fbpx

Así es como el Brexit afectará a los artistas del Reino Unido

¡Dios salve a las bandas! Este podría ser el principio del fin para los artistas medianos y emergentes de las islas británicas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Las votaciones del referendo de 2016 cerraron con una participación del 64% y una mayoría de votos por el Sí del 67%.

Redes sociales de Catholic Action

La salida del Reino Unido de la Unión Europea ha sido un dolor de cabeza para más de uno, y ya se están evidenciando las consecuencias directas de esta decisión política. Seguramente muchos de los que votaron por el “Sí” a mediados de 2016 no pensaron en cómo esto podría llegar a afectar directamente a sus músicos favoritos, los festivales y a la industria musical. Después de esto ya no será tan fácil asistir a conciertos de artistas internacionales y seguramente los precios de la boletería y los carteles de los eventos más importantes, como Glastonbury o Reading and Leeds, se verán afectados en las próximas ediciones a causa del Brexit.

Un reporte realizado por investigadores de la Aston University, Birmingham City University y Newcastle University llamado “The Birmingham Live Music Project”, dio a conocer varias de las razones que preocupan a la industria de los festivales en el Reino Unido. “Habrá una disminución importante del turismo musical y muchas firmas que aportaban a la infraestructura de los festivales huirán por el Brexit”, dice el informe.

Muchos gastos que antes no existían ahora formarán parte de la nómina de los artistas británicos que quieran salir de gira, esto incluye nuevas visas, impuestos, y hará que el transporte de mercancía y equipos se convierta en un problema que afectará principalmente a los nuevos y medianos artistas. El director y agente del festival Isle of Wight, John Giddings, le dijo a NME, “Está bien cuando eres un artista grande y puedes costear esos gastos sin problema, pero si eres un artista emergente, entonces vas a pasarla un poco mal”, y añadió, “Si salir de gira implica un costo mayor, tendrás que trabajar unos días extra, de lo contrario sería financieramente imposible”.  

Con la nueva exigencia de visados, las bandas tendrán que preparar sus giras con mucha más antelación y costear el papeleo necesario. Cada integrante deberá pagar cerca de 1000 libras esterlinas para la visa que le dará acceso al continente europeo y correrá el riesgo de que esta sea rechazada, afectando gravemente al grupo musical que desee salir en un tour. Antes era muy sencillo para las agrupaciones montar los equipos y la mercancía a una camioneta, cruzar el canal de la Mancha y estar tocando en Alemania al día siguiente. Lastimosamente esos días se acabaron.

Chris McCrory de la banda escocesa Catholic Action, mostró su descontento y preocupación por el futuro de la música para los británicos en una entrevista para NME. “En esencia, perderemos nuestra oportunidad de vivir, trabajar y viajar sin la necesidad de una visa en 27 países. Todo por los intereses de los políticos de derecha y los balances bancarios”, dijo. “Los músicos perderán un continente completo para presentarse y promocionar sus discos”.

Cada día, saldrán a la luz más problemas relacionados con el Brexit y la industria musical. En este momento, se están abriendo peticiones para que los músicos y su equipo tengan un pasaporte especial que les permita cruzar fronteras entre los países de la Unión Europea sin ningún problema. Por ahora, solo queda cruzar los dedos y esperar que la nueva generación de músicos emergentes pueda crecer y hacerse un camino fuera del Reino Unido a pesar de estos obstáculos que dejó el referendo de 2016.