o pierda, héroe o villano – o como la mayoría de esta serie, en algún lugar en el medio – cada persona de Game of Thrones emplea un arsenal de cosas para ganar el juego que más importa: la batalla por ser coronado el mejor personaje. Con el regreso del éxito de fantasía de HBO para su séptima temporada, contamos los 10 mejores personajes. ¿Quién es el único rey? ¿O la única reina?


10. Ramsay Bolton Como un experimento para crear un personaje al que no se le puede rescatar ni una cualidad, el hijo sicópata del traicionero Lord Roose Bolton era lo suficientemente enfermo como para hacer ver a Joffrey Baratheon como Eddard Stark. Pero el estilo alegre, casi emocionado, del actor Iwan Rheon, lo convirtió en lo más cercano a un auténtico supervillano. Eventualmente, su víctima Sansa Stark le dio a probar su propia medicina, al entregarle a sus perros una probada de él mismo. Sus crímenes fueron difíciles de ver, pero el personaje nunca lo fue.
9. Brienne de Tarth Incluso en una serie llena de marginados, esta mujer guerrera sobresale en la multitud, y no solo porque mide 30 centímetros más. Atrapada en un cuerpo construido para que las personas de su género hagan lo que no deberían hacer en esta sociedad, parece buscar un escape uniéndose a otros inadaptados, como un rey dentro del closet, una viuda atrapada en la guerra, un caballero que perdió su honor y una mano, una joven secuestrada que ha pasado por muchas cosas o un Rey en el Norte que es bastardo. A pesar de llevar una vida llena de cosas indignas, es suficientemente abierta para conectar con todos ellos, que es como se conecta también con nosotros.
8. Arya Stark En una mano –probablemente con la que sostiene la espada – ver a una tierna niña poco femenina convertirse en la castigadora de Westeros ante nuestro ojos es lo más divertido de Game of Thrones, especialmente por el talento de la actriz Maisie Williams. En la otra mano, es una niña perdiendo todo el respeto por la vida humana, una tragedia en cámara lenta y una de las historias más complejas de la serie. Ahora, entrenada como una asesina, ha regresado al campo de batalla para vengar a su familia.
.
.
7. Eddard Stark Era el personaje principal, interpretado por el actor principal, en el centro de la historia más grande y la figura de los afiches, videos y comerciales. Y nada de eso pudo salvarlo. Ned murió, y aunque su sorpresiva muerte es lo que puso a Game of Thrones en el panteón de la cultura pop, su sentido de honor y deber – ¡murió porque respetaba el valor de las vidas de Cersei y Joffrey! – es lo que hizo que nos importara. Y, primero que todo, que nos importara la serie.
6. Joffrey Baratheon En los archivos de la historia de la televisión, ¿ha existido un mejor ejemplo para mostrar el concepto de “personaje que amas odiar”? Este llorón, sociópata y bastardo mató a Ned, golpeó a Sansa, asesinó bebés, torturó prostitutas y se ganó el odio de toda la audiencia. Para este intenso villano, el crimen pagó, al menos hasta que acabó envenenado en el festín de su propia boda. Interpretado a la perfección por Jack Gleeson, quien se retiró de la actuación tras salir del show, el Rey Joffrey ya no existe. Pero su estatus como un gran chico malo estará para siempre.
6. Cersei Lannister Como mujer, la matriarca del clan Lannister pelea por un lugar en la mesa de un mundo hecho por hombres y para hombres. Como madre, haría cualquier cosa por proteger a sus hijos, aunque sus planes han llevado a la muerte de ellos. Como jugadora, acuñó la frase: “O ganas o mueres”. Y preferiría morir antes de entregarte el control. Ahora se sienta en el Trono de Hierro, sus enemigos han muerto y sus seguidores más leales –Jaime y su guardaespaldas la Montaña – están a su lado. Reine en la sangre, Su Majestad.
.
.
4. Sansa Stark Si una princesa de Disney tuviera pesadillas, la historia de Sansa Stark es lo que la despertaría gritando. La hija mayor de Ned tenía unas ilusiones sobre el mundo y su seguridad dentro de este. Pero fueron completamente destruidas. Su silenciosa e innata audacia política, junto a la fortaleza emocional, le han permitido escapar de situaciones que le hubiera costado la cabeza a cualquier otro Stark. Evitó ser destruida por Joffrey, Cersei, Meñique y Ramsay –convirtiéndose en una de las favoritas de los fanáticos en ese proceso – y ahora construirá o destruirá el reino en el Norte de su medio-hermano Jon Snow. Algunas veces, los lobos solitarios sí sobreviven.
3. Tyrion Lannister El popular personaje que llevó a Peter Dinklage a ser portada de ROLLING STONE en su versión estadounidense, el Gnomo, es casi siempre el tipo más inteligente en la habitación. Pero lo que importa es que es usualmente, también, el más decente, luchando por hacer lo correcto y yendo en contra de su despiadada familia y su medio deshonesta naturaleza. ¿Puede recomponerse de su lapso más imperdonable, el asesinato de su exnovia Shae, al ayudar a la Madre de Dragones a labrar un camino de libertad y conquistar el mundo civilizado? Cualquiera que sea la respuesta, esto sí es seguro: es un arrecho, es chistoso y es fascinante.
2. Jon Snow Espera: ¿Me estás diciendo que uno de los tres personajes principales de la épica serie de fantasía es un depresivo adolescente que se viste de negro y se preocupa por las chicas? Desocupa el Trono de Hierro, necesitamos sentarnos. Pero Lord Snow, interpretado por el melancólico galán Kit Harrington, ha llegado muy lejos a pesar de su triste origen. Peleó para salvar el reino de los salvajes y después se enfrentó a los Caminantes Blancos y su horda de zombies para salvar a sus exenemigos, una decisión que le costó la vida a manos de sus subordinados. Y no acabó ahí. Jon fue resucitado por la Mujer Roja, recapturó su hogar ancestral Winterfell de las manos del degenerado de Ramsay Bolton y fue coronado en el Norte. Pero ni él conoce la verdad: es el hijo secreto de un príncipe Targaryen, haciéndolo no solo el Rey en el Norte, sino la Sangre del Dragón. Él es la Canción de hielo y fuego.
Es la heredera de una familia poderosa y disfuncional con enemigos todavía más poderosos y disfuncionales. Su historia es una confrontación con ideas complejas sobre el sexo, la guerra, el género, la raza, la política y la moral. Es interpretada por Emilia Clarke, una actriz que pasó de ser desconocida a convertirse en una estrella en solo una noche, con . Oh, y es una profeta a prueba de fuego con un trío de dinosaurios nucleares a su disposición. Ahora, después de seis temporadas de espera, se dirige a Westeros para retomar el Trono de Hierro y, tal vez, salvar a la humanidad de las frías manos de los Caminantes Blancos. La Madre de Dragones es la encarnación de todo lo que hace grandioso a Game of Thrones. Arrodíllense.
Bootstrap Slider

Deja tu opinión sobre el articulo: