fbpx

Brian Johnson explica cómo se unió a AC/DC para grabar Back in Black

Al principio, el cantante se encontraba escéptico de trabajar con la banda
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

En un nuevo video el vocalista de AC/DC, Brian Johnson, explicó cómo se unió a la banda cuando se encontraba haciendo el emblemático Back in Black.

“Esta es probablemente la pregunta que más me han hecho”, dice en medio de risas al inicio del clip. “La sigo respondiendo, pero todo el mundo sigue queriendo escucharla de nuevo”.

Sentado al frente de un par de Fender Stratocaster y una batería blanca, el británico explica cómo pasó de cantar en el grupo de glam rock Geordie, a ser parte de la agrupación de estos australianos osados luego de la muerte de su vocalista original, Bon Scott. “Fue un día extraño, yo estaba en Newcastle [Inglaterra]. El teléfono sonó, contesté y era una mujer con acento alemán”, recuerda. “Me dijo, ‘¿Este es Brian Johnson?’, le respondí, ‘¿Quién habla?’, y dijo, ‘No lo puedo decir. Queremos que vengas a Londres a cantar con una banda para hacer una audición’, le pregunté, ‘¿Cuál?’, y me dijo, ‘Tampoco lo puedo decir’”.

El músico le explicó que tres años con Geordie lo habían dejado sin un peso y que un viaje misterioso no valía la pena. Así que siguió presionándola para que le dijera de qué se trataba, hasta que finalmente le dijo “las iniciales” del grupo en cuestión, “A.C y D.C.”. “Le dije, ‘¿Quieres decir AC/DC?’, y ella dijo, ‘Mierda, hablé de más’”, recuerda antes de relatar que incluso sabiendo eso no quiso aceptar.

Johnson continúa imitando más acentos durante el resto de la historia, incluyendo uno conocido como cockney cuando explica cómo un giro del destino le permitió ir a la capital inglesa a reunirse con el grupo, y cómo tomó la decisión de tomar el riesgo.

Recientemente, el guitarrista Angus Young recordó su lado de la historia durante una entrevista con la emisora KLOS. “Bon había estado en una banda que abrió para la agrupación de Brian durante una gira por Reino Unido”, relató según Blabbermouth. “Cómo sea, ellos se estaban presentando y tal como Bon relataba, él estaba escuchando a Brian cantar cuando escuchó un quejido. Él contó que sonó genial, como cuando Little Richard estaba en el escenario, y luego dijo que había visto al hombre en el suelo. Bon pensó que había sido la mejor agrupación y el mejor cantante que había visto en mucho tiempo. Lo que él no sabía (más tarde se enteraría), era que Brian había sufrido de un ataque por apendicitis, pero él creyó que había sido parte de la presentación. Pensó, ‘Este hombre es increíble’”.

En otra entrevista, Young habló sobre cómo el futuro del grupo parecía tan incierto cuando se encontraban haciendo Back in Black, y cómo se sorprendió con las ventas del disco. Desde entonces, el LP tiene el título del segundo álbum mejor vendido de toda la historia, solamente superado por Thriller.

“Con Brian [en reemplazo de Bon] con nosotros, nos dirigíamos hacia lo incierto, entonces no teníamos idea de cómo iba a ser el recibimiento”, le dijo el guitarrista a ROLLING STONE. “Sabíamos que las canciones tenían potencial y contábamos con Mutt Lange en la producción. Lo grabamos en Bahamas, dando lo mejor de nosotros. Y después de eso, no sabíamos cómo iba a ser la recepción… Nuestros representantes de ese entonces nos dijeron, ‘Podrían vender un par de millones o algo así si realmente se destacan’. Les tomó por sorpresa que hubiéramos vendido tanto”.

“Entonces supongo que es un disco que le gustó a la gente”, continuó. “Se volvió cada vez más grande con el paso del tiempo, pero nunca fue número uno en Estados Unidos en esa época, algo que para Malcolm [Young] era muy bueno. Él pensaba, ‘Si ocupas el primer puesto, solamente queda un lugar a dónde ir”.