fbpx

Una visión integral de la nutrición deportiva

Gracias a la tecnología y sus distintas perspectivas en la nutrición, el Dr. Theo Fit (Theodoro Pérez-Gerdel) busca darle a sus pacientes herramientas completas para cumplir sus objetivos en salud
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Daniela Castañeda

Ya sea por azar o por destino, la nutrición se cruzó en la vida del médico Theodoro Pérez-Gerdel antes de que tomara la decisión de dedicarse de lleno a esta disciplina. “No solo es un tema académico y formativo, sino todas las circunstancias me han llevado a trabajar en donde estoy en este momento”, cuenta desde su consultorio en la ciudad de Bogotá.

El Dr. Theo Fit, como se le conoce en redes sociales, es médico con formación en medicina interna de la Universidad Central de Venezuela y hace cinco años llegó a Colombia guiado por el amor. Poco a poco la vida lo iría encaminando hacia su vocación hasta que, en parte guiado por la sed de aprendizaje que le imprimió el haber crecido en un hogar de médicos y abogados, optó por seguir educándose en aquello que le apasionaba. Fue así como logró certificarse como nutricionista deportivo de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva (CISSN), entrenador personal del Consejo Americano de Ejercicio (ACE) y antropometrista de la Sociedad Internacional para el Avance de la Cineantropometría (ISAK), conocimientos que le han permitido dar un enfoque integral a sus consultas.

Sin embargo, en 2019 una nueva disciplina tocaría a su puerta y marcaría un punto diferencial en su carrera: el CrossFit. “También forma parte de mi interés en la nutrición cómo he incursionado en el deporte, porque no es solamente trabajar en un plan de alimentación. Soy deportista y al serlo tengo ese engranaje con la parte clínica”, sostiene.

SENTIDO HUMANO: Con los años, el Dr. Theo Fit ha establecido la empatía, la escucha y la tecnología como los pilares de su ejercicio. Daniela Castañeda

Sus consultas no están dedicadas únicamente a individuos que pertenezcan al mundo del fitness, pues su consultorio está abierto a pacientes de todas las edades y con cualquier tipo de necesidad. Es por esto que, en sus sesiones de una hora, hace un interrogatorio que le permite conocer las necesidades de cada quien, para posteriormente hacer estudios de composición corporal, ya sea mediante la antropometría o la bioimpedancia eléctrica. “Una vez recopilados esos resultados, nos sentamos 10 minutos a analizar cuáles van a ser sus procesos y luego reciben un plan de alimentación. Si lo desean, también pueden recibir un plan de entrenamiento”, explica.

Uno de los grandes diferenciadores de su trabajo es la tecnología con la que cuenta y de la cual se siente muy orgulloso porque uno de sus pilares es el abordaje científico, “Para eso me formo constantemente, para ofrecer las mejores herramientas diagnósticas”. Además de contar con los instrumentos antropométricos recomendados por la ISAK, su consultorio está equipado con un Analizador de Composición Corporal Médico mBCA SECA, que es utilizado para medir a profundidad y de manera más precisa los porcentajes de grasa, masa magra e incluso la salud celular en el cuerpo humano.

Estos procesos que ha adelantado en los últimos años le han permitido visitar otras ciudades del país como Medellín (donde tiene otro consultorio), Manizales y Villavicencio, experiencias que le han dado una perspectiva más profunda de la nutrición más allá de lo estético. “La diversidad [del país] permite que la gente tenga la oportunidad de tener mayor acercamiento a la comida y pueda entender qué es un plato saludable. Me ha dado la oportunidad de poder expandir mejor mi trabajo”, asegura.

Por lo pronto, el Dr. Theo Fit seguirá su camino de aprendizaje con un doctorado en Ciencias Biomédicas y Biológicas en la Universidad del Rosario, y algún día espera que Team Brócoli, la comunidad de sus pacientes, se convierta en una fundación que apoye a atletas de diferentes disciplinas de cara a sus competencias.