fbpx

Fashion Special: Daniela Botero, la mirada que detiene el tiempo

De niña recitaba a García Lorca de memoria, le gustaba que la escucharan hacerlo, en cambio no soportaba que le dijeran, “¡Qué ojos tan bonitos, pareces una muñeca!”. Cuando las personas cercanas a su familia la alababan cerraba con fuerza sus impresionantes ojos verdes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Fotografías por Ivan Brun. M&H : Fiorela Viloria

Hija única, un poco mimada, siempre fue independiente y decidida. Se acostumbró desde muy joven a ver su rostro en los diarios, a ser fotografiada en los eventos sociales de Cali. Viajó a Paris a estudiar Comunicación, y en un restaurante un scout de una importante casa de modas le propuso ser parte de un universo que ella no había contemplado. Aceptó estar ante los ojos del mundo. Se convirtió en modelo de innumerables campañas, pero siempre lo hizo en sus propios términos. Usaba la ropa que decidía usar, y siempre supo dos cosas: “El tiempo corre” y “ser modelo no es suficiente”.

Tras años de explorar los matices de su mirada, Daniela decidido que el cine, ese arte que el director ruso Andrei Tarkovski definió como “una forma de esculpir en el tiempo”, sería su destino. Nunca ha soportado perder el tiempo, pero ama las películas que hacen que el tiempo se suspenda; por eso trabaja incansablemente y se prepara con los mejores para proyectar su mirada en una pantalla grande. Actualmente sueña y despierta cada día para ponerse en la piel de una diva, le gustaría interpretar a una de esas diosas de Hollywood clásico, mujeres que, como ella, trascendieron del sendero de la belleza para asumir los designios del poder, para abrir la puerta a otras formas de ver el mundo.

COMING SOON : Córtalas es el próximo estreno en que Daniela se conectará de nuevo con el mercado cinematográfico hispanoamericano. Fotografías por Ivan Brun. M&H : Fiorela Viloria

Hablamos con Daniela sobre dar pasos en firme hacia donde desea estar como actriz, con su reciente participación en la exitosa serie Run Coyote Run, sobre cómo ha sido volcar su determinación y disciplina a la interpretación en tiempos de pandemia y cómo comparte corazón y mirada de artista con su Ilana, su hija de ocho años.

¿Ser modelo no es suficiente?

Nunca fue mi intención ser modelo; muy temprano, en mis primeros dos años modelando, descubrí que quería actuar. En ese momento viaje a New York, empecé a estudiar dos años en la academia de Lee Strasberg. Fue hace ocho. En esa época quedé en embarazo de mi hija Ilana. Hacerme cargo de ella me hizo consciente de la necesidad de equilibrar los niveles de poder entre hombres y mujeres, en ese escenario la actuación es una opción importante. Además, mi familia siempre estuvo involucrada en la moda, siempre supe qué quería usar y qué no, era difícil hacer valer ese criterio como modelo, la actuación va más con un carácter fuerte.

Fotografías por Ivan Brun. M&H : Fiorela Viloria

¿Además de estudiar actuación, en qué forma te acercaste inicialmente a ese mundo?

México siempre ha sido un país que me ha acogido, sentí que era natural iniciar allí. En el Festival de Cine de Morelia conocí a varios directores y productores, conocí a Santiago García, con quien filmamos recientemente una película para Sony, se llama Córtalas y es dirigida por la maravillosa María Ripoll. En Morelia también conectamos con Gustavo Loza que dirigió Run Coyote Run, una serie exitosa, y pude participar como Catalina en varios capítulos entre 2018 y 2020. Paralelo a eso he estado en Betty en NY, 100 días para enamorarse y Hermandad, con Paz Vega y Manolo Cardona.

 ¿Cuáles son los mayores retos en este momento?

Perfeccionar mi acento, trabajo duro con mi dialect coach en perfeccionar mi inglés. Mi objetivo principal es hacer cine, ingresar al cine estadounidense, ahí está mi energía.

CON ACENTO PROPIO: Daniela enfrenta el reto de actuar en producciones americanas preparándose intensivamente para perfeccionar su acento. Fotografías por Ivan Brun. M&H : Fiorela Viloria

¿Y qué tipo de personajes disfrutas más?

Estuve audicionando para interpretar dos divas de los años 50, eso me encantaría. Tuve que tomar clases de baile para complementar el conocimiento de ese oficio; creo que estas divas no se limitan a ser guapas, son mujeres que saben dominar a los hombres, tienen carácter, son independientes, se parecen a nosotras, las mujeres de estos días. Son personajes que requieren trabajo emocional, una elaboración psicológica, la construcción de un personaje complejo. Pero también me entusiasma la acción, hay proyectos increíbles, me encantaría estar en Bond o en algo con esas características.

El virus ha traído calma y la posibilidad de acercarse a nuevas energías.

¿Cómo ha sido la pandemia para ti?

El año anterior hice mil cosas, viajé mucho grabando las series, también por la Semana de la Moda de París fue un tiempo intenso. Aunque soy muy apegada a mi familia he pasado casi nueve meses sin verlos. Sin embargo, esto muestra un aspecto positivo y es que, pese a que me gusta estar involucrada con Latinoamérica y sus artistas, he tenido que soltar un poco e involucrarme más acá.  He aprovechado para hacer master classes con Bernard Hiller, un reconocido coach de actuación, y he trabajado en mi acento. Pero también me he dedicado a compartir con mi hija. Este tiempo ha sido como una limpieza en mi vida, para trabajar con personas nuevas y explorar nuevos proyectos.

Finalmente, ¿cómo es Ilana, tu hija, como compañera en este periodo de descubrimiento?

Desde que nació Ilana ha estado muy involucrada en el baile, ella nació con alma de artista, ama el arte, la pintura, la música, y siempre está en mis viajes. Durante la grabación de Run Coyote Run vivimos tres meses en Los Ángeles junto a mi mamá. Ella me acompaña a grabaciones, a sesiones de fotos, ve moda conmigo, nos encanta pasar el verano en Europa, en los museos, ella ha crecido con el arte. Hemos compartido eso, pero ella en mí también puede ver un ejemplo de disciplina, se da cuenta de lo que esto implica.

Su hija Ilana se ha convertido en la compañera ideal para explorar el mundo del arte y la creatividad.