fbpx

Jennifer Soto, caídas, sudor y éxito

Una mujer que se ha abierto paso en medio de un entorno que podría parecer adverso
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

CORTESÍA ADIDAS

Sobre la tabla con cuatro ruedas de Jenn Soto, se encuentra la historia de una neoyorkina criada en Jersey City, Nueva Jersey, que pasó de ser gimnasta a rodar por las calles y convertirse en un ícono femenino del skateboarding a nivel mundial.

Nacida en 1996, Soto se acercó al mundo del deporte a través de la gimnasia con tan solo cuatro años de edad. Sin embargo, ocho años después descubrió el skateboarding, su gran pasión, cuando cursaba sexto grado en el colegio. A sus trece años aprendió su primer truco y, desde ese momento, Soto nunca ha dejado de rodar, practicar y aprender.

Su inspiración para ser mejor deportista nace en las calles, pues ella explora las ciudades por medio de su patineta, al encontrar personas, historias, lugares y nuevos obstáculos para entrenarse. Soto nunca pensó que iba a vivir del skate, pero hoy en día con 23 años de edad está viviendo un sueño que empezó como un hobby: convertirse en una skateboarder profesional.

CORTESÍA ADIDAS

La aclamada competencia de deportes extremos X Games fue la primera contienda en la que Soto participó a sus 17 años. Se destacó en las prácticas preliminares para el evento, pero cuando llegó la hora de concursar, tuvo una caída que la dejó en la última posición. No obstante, esto no la detuvo. En 2018, ocupó el segundo lugar de la competencia Dew Tour en Long Beach, California. Ese mismo año, esta skater ganó la Street League Skateboarding Pro Open en Londres y hoy en día hace parte del equipo de street skateboarding estadounidense femenino que participará por primera vez en los Juegos Olímpicos.

Con un estilo descomplicado y liviano, Soto recorre las calles de Los Ángeles, la ciudad donde ahora vive, en busca de nuevos retos. Su talento sobre la tabla la ha llevado a ser parte del equipo Adidas Superstar 2020, como también la inspiración de miles de mujeres que practican skateboarding alrededor del mundo.

En un entorno dominado por hombres, ella anima a la próxima generación de patinadoras a arriesgarse a pesar del miedo y el qué dirán. Piensa que esa es la forma de abrir espacios para las mujeres y generar vínculos indispensables para el crecimiento de todas. La autenticidad, la independencia y la autonomía son su bandera: “Tienes que ser única”, dice Jenn.