fbpx

Alfonso André, baterista de Caifanes continúa explorando su faceta como solista

"La música es un universo vastísimo. No debemos casarnos con una fórmula, porque si llegas a ese punto, ya no tiene sentido seguir adelante”
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cortesía Alfonso André

A lo largo de aproximadamente 36 años de carrera, Alfonso André ha sido reconocido como uno de los bateristas más importantes de América Latina. Nombrarlo es aludir a algunas de las bandas más destacadas del rock mexicano: Las Insólitas Imágenes de Aurora, Jaguares, La Barranca y Caifanes; agrupación con la que alcanzó el éxito internacional a finales de la década de los ochenta.

No obstante, hace poco más de 10 años, Alfonso André decidió, por fuera de todos estos referentes, embarcarse en una trayectoria como solista, dejando de lado los tambores para sostener el micrófono. Así lanzó dos álbumes de estudio: Cerro del Aire (2011) y Mar Rojo (2015); además de un disco en vivo tributo a David Bowie. Este año, en el marco de la crisis sanitara actual y en medio de una gira junto a Caifanes, el músico ha dado continuidad a esta faceta presentando el sencillo “Hasta el alba”, mismo que sigue los pasos de “Los Días Van” y “Canto Lunar”, temas que estrenó en 2020.

En entrevista con Rolling Stone México, el músico comparte que “Hasta el Alba” es en realidad una canción compuesta varios años atrás. “Es un tema que viene desde mi primer disco solista, pero que en ese momento no supe resolver y se quedó en el tintero. Ahora, durante la pandemia, me puse a revisar mis archivos y me encontré con esta pieza. La realicé a distancia junto con mi equipo, pero en realidad ya tenemos experiencia trabajando así, por lo que estar lejos no fue un reto”.

Para este lanzamiento, como para casi todos los que ha realizado en su faceta como solista, André se apoyó de Federico Fong en el bajo, de Javier Calderón y Lari Ruiz-Velasco en las guitarras y de José María Arreola para la letra de la canción. Sin embargo, en sus propias palabras, en esta ocasión hay una “nueva adquisición” dentro de la formación de la banda: su hijo Julián André Toussaint (integrante de Las Víctimas del Doctor Cerebro y Beta) a cargo de la batería. Anteriormente, había participado en la mezcla de algunos de los sencillos, pero ninguna de estas ocasiones había colaborado en alguno de los instrumentos.

“Disfruto poder crear música junto a mi hijo Julián”, dice apuntando al crecimiento profesional que este ha tenido recientemente. “Los últimos años lo he visto crecer muchísimo como músico y como productor, y me alegra poder presumirlo porque se ha ganado su lugar y no solo porque es mi hijo. De hecho, a veces lo ponía a competir y le daba la misma canción a él que a otro ingeniero, y siempre me gustaron más sus mezclas. Además, nos entendemos muy bien y tenemos muchas cosas en común musicalmente. En parte porque creció escuchando lo que su mamá (Cecilia Toussaint) y yo oíamos, pero también porque él tiene su propio rollo y ahora es él quien me enseña nuevas cosas”.

Asimismo, Alfonso André dedica unos minutos a ahondar sobre sus compañeros de banda, pues reflexiona que en realidad no sabe por qué este proyecto lleva exclusivamente su nombre cuando es gracias a ellos que se potencializa el resultado de las canciones. “Si te juntas con gente talentosa y dejas que cada uno aporte sus ideas, el trabajo final siempre se va a ver enriquecido. Que el proyecto lleve mi nombre podría prestarse a que se piense que yo pudiera ser el dictador y pudiera decirle a cada uno qué hacer, pero eso sería desperdiciar todo su talento. Yo me apoyo todo el tiempo en ellos porque los admiro mucho y valoro todo lo que aportan a las canciones”.

Por ejemplo, hablando de José María Arreola, el músico comenta que lo que más le gusta de trabajar con él es que siempre está abierto a rebotar las ideas y cambiar la dirección de algunas letras. “Siempre está en muy buena disposición para cambiar cosas que no me siento tan cómodo diciendo, por lo que a la hora de interpretar le agradezco mucho que las canciones estén hechas a mi medida prácticamente”.  

En el caso específico de “Hasta el Alba”, comenta Alfonso André, Arreola realizó varias propuestas de letra antes de llegar a la versión definitiva. Finalmente, la describe como una canción de amor que refleja nuestra necesidad de ser y estar con quien queremos, un deseo por abrazarnos hasta el amanecer; especialmente en el contexto de la pandemia.

De los platillos a el centro del escenario

Facebook Alfonso André

Como vocalista, Alfonso André todavía no se siente “a sus anchas”. Los pasos que caminó desde su lugar de siempre al fondo del escenario para sostener el micrófono se sintieron más bien como un salto gigantesco, según comenta. Incluso aún después de dos discos como solista, ser el protagonista le sigue pareciendo un reto.

“Ha sido complicado”, dice. “Mi posición de confort es estar detrás de los platillos. Eso de estar en frente no va mucho con mi personalidad, pero me gusta mucho cantar; así que decidí hacerlo antes de cumplir mis 50 años. Pensé que no quería irme de este plano sin haber probado con mi voz”.

“A cada rato me comentan ‘zapatero a tus zapatos’ varios de los fanáticos de mis otras bandas, lo cual es muy respetable; pero la verdad es que me siento muy orgulloso y muy a gusto de haber vencido mi miedo de estar al frente y de hacer algo con mi voz, porque tenía la curiosidad desde que empecé mi carrera. Además, lo he disfrutado un montón y me ha hecho crecer mucho como musico, compositor, arreglista y productor de mi propio trabajo; así que no me arrepiento para nada y quiero seguirlo haciendo a la par de seguir siendo baterista, porque no podría dejar una cosa por la otra”.

“A lo que voy es que siempre hay que estar con las antenas abiertas”, continúa. “La música es un universo vastísimo. No debemos casarnos con una fórmula, porque si llegas a ese punto, ya no tiene sentido seguir adelante”.

Facebook Alfonso André

Además, Alfonso André confiesa que esta faceta es una manera de poner los pies en la tierra, pues después de formar parte de Caifanes, una banda que goza de mucho reconocimiento y trayectoria, en este proyecto aún tiene que “convencer a las personas” de escuchar su música.

“Me gusta la idea de estar picando piedra y empezar otra vez en algo. No pretendo que este proyecto tenga la magnitud de Caifanes ni mucho menos, simplemente quiero hacerlo porque me produce satisfacción y porque disfruto mucho de trabajar con la banda con la que estoy”.

Los próximos pasos de Alfonso André

En el contexto actual, debido a las restricciones impuestas por la pandemia, resulta muy complicado que cualquier artista presente su música en vivo. Sin embargo, Alfonso André expresa su deseo de estar muy pronto cerca de la gente para compartir con ellos sus nuevos sencillos.

“Estamos viendo la posibilidad de hacer algo para presentar los temas nuevos. Recientemente hemos tenido la oportunidad de tocarlos por ahí en algunas sesiones en vivo en internet, pero en vivo hace un buen rato que no tocamos y ya queremos hacer algo. Probablemente muy pronto podamos hacer un show al aire libre en la escuela de música de Javier Calderón, obviamente con poca gente y con sana distancia”, señala.

Mientras tanto, el músico no se detiene, y quiere aprovechar este tiempo para seguir creando nuevos sencillos. “Ahorita estamos trabajando en una nueva rola que ya está prácticamente terminada de componer, está en forma de demo todavía y no hemos grabado nada de los tracks finales, pero creo que va a quedar muy bien. En algún momento me gustaría que todos estos temas queden plasmados en físico, en CD o en un acetato, ya sea a modo de EP o de LP”, confiesa.

Escucha “Hasta el Alba” a continuación: