fbpx

Así fue como Patria y Vida se convirtió en el himno de las protestas en Cuba

“Nosotros, los artistas que estamos afuera, estamos intentando darle una voz al pueblo”, dice Yotuel Romero, uno de los artistas detrás de la canción
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Una serie de protestas inundaron a Cuba el domingo pasado cuando miles de personas se reunieron en toda la isla y expresaron su indignación por las duras dificultades económicas, la escasez de alimentos y la escasez de vacunas, lo que marcó una de las mayores manifestaciones antigubernamentales del país en la última década.

Los videos de las redes sociales muestran a cubanos marchando por las calles de la ciudad, gritando “¡Libertad!” Pero en medio de los gritos de “¡Libertad!” otro estribillo se escuchó una y otra vez: “¡Patria y vida!” una referencia a una canción con el mismo nombre que rápidamente se ha convertido en el himno de una nación que ya está cansada.

Los artistas cubanos Yotuel Romero, Descemer Bueno, Maykel Osorbo, Eliécer “el Funky” Márquez y el dúo de reguetón Gente de Zona colaboraron en la pista de rap y la lanzaron en febrero, acumulando más de seis millones de visitas en YouTube. La letra apunta directamente al gobierno comunista de Cuba: “No más mentiras. Mi gente pide libertad, no más doctrinas. Ya no gritamos ‘Patria o muerte’, sino ‘Patria y vida’, y comenzamos a construir lo que soñamos, lo que ellos destruyeron con sus manos”. El título Patria y Vida es un juego de palabras entre “patria o muerte”, un eslogan popular asociado con el ascenso del líder comunista Fidel Castro a finales de los años cincuenta.

La frase original, que todavía está pegada en los edificios de La Habana, fue una vez un llamado de la era de la revolución para que los cubanos emanciparan y lucharan por su patria hasta la muerte. El lema tiene cierta superposición con el himno nacional de Cuba “La Bayamesa”, que incluye una línea que proclama que “morir por la patria es vivir”. Sin embargo, en Patria y Vida, los artistas le dan la vuelta a esta idea y, en cambio, declaran que lo que quieren es su patria y vivir.

“La idea era hacer una canción que fuera un derroche, una canción que dijera todo a las personas que están en contra [de la idea de] ‘patria y vida’”, dijo Romero, quien es de La Habana, a ROLLING STONE en una entrevista. “En él, decíamos: ‘Se acabó, se acabó. La gente quiere un cambio”.

La colaboración encajó a la perfección: Romero había estado cerca de Alexander Delgado y Randy Malcom, los miembros de Gente de Zona, durante años, habiéndose conocido desde sus días en Cuba. Delgado y Malcom le dijeron a ROLLING STONE en una entrevista telefónica que Romero les había contactado para que se reunieran para hacer un remix. Sin embargo, una vez que comenzaron a escribir en el estudio, se dieron cuenta de que querían hacer una canción completamente nueva que brindara una mirada inquebrantable a lo que Delgado llama “la realidad en Cuba”.

Mientras Romero y Gente de Zona ahora viven en Miami, Osorbo y El Funky todavía residen en la isla y se arriesgaron al reprender abiertamente al liderazgo del país. Los dos raperos grabaron sus versos en secreto y los enviaron de regreso a los otros artistas, quienes mezclaron la pista en Miami. “Involucrarlos fue clave ya que son raperos y personas que han luchado contra la dictadura incluso estando en Cuba, y como decimos allí, ‘tienen los cojones bien puestos’”, dice Delgado. Malcolm agrega: “Estos son artistas que están dispuestos a dar su vida por su país”.

Osorbo, de hecho, fue detenido por las autoridades cubanas tras la publicación de la canción y acusado, según la publicación oficialista Cubadebate, por “delitos de atentado, desorden público y fuga de presos”. Lleva detenido más de 40 días.

Esa es solo una de las formas en que el gobierno cubano aparentemente ha tratado de descarrilar el impulso de Patria y Vida. Poco después del lanzamiento de la canción, aparecieron en publicaciones progubernamentales artículos de opinión que denunciaban la canción como “llena de odio”, así como una canción de respuesta que defendía el eslogan original. Sin embargo, ninguno de esos esfuerzos fue suficiente para evitar que se difundiera el mensaje de Patria y Vida. “Las personas en Cuba que me escriben están realmente conmovidas por la canción, se ha convertido en un escudo en medio de la adversidad que enfrentan. Para mí, esto es una bendición ”, dice Romero.

Romero tiene amigos y familiares que comparten lo que está sucediendo, a pesar de los intentos del gobierno de censurar y acabar con las manifestaciones. “La situación es realmente tensa”, dice Romero. “Hay mucha incertidumbre y miedo sobre la reacción de la dictadura. Cerraron la Internet para que el mundo no vea lo que está sucediendo, pero de una forma u otra, estamos recibiendo mensajes y la gente se está conectando e intentando compartir lo que está sucediendo. Nosotros, los artistas que estamos afuera, estamos tratando de darle voz a la gente”.

Delgado y Malcom agregan que las protestas se están volviendo más violentas y la represión de Internet ha dificultado la conexión con sus seres queridos. “Hay jóvenes que lo arriesgan todo para salir a la calle, y los reciben a balazos y ataques”, dice Delgado. Él y Malcom dicen que se les ha prohibido regresar a Cuba desde que salió la canción, pero están comprometidos a crear conciencia sobre lo que está sucediendo en la isla.

Según informes recientes, más de decenas de cubanos han sido arrestados desde las manifestaciones del domingo. Se han formado marchas de solidaridad en Miami, donde la gente ha continuado haciendo sonar Patria y Vida y uniéndose por su mensaje.

Si bien la canción ha despertado la atención mundial, lo que Romero quiere es que sirva como un vehículo para ayudar a la gente en Cuba a levantarse y lograr el cambio en casa. “Me encantaría que la canción sea la última que se escriba sobre el deseo de una Cuba libre y que todas las canciones que vienen a continuación sean sobre finalmente regresar a Cuba y reconectarse con sus seres queridos”, dice.