fbpx

#NTLVE, inclusión y diversidad, claves en el ADN de Smirnoff

El vodka más importante del mundo celebra la individualidad y trae nuevas presentaciones de lulo para Colombia y tamarindo para México
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cortesía Smirnoff

De acuerdo con los testimonios de Anne Nosko (VP Smirnoff Global), Ana María Vásquez (Directora de Marketing e Innovación para Diageo Colombia) y Paulina Aguilar Neville (Head of White Spirits Diageo México), la prestigiosa marca ha concebido esta nueva campaña para invitarnos a vivir lo que nos hace únicos sin dar explicaciones porque Smirnoff siempre busca transformar lo ordinario.

Desde sus orígenes, Smirnoff ha ido más allá de lo establecido, buscando siempre reinventarse; por eso, por la calidad insuperable de su líquido, y por su increíble historia, conserva su lugar como el vodka número uno del mundo. Smirnoff ha sido siempre una marca versátil, dispuesta a acompañarnos en cualquier ocasión, y esto la ha llevado a ocupar un lugar privilegiado en la cultura popular, estando siempre vigente, adaptándose a las nuevas culturas, tendencias y generaciones.

En su propósito de crear y direccionar las tendencias, en lugar de seguirlas, Smirnoff hoy propone una revolución que nos invita a celebrar la vida, inspirándonos a disfrutar la autenticidad, por eso #NTLVE (No Te Lo Voy A Explicar) es mucho más que una campaña, es todo un movimiento que nos empodera a partir de nuestra propia autenticidad para que vivamos sin dar explicaciones.

#NTLVE nació en Colombia en el año 2020, y se convierte en el punto de encuentro para las personas que se sienten orgullosas de lo que son, exaltando aquello que las hace especiales, porque Smirnoff entiende que las diferencias nos unen y nos enriquecen para hacer brillar todo nuestro potencial cuando ejercemos la libertad de ser fieles a nosotros mismos. #NTLVE encarna esa actitud que se atreve a ir contra la corriente para generar una gran transformación social y cultural a través del respeto y la aceptación, porque al ser auténticos le damos a la vida el mejor sabor.

Cortesía Smirnoff

En este movimiento, Maluma se convierte en voz de una generación, para llevar el mensaje a toda América Latina, elevando sus voces y celebrando su identidad, porque Smirnoff es democrático, y aquí cabemos todes, sin necesidad de buscar aprobación ni aceptación.

Como vocero de #NTLVE, Maluma nos invita a brindar responsablemente con Smirnoff X1 Lulo para Colombia y Smirnoff Tamarindo para México, sabores auténticos de cada país con la calidad del vodka número uno en el mundo; así se crea la combinación perfecta para una generación que no cree en los estereotipos y busca nuevas experiencias. Este es el tipo de revolución que Smirnoff busca liderar con un movimiento que no cree en las etiquetas, celebra la diversidad, inspira, respeta los gustos y vive de manera original, como lo ha hecho Smirnoff en todo el mundo, desde 1864.

A nivel mundial, Smirnoff apoya los esfuerzos para dar visibilidad a las comunidades que vienen ganando un terreno que jamás ha debido negárseles. En los EE. UU., por ejemplo, se ha comprometido a que al menos el 50% de su equipo pertenezca a las comunidades BIPOC y LGBTQIA+, y ha sido una de las primeras marcas en el mundo en traer parejas del mismo sexo a su publicidad. Vivir la diversidad está profundamente conectado con el ADN de su personalidad inclusiva y cercana, representante de millones de voces que piensan que las mejores cosas de la vida deben celebrarse en lugar de explicarse.

Smirnoff tiene una larga historia como abanderada de la diversidad, y ha sido una orgullosa partidaria de la comunidad LGBTQ + durante más de 25 años, asociándose con muchas organizaciones, activistas e influencers de todo el mundo. Estos esfuerzos continúan hasta el día de hoy en su compromiso continuo con la Campaña de Derechos Humanos o su trabajo con el Transgender Law Center en los Estados Unidos.

En este panorama, Maluma es el vocero ideal porque la música es un lenguaje universal que no tiene límites e invita a la gente a festejar, independientemente de sus orígenes, estilos o personalidades. Smirnoff celebra el poder inclusivo de la música, particularmente en su trabajo con ‘Smirnoff Equalising Music’ en el Reino Unido, donde aborda el desequilibrio de género dentro de la industria de la música. En México también ha empleado la plataforma Radix para apoyar al talento emergente, buscando brindar oportunidades similares para apoyar a quienes inician una carrera musical.

La alianza con Maluma como embajador representa un hito para Smirnoff porque él personifica valores de inclusión y diversidad. Su música, su personalidad y su historia son una inspiración para llevarnos a buscar una sociedad más tolerante, diversa e inclusiva. Es la mejor combinación que puede existir, un testimonio de la época en la que vivimos para celebrar aquello que nos hace especiales. Y si no eres capaz de entenderlo, no te lo vamos a explicar.