fbpx

10 canciones para recordar a Chris Cornell

Hace cuatro años nos dejó una de las voces insignia del rock de los 90
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Foto por Casey Curry/Invision/AP, Archivo

Chris Cornell fue una de las voces insignia del rock de los 90 junto a contemporáneos como Kurt Cobain, Eddie Vedder y Layne Staley –y su voz era la más enérgica y virtuosa de todas. El líder de Soundgarden y Audioslave siempre será recordado por su increíble voz, quizá el vínculo más claro con aquellos increíbles antecesores de los 70 como Robert Plant de Led Zeppelin. También era un compositor extremadamente versátil que lograba transiciones fluidas entre metal amenazante y folk reflexivo, con desvíos a electro-pop estilizado y a bandas sonoras épicas. A continuación presentamos 10 canciones que nos darán una pista de su maestría.

Hunger Strike (1990)

Las canciones de Temple of the Dog Hunger Strike y Wooden Jesus fueron escritas por Cornell para Soundgarden mucho antes de la muerte de Andrew Wood, pero según el cantante, no sonaban muy bien para ser incluidas en un álbum de Soundgarden.

Rusty Cage (1991)

La canción de apertura del álbum debut de Soundgarden, Badmotorfinger, muestra a Cornell un poco más relajado. Sobre riffs de heavy metal, canta con un toque seductor: “Me despertaste / y me golpeaste con una mano de uñas rotas”.

Outshined (1991)

Luego de que Soundgarden apareciera por primera vez en los listados con el LP de 1989 Louder Than Love, Cornell se comenzó a volver introspectivo. ¿Cuál sería el paso siguiente para él y la banda? Esa mirada hacia su interior lo ayudó a comenzar a componer canciones de manera diferente para el tercer álbum de la banda. “Nunca he sido biográfico en mis letras”, dijo Cornell en un show que le abriría a Guns N’ Roses en el Madison Square Garden en 1992, “por eso, cuando escribí una frase como “‘I’m looking California and feeling Minnesota’ en Outshined, se sintió refrescante”. 

Fell On Black Days (1994)

Aunque no es tan inmediato como los otros sencillos de Superunknown, Fell on Black Days tiene un golpe emocional. En este track blusero de combustión lenta, Cornell confronta su historia con la depresión. “Es un sentimiento que todos tienen”, le dijo a Melody Maker en 1994. “Estás feliz en tu vida, todo está marchando bien, las cosas son emocionantes –cuando, de repente, te das cuenta de que eres infeliz al extremo, hasta el punto de estar realmente asustado. No hay un evento en particular al que le puedas atribuir el bajonazo, ¡simplemente un día te diste cuenta de que todo en tu vida está jodido!”.

Seasons (1992)

En esta hermosa balada en solitario de la banda sonora de la película Singles, Cornell atenuó la agonía con dulzura, el hambre con reticencia. “Los sueños nunca han sido la respuesta / Y los sueños nunca han hecho mi cama”, lamenta.

I Am the Highway (2002)

Este es uno de los sencillos más suaves del primer álbum que el Sr. Cornell grabó como el líder de Audioslave, la banda que formó con miembros de Rage Against the Machine. Y, sin embargo, es una de las interpretaciones vocales más desgarradoras de Cornell, llena de desesperación y desafío insistente: “No soy tus ruedas giratorias, soy la autopista / no soy tu paseo en la alfombra, soy el cielo”.

Pretty Noose (1996)

Pretty Noose, el sencillo principal del álbum de 1996 de Soundgarden Down on the Upside, se anuncia con una niebla amenazante de psicodelia disonante. Los riffs exóticos con wah-wah del guitarrista Kim Thayil en la parte superior fijan el escenario para la letra dolorosa e impresionista de Cornell. Está describiendo una situación que está en desacuerdo con las necesidades de uno: “Pretty noose is pretty hate”. En una entrevista de 1996 con MTV, Cornell explicó que escribió la canción acerca de una “mala idea empacada atractivamente… algo que parece grandioso en un comienzo, pero que después regresa para morderte”.

Cochise (2002)

El supergrupo Audioslave anunció su llegada con este furioso tema, el matrimonio perfecto entre la fuerza rítmica del metal alternativo de Rage Against the Machine, y los ladridos penetrantes de Chris Cornell. Tom Morello, quien estaba leyendo acerca del “intrépido y decidido” jefe Nativo Americano en esa época, le dio el título. En el furioso estribillo de la canción, “Go on and save yourself, and take it out on me” –Cornell dijo que era una situación de “estar gritándome a mí mismo, mirándome al espejo.

Ground Zero (2009)

Para su tercer álbum en solitario, Cornell se asoció con Timbaland para una serie de canciones a menudo extrañas. De estos, Ground Zero fue uno de los menos desconcertantes. Timbaland proporcionó una discoteca tartamuda de alta energía, y el Sr. Cornell asumió su papel de crooner de funk-rock.

Nothing Compares 2 U (2016)

La última canción de Cornell en ingresar a los listados antes de su muerte sirve no solo como un hermoso tributo a Prince, sino como un cálido e inesperado epitafio al propio cantante.