fbpx

C. Tangana busca la gloria en El Madrileño

El español entrega un disco colaborativo muy alejado de la improvisación
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
AP

C. Tangana

El Madrileño

El rapero C. Tangana no está acostumbrado a perder. Desde que comenzó su carrera musical a comienzos de 2006, ha dejado en claro que es un artista que vuelve siempre con más fuerza, que tiene claro que la opinión más importante es la suya y que, pase lo que pase, dejará a todos con la boca cerrada. Sin importar si se trata de una reseña musical o una “tiradera” constante entre la escena del hip hop, C. Tangana siempre saldrá vencedor, ya que no deja nada al azar y la innovación es su carta de presentación. 

El Madrileño, es un eslabón más en su cadena hacia el éxito, un manifiesto de su búsqueda interminable de la gloria. A través de 14 cortes, C. Tangana toma los sonidos de sus raíces y los aborda con arreglos llenos de fusión y modernidad, además de la prestigiosa lista de 15 colaboradores que con sus talentos ayudaron a darle los toques finales a esta declaración musical que hace el rapero en este nuevo álbum. 

C. Tangana hurga entre su linaje español con un pasodoble que podría tocarse fácilmente en un club en Berlín, en Demasiadas Mujeres, para luego intervenir con Tú Me Dejaste de Querer, una triste balada que se siente como el peor de los guayabos en compañía de la voz flamenca de Niño de Elche y La Húngara. Comerte Entera, es un bossa nova íntimo que mezcla un Tangana muy sereno y descriptivo junto a la melodiosa guitarra de la leyenda brasileña Toquinho.

Ingobernable, inaugura la segunda mitad del álbum con un flamenco de los Gypsy Kings que está inundado de rumba, sintetizadores y un buen uso del autotune, además de la participación de Nicolás Reyes y Tonino Baliardo. El maestro Jorge Drexler hace su aparición en Nominao, un tema que nace de una noche de premios y que termina convirtiéndose en un trap con un movido riff de guitarra. “Un mueble en la mitad de la pista, expectativas las justas, número uno en las listas, el siete de abril dos mil nunca”, trova el uruguayo. Tangana rompe las barreras del tiempo en Cuando Olvidaré, un featuring con el difunto cantante español Pepe Blanco, quien murió en 1981, para entregarnos una copla muy adaptada a la modernidad. 

El Madrileño se despide junto a Andrés Calamaro desde Hong Kong, una canción que podría ser uno de los primeros ejemplares del rock posmoderno, una fusión de guitarras distorsionadas, voces sintetizadas y una vívida historia de decadencia al mejor estilo del argentino “Peinábamos perico con navaja en el salpicadero de tu coche. Tengo una flor en el culo y un camello en Hong Kong. Tengo un cohete en el pantalón”, corean los músicos. 

El Madrileño es un álbum alejado de la cohesión pero que renuncia a la improvisación. Cada una de las colaboraciones y fusiones del disco fueron pensadas con anterioridad y nos demuestra la seguridad de C. Tangana para atacar al 2021 con un sonido nuevo y totalmente transgresor.