El Celino Hotel de Miami reinventa una parte histórica de la ciudad

El peso que ha tenido el nuevo hotel en Ocean Drive ha hecho que cambie toda la zona

POR ROLLING STONE | 15 Feb de 2019


Pensar en Miami es imaginarse largas playas con cientos de personas asoleándose bajo el sol de la Florida, unos cuantos haciendo ejercicio y unos buenos cocteles en bares de película. Pero también hay muchas zonas que se alejan de eso y que han sido descuidadas. Ocean Drive solía ser una de esas. Las casas antiguas no habían podido soportar el paso del tiempo y el esplendor que había tenido hace unas décadas, se estaba quedando allá, en el pasado. Con la llegada del Celino Hotel, la zona ha sido restaurada y el brillo ha regresado.

“Desde la recesión, Ocean Drive ha estado pudriéndose. Muchos de los dueños no habían hecho nada con sus propiedades”, dijo Ricardo Tabet, dueño del proyecto. “Es una pequeña joya que tenemos, y cuando vimos que podíamos reunirlas, lo vimos como una oportunidad. Podíamos convertirnos en el catalizador para que el resto de la calle haga algo con sus casas”.

Tabet compró tres construcciones históricas –el Park Central Hotel, Heathcote Apartments y el Imperial Hotel– por unos USD $50 millones en 2013. Los renovó y se dio cuenta de que sus vecinos comenzaron a hacer lo mismo con sus propiedades. Como explica el líder del proyecto, terminó convirtiéndose en “un pequeño renacimiento”.

El resultado llevó al Celino Hotel a ser considerado uno de los 12 hoteles con mejor diseño en 2017, según la revista especializada Architectural Digest. Tabet invitó a cinco arquitectos para que entregaran sus propuestas y, en una especie de competencia que duró más de cinco años, encontró al ideal. Además, se unió con la compañía canadiense Ink Entertainment para organizar eventos de moda y gastronomía en el hotel.

La unión entre la arquitectura clásica e histórica de los edificios, junto a la modernización de los espacios e ideas arriesgadas –como una piscina de vidrio en el techo–, han convertido al Celino Hotel en uno de los pequeños hoteles de lujo más esperados del momento. Ni siquiera ha abierto sus puertas y ya ha estado en listas de turismo, además de tener un impacto sumamente positivo en Ocean Drive.

Cuando sea inaugurado en la primavera estadounidense este año, no hay duda de que la zona seguirá retomando su resplandor y el hotel se convertirá en uno de los más visitados de Miami.


Deja tu opinión sobre el articulo: