Rusia rockea: bandas para escuchar durante el Mundial

Desde el legendario Stas Namina, hasta la rebeldía de Pussy Riot, te presentamos siete grupos rusos para que la música siga sonando en este mes lleno de fútbol

por SANTIAGO ANDRADE | 13 Jun de 2018


Desde la antigua Unión Soviética, hasta el día de hoy con una nueva presidencia de Vladimir Putin, el rock en Rusia siempre ha servido para expresar una posición política o unir a las personas. En Colombia sabemos muy poco (o nada) de la música que se escucha allá, pero aprovechando el Mundial, ROLLING STONE presenta siete agrupaciones de diferentes géneros (metal, punk, post-punk) que han dejado una huella en la escena rockera rusa. Tal vez no se entienda mucho de lo que dicen, pero siempre es bueno escuchar algo diferente.


Pussy Riot


Puede ser la banda rusa más famosa del momento. En realidad, más que un grupo se ha convertido en un colectivo y un movimiento feminista que lucha por la equidad de género y los derechos de la comunidad LGBT en su país. Nadya Tolokno, Masha Alyokhina y Yekaterina Samutsevich, tres de las integrantes, llegaron a los titulares de todo el mundo cuando fueron acusadas y encarceladas después de hacer una plegaria punk en una iglesia contra el presidente Vladimir Putin. En Colombia las podremos ver este año en Rock al Parque.

Gorky Park


Gorky Park es uno de los parques importantes de Moscú, una novela de crimen y una película basada en este libro. Pero también es una banda rusa que nació a finales de los años 80 y uno de los pocos representantes del glam rock soviético. Obviamente, como buena banda del género, tenía una power ballad como Stranger y sus integrantes seguían la moda andrógina de las agrupaciones estadounidenses. El video de Moscow Calling muestra todo esto. El cantante, Alexander “Big Sasha” Minkov-Marshal, parece una versión más acabada de David Coverdale, mientras que el guitarrista de pelo más largo, Alexey Belov, es una fusión entre Bret Hart y CC DeVille.

Arkona


No sé cómo llegué a esta banda, aunque la tengo en mi iPod desde hace unos ocho años. Nunca he entendido una palabra de lo que dicen, pero su música mezcla las guitarras distorsionadas del metal, con los sonidos folclóricos que parecen salir de una leyenda sobre los bosques rusos. Es un grupo que seguramente le gustará a los fanáticos del power metal, pues es común que jueguen con la mitología eslava. Si se habla de géneros específicos, Arkona podría ser parte del pagan metal, que habla de tradiciones y conceptos precristianos.

Human Tetris


Si Ian Curtis hubiese nacido en la Unión Soviética, seguramente hubiera creado algo parecido a Human Tetris, que tiene una influencia gigantesca de bandas como Joy Division o The Cure. Con 10 años de carrera, los fanáticos del post-punk deberían conocer este grupo, que al escuchar sus canciones en inglés, nadie adivinaría que son de Moscú. Con su música ya han tocado en varias ciudades de Europa y América Latina.

Stas Namina


Stas Namina es una leyenda musical y cultural en Rusia. Aparte de liderar The Flowers, una banda icónica del rock ruso, fundó y fue mánager de Gorky Park, además de tener una carrera como solista, fotógrafo, director de cine, de teatro y pintor. Según su página web, organizó la primera disquera independiente de su país y los primeros festivales en los que participaron bandas como Bon Jovi y Ozzy Osbourne. Fue una pieza clave en la escena musical soviética y no ha perdido relevancia desde que cayó la URSS.

Kino


Una agrupación legendaria del rock soviético ochentero. Y si se menciona Kino, hay que hablar de Viktor Tsoi, quien lideró y escribió casi todas las canciones de la banda. Tsoi fue una de las grandes estrellas de rock de la Unión Soviética, pero un accidente en carro terminó con su vida en 1990, cuando apenas tenía 28 años. Además de ser músico, también protagonizó algunas películas exitosas como Assa o The Needle.

Grazhdanskaya Oborona


Una de las bandas de punk más importantes de Rusia. Su nombre significa “Defensa Civil”, aunque su diminutivo, ГрОб, quiere decir “ataúd”. El grupo empezó hablando de política dentro de la Unión Soviética, hasta que su líder y compositor, Yegor Letov, le dio la vuelta al discurso para tratar temas más espirituales. El cantante murió en 2008 y la banda llegó a su fin ese año.


Deja tu opinión sobre el articulo: