The Reef Resorts, descanso de calidad en la península de Yucatán

Una cadena de hoteles que piensa en todos los públicos para ofrecer experiencias vacacionales que se quedan en el corazón

POR ROLLING STONE | 19 Sep de 2019


En la última década Playa del Carmen se ha reinventado al lograr importantes inversiones por parte de diferentes cadenas hoteleras y al desarrollarse como destino turístico. Hoy se proyecta como una ciudad mucho más joven y bohemia. El espíritu hipster e indie empieza a hacerse visible; esto se debe, al menos en parte, a las políticas públicas que buscan incentivar la llegada de nuevos negocios y a la implementación de proyectos para las nuevas audiencias.

Entre las políticas de turismo que están cambiando el turismo local, están los estándares de los ‘todo incluido’, porque cuando existen leyes en torno a este tipo de ofertas, todo se alinea con un solo objetivo: la calidad.


Y entre los mejores ‘todo incluido’ de Quintana Roo, están los Hoteles The Reef Resorts, una cadena que ha sabido evolucionar a través de los años, y que actualmente asume posiciones de liderazgo, y no solo por su oferta, sino también por sus filosofías ambientales y sus ubicaciones estratégicas. Adicionalmente, el grupo hotelero se ha tomado en serio la modernización del concepto y la globalización: “Menos es más, pero, fundamentalmente por donde lo veamos, el tema es que ‘el cliente siempre tiene la razón’”, afirma Germán Fayad, gerente de la cadena.

Todo el grupo continúa en un constante proceso de reinvención, buscando incansablemente la vigencia y relevancia ante el mercado. “Una de las conclusiones es que el grupo, de manera conjunta y de manera convencida, debe apuntar siempre a que el cliente exceda sus expectativas y tenga una experiencia vacacional inolvidable. Y aunque es relativo, siempre nos ubicamos en el contexto de la otra persona, en el nuestro y en lo que somos. Lo que hacemos, debemos hacerlo no solamente bien, sino que debe superar las expectativas de lo que ofrecemos”.


Para el hotel The Reef Playacar, una de sus marcas insignia, las nuevas generaciones de consumidores se han convertido en una prioridad. Ahora que todo se ha vuelto más sensorial, e incluso más espiritual; desde el look and feel hasta la gastronomía han ido evolucionando y se han ido enfocando en los jóvenes. “Hoy por hoy, ya son nuestros hijos, nuestros primos que han ido estudiando, se han ido profesionalizando, que han ido a conocer el mundo para hablar y crear desde la experiencia, y eso es lo que la gente está buscando”. Y está claro que el hotel va en ese sentido, siguiendo una tendencia joven. Hoy, cuando el mercado electrónico y las redes sociales son vitales, el impacto en la decisión final del consumidor es una realidad: “Ya reconocimos que las nuevas generaciones creen más en los aparatos móviles que en cualquier otra cosa”.

Son tres hoteles Reef: The Reef 28 Playa del Carmen, un complejo urbano a una cuadra de la ‘Playa Mamitas’, y muy cerca de la legendaria Quinta Avenida, en una ubicación perfecta para quienes quieren salir de compras o ir a las discotecas más importantes del lugar. Un ‘todo incluido’ boutique de lujo, exclusivamente para adultos con una oferta enfocada en el bienestar y la relajación. En su rooftop se concentra toda la actividad, y a partir del mediodía el huésped puede disfrutar de un delicioso coctel en la piscina, ambientada por un DJ que mezcla música electrónica en vivo.


The Reef 28 es un concepto diferente en Playa del Carmen, perfecto para parejas, gente sola, grupos de amigos, despedidas de solteros. Al hospedarse allí con el ‘todo incluido’, es posible pasar el día en los hoteles hermanos The Reef Playacar y The Reef Coco Beach, disfrutando del club de playa y de todos sus servicios.

“El mercado ha evolucionado, ahora hay gente que viaja en pareja, e inclusive sola. Personas que están un rato en el hotel, luego van a cenar, hacen una excursión, y luego una ruta en la noche. Bien sea dentro de nuestro hotel o en las diferentes actividades que hay en Playa del Carmen, nos hemos preparado para esa evolución, y continuamos en ese proceso de actualización”.

The Reef Coco Beach se ha enfocado especialmente en el mercado familiar, incluso con productos pensados en los niños. The Reef Playacar sigue siendo familiar, pero también se ha abierto hacia parejas y gente joven que busca algo de aventura, personas que buscan actividades colaterales como buceo, paracaidismo con aterrizaje en la playa del hotel, excursiones al mar o a las cuevas.


Quintana Roo ha sido uno de los primeros estados mexicanos en los que ya existe una ley muy precisa sobre la convivencia con el medio ambiente, y define todas las acciones a cumplir en el manejo de las aguas, de plásticos y el uso de energía no renovable. Y esta es una de las apuestas del The Reef Playacar. Han emprendido proyectos internos para adoptar las mejores prácticas ecosostenibles y amigables con el medio ambiente. El hotel está ubicado en medio de una reserva selvática con una flora y una fauna cuidadas y respetadas desde su inicio. Toda la vegetación y especies son originarias del mismo sitio y la propiedad tiene tres cenotes que se han conservado. También hay plantas que se encargan exclusivamente del tratamiento de aguas negras, y el uso del aire acondicionado ha sido pensado según la necesidad de cada espacio.

Teniendo en cuenta que Cancún recibe cada año al menos veinte millones de personas, The Reef Playacar es un complejo realmente sobresaliente en la ciudad de Playa del Carmen. Sus áreas comunes, entre las que se encuentran dos piscinas, evocan lo mejor del espíritu californiano en una mezcla salvaje con la naturaleza mexicana. Es importante destacar que su bufet es estupendo. La gastronomía es uno de los valores más notorios de la cadena, y se preocupan no solo por cumplir con el concepto de ‘todo incluido’, sino que desarrollan su cocina con un concepto claro de calidad.

Para los amantes de la playa, el hotel cuenta con cientos de metros casi privados, con varias de las mejores atracciones deportivas y de entretenimiento. El hotel The Reef Playacar tiene muy clara la idea del lujo moderno donde menos es más, cuidando a fondo hasta el último detalle.


Deja tu opinión sobre el articulo: