Pink Floyd en 10 canciones

Los lectores de ROLLING STONE escogieron sus temas favoritos de la legendaria banda británica

por ROLLING STONE | 09 Nov de 2018


Hace unos años, bajo la excusa de que Roger Waters, David Gilmour y Nick Mason se iban a reunir para un concierto en Londres, hicimos una encuesta entre nuestros lectores para que escogieran sus 10 canciones favoritas de Pink Floyd. Ahora, mientras se acerca el concierto de Roger Waters en Bogotá, decidimos recordar este listado.


10. Hey You


En Historias de familia, el personaje interpretado por Jesse Eisenberg presenta Hey You como una composición suya en un concurso escolar. “Sentí que pude escribirla”, le dice más tarde al psicólogo del colegio. “El hecho de que ya estuviera escrita es un detalle”. Roger Waters, que sí la escribió, seguramente no estaría de acuerdo.

9. Dogs


Animals¸ el LP de 1977 de Pink Floyd, es uno de sus trabajos más controversiales. Algunos adoran las canciones largas y lo ambiciosa que fue la propuesta, mientras que otros creen que no tiene el encanto de sus trabajos anteriores. Dogs, que ocupa casi todo el primer lado del disco, es una de las favoritas de los fanáticos más acérrimos de la banda. Grabada casi en la cima de la escena de rock progresivo de los 70, dura más de 17 minutos. Era el tipo de tema que hacía que Johnny Rotten caminara por Londres con una camiseta que decía “I Hate Pink Floyd” [Odio Pink Floyd]. Es tan larga, que durante la gira In the Flesh de Roger Waters, entre 1999 y el 2000, los integrantes de la banda que no tocaban en la parte de la mitad, se ponían a jugar cartas.

8. Us and Them


El corte más largo de Dark Side of the Moon es también el más tranquilo del clásico de 1973 y funciona como argumento para las personas que creen en la ridiculez de que el álbum fue hecho para ser escuchado mientras se ve El mago de Oz. Dicen que la bruja aparece cuando cantan “black, black” y, al cambiar la cámara a Dorothy (que usa un vestido azul), Gilmour canta “blue, blue, blue”. También, parece que una de las bailarinas entonara “ordinary men”. Si estuvieras fumado en 1977, esto sería muy profundo.

7. Another Brick in the Wall (Part 2)


Esta canción le dio a Pink Floyd algo que no tenía y que no volvió a conseguir: un sencillo en el Número Uno. El productor Bob Ezrin merece un gran reconocimiento porque convenció al grupo de meter un beat disco en la canción. También pensó en traer un coro de niños, un truco que ya había usado en School’s Out de Alice Cooper. Muchos años después, cuando crecieron, intentaron demandar a la banda para que les entregaran regalías por su trabajo en el tema.

6. Money


Fue el primer sencillo de los ingleses que entró a los listados de Estados Unidos y terminó siendo una de sus canciones más recordadas. Las emisoras de rock clásico la ponen todo el tiempo, y tanto Floyd como Roger Waters en sus conciertos como solista, la han tocado miles de veces en vivo. Los amantes de la teoría de la película adoran el tema porque la caja registradora suena exactamente cuando la cinta cambia de color. Obviamente, la única explicación es que el grupo sincronizó el disco con El mago de Oz.

5. Echoes


Antes de que Roger Waters se convirtiera en la persona responsable de escribir las letras de la banda, Pink Floyd funcionaba como un cuarteto en el que todos aportaban. El mejor ejemplo de esto es el clásico de 1971, Echoes, en el que todos los integrantes ayudaron notablemente. La canción de 23 minutos ocupa la segunda mitad de Meddle de 1971. La mejor versión puede estar en el concierto Live At Pompeii.

4. Shine On You Crazy Diamond


Este tema es un tributo a Syd Barrett, líder original de Pink Floyd. Cuando la escribieron, Barrett había estado por fuera de la banda por siete años, pero su espíritu los seguía guiando. “Remember when you were young” [Recuerda cuando eras joven], canta Gilmour sobre su viejo amigo. “You shone like the sun. Shine on you crazy diamond” [Brillaste como el sol. Sigue brillando, diamante loco]. Después se refiere a la locura que obligó a Barrett a dejar la banda: “Now there’s a look in your eyes, like black holes in the sky” [Ahora hay una mirada en tus ojos, como agujeros negros en el cielo]. Era uno

de los grandes momentos en los conciertos de Floyd y David Gilmour hizo una
versión magnífica en su gira solista de 2006.

3. Time


De todas las frases que Roger Waters escribió, “hanging on in quiet desperation is the English way” [aguantando desesperadamente en silencio es el estilo inglés], puede ser la mejor. La letra es de Time, que Waters hizo cuando no había cumplido 30 años y hablaba sobre lo rápido que pasa la vida. Ahora tiene 75 y cuando la canta se siente la intensidad.

2. Comfortably Numb


Si esta fuera una lista de grandes solos de guitarra, Comfortably Numb también estaría en una de las primeras posiciones. Es una de las pocas canciones de The Wall que Gilmour y Waters escribieron juntos, y muchos fanáticos sienten que es la mejor del disco. Fue el último tema que tocaron en la reunión de Live 8, es decir, lo último que interpretaron con la alineación clásica debido a la muerte de Richard Wright en 2008.

1. Wish You Were Here


Antes de tocar esta canción en Live 8 en 2005, Roger Waters le dijo al público: “Es algo emotivo, estar acá con estos tres tipos después de tantos años, para estar con todos ustedes. Bueno, hacemos esto por todos los que no están acá y, en especial, por Syd”. Un año más tarde, Barrett murió. Ningún integrante lo había visto desde que entró a la grabación de Wish You Were Here en el verano de 1975.


Deja tu opinión sobre el articulo: