fbpx

La sostenibilidad y el café convergen en el hotel Costa Rica Marriott Hacienda Belén

Su apuesta por el cuidado del medio ambiente y sus actividades culturales hacen de este el destino perfecto para los viajeros sedientos por el aprendizaje
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cortesía Marriott

Además de suponer un descanso de la rutina diaria, las vacaciones son a su vez una oportunidad ideal para aprender un poco sobre aquel destino que nos recibe por unos cuantos días o semanas en el año. Con esto en mente, el hotel Costa Rica Marriott Hacienda Belén, uno de los más emblemáticos de la marca en todo Latinoamérica y, operado directamente por Marriott International, ha creado una serie de experiencias que, sumadas a su principio de sostenibilidad y su mágica arquitectura, hacen de este, un lugar ideal para relajarse en el epicentro de Centroamérica y, a la vez, adentrarse en la historia, el cuidado por el medio ambiente, la gastronomía y la cultura cafetalera de uno de los países más bellos del mundo.

Ubicado en medio de una antigua plantación de café a unos cuantos minutos del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría en San José, la capital costarricense a la cual podemos llegar desde Colombia en vuelo directo desde Bogotá por Wingo, el Costa Rica Marriott Hacienda Belén es un espectáculo visual cuya arquitectura rememora las grandes haciendas coloniales de estilo español donde se cultivaban los valiosos granos que permitieron la apertura del mercado de Costa Rica. Su arquitectura crea un puente entre el lujo moderno y los espacios del viejo mundo cargados de historia y cuidado por los detalles. Sus jardines están minuciosamente diseñados y la amplia vegetación evoca un leve espíritu europeo pero conservando el ambiente tropical. Aquí no hay lugar para el lujo tecnológico y rígido de los hoteles citadinos, este es un lugar para respirar y sentirse como en casa.

Cortesía Marriott

Sea por vacaciones planificadas o por el simple escape de la monotonía pandemica, El Costa Rica Marriott Hacienda Belén cubre ambos frentes de manera categórica. Si bien funciona como hacienda de descanso con actividades guiadas, su majestuosa piscina y su inigualable SPA lo hacen un refugio perfecto. Su atractivo no es netamente arquitectónico ya que entre sus pasillos se pueden encontrar piezas de arte únicas y singulares como la enorme Puerta de La Cava cuya antigüedad supera los cien años, la pintura de los cuatro arcángeles, una urna funeraria precolombina en la que se guardaban las cenizas de los líderes indígenas, las antiguas camas que se usaban antiguamente para secar el café y mucho más.  Gran parte de las piezas y los artefactos fueron donados por familias de la ciudad que encontraron en el hotel, el lugar perfecto para que estas pudieran conservar su valor histórico y artístico.

Sostenibilidad y sustentabilidad

El hotel Costa Rica Marriott Hacienda Belén tiene el equilibrio perfecto entre un ambiente colonial, la filosofía y los valores corporativos necesarios para el uso de las tecnologías que buscan cuidar el planeta. Es así como, a partir de noviembre, contará con una micro-red eléctrica que reducirá las emisiones de CO2 y disminuirá el consumo eléctrico con la instalación de más de 450 paneles solares, los cuales producirán y almacenarán energía limpia para la operación de todo el complejo.  Dicho proyecto lo hace pionero en las nuevas tecnologías eco ambientales dentro la cadena Marriott en Latinoamérica.

“Proyectamos generar un beneficio al ambiente con la reducción de las emisiones de carbono, al tiempo que se disminuye el consumo eléctrico”, explicó Daniel Grew, director estratégico en sostenibilidad de CPG Hospitality. “Esta acción es consecuente con las inversiones realizadas desde el año 2017 que inciden en la sostenibilidad como elemento central para mejorar la experiencia de nuestros huéspedes”.

Esta iniciativa surge a raíz del programa Serve 360 de Marriott International, con el que la cadena busca tener un impacto positivo en el ambiente y las comunidades que les rodea, invitando a los viajeros a que también hagan parte de ella con actividades como siembra de árboles, el desuso de plásticos de un solo uso y una mentalidad de lavandería sostenible.

“El viajero de hoy si bien disfruta de un resort con todas las comodidades, busca opciones que, en paralelo, mantengan una operación amigable con el ambiente, de manera que su visita sea confortable y no represente un alto impacto al ambiente”, expresó Dennis Whitelaw, Gerente General de Costa Rica Marriott Hacienda Belén.

Cortesía Marriott

Experiencias inolvidables

La visita no estaría completa sino fuera por Taste of Place, un programa en el que los viajeros tienen la posibilidad de aprender sobre café, cacao y miel de manera inmersiva con catas ofrecidas por pymes locales.

Una de ellas es Organikos, una empresa que trabaja de la mano de pequeños agricultores costarricenses de tales granos y la cual invierte el 100% de sus ganancias a la conservación y regeneración del hábitat de las aves. Mientras que las degustaciones de miel están a cargo de Pollen Keepers, una pequeña empresa familiar de larga trayectoria apícola, que extrae su materia prima respetando el medio ambiente y reconociendo la importancia de las abejas en los ecosistemas.

Aquí no solo hay espacio para darle gusto al paladar, ya que bajo el lema “Tu basura, nuestra materia prima”, la cooperativa Wagat ofrece talleres presenciales y virtuales impartidos por mujeres que producen piezas artesanales a partir de materiales reciclados.

Por su historia, principios y entorno, el hotel Costa Rica Marriott Hacienda Belén ofrece experiencias culturales y educativas en las que sus huéspedes podrán conectar con el entorno en el que se encuentran. “Queremos que nuestros huéspedes hagan de su viaje una experiencia placentera con un propósito más significativo”, sostiene Whitelaw.

Para los verdaderos amantes del descanso está Kuö Spa, un maravilloso epicentro de relajación que se entrelaza en la naturaleza del entorno ofreciendo a todos sus huéspedes una experiencia especial y relajante a través de diferentes tratamientos como el uso del café y cenizas volcánicas. Cuenta con diferentes espacios de relajación como jacuzzis, saunas, salas de relajación y masajes guardando una unidad en la perfección y calidad del servicio. Entre su equipo de excelentes profesionales, una experta de los masajes invidente hace magia con su manos y exorciza todos nuestras dolencias.  Para Marriott International la inclusión de personal en situación de discapacidad es uno de sus valores institucionales.

Cortesía Marriott

Sea por vacaciones o por trabajo, el Costa Rica Marriott Hacienda Belén es la entrada directa a Costa Rica y es el primer punto para aterrizar en el país centroamericano. Su ubicación lo hace un punto de referencia para disfrutar de la capital; de la variedad de sus zonas y jardines y; lo convierte en una base obligatoria para los visitantes que buscan hacer viajes de recorrido por todo el país.