fbpx

China quiere erradicar a todos los “hombres afeminados” de la industria cultural

El Presidente Xi Jinping hizo un llamado a: “retornar a los ideales puros del socialismo”
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
El mandatario afirmó que es tiempo de un “rejuvenecimiento nacional”.

REUTERS

El gobierno chino ha publicado un plan de ocho puntos que enfatiza una estricta regulación de las artes, los programas de entretenimiento y todo el personal relacionado. Las medidas aseguran que debe suprimirse aquello que involucre: “hombres afeminados” y el conjunto de “todo lo que pueda resultar entretenido”. Dicho acuerdo fue difundido por medio de la Radio Nacional y la cadena local de televisión.

Conforme al comunicado emitido por el Partido Comunista y su departamento especializado en la propaganda, la industria del entretenimiento es una mala influencia para la juventud, puesto que: “está contaminado de manera severa la atmósfera social”. Por esta razón, se destacó que se debía enfocar la atención en “la cultura tradicional de China, la revolución y el socialismo” ya que “las autoridades establecerán un ‘estándar apropiado de belleza’”, el cual discrepa por completo con “lo vulgar de las celebridades de internet”.

Por otra parte, también se ordenó a los medios “difundir más valores positivos para que los programas de televisión y los sitios web puedan proveer la autodisciplina”, ya que se marginará a todo individuo cuya conducta haya interferido con el orden público o la moral del país. Dicha censura incluye los populares shows de “audiciones de ídolos pop”

Las formas de entretenimiento occidental también será afectado por estas medidas, pues los acuerdos restrictivos podrían volver.
AsiaOne

No obstante, lo decretado por el gobierno chino y el Partido Comunista no solo arremete contra la industria cultural, sino con distintos grupos sociales, incluyendo a la comunidad LGBTIQ+. Desde 1997 se declaró que ser homosexual había dejado de ser catalogado como una enfermedad mental según la Constitución, pero esto no quiere decir que todo lo que significa pertenecer a dichos sectores haya sido descriminalizado. Filmes como “Llámame por tu nombre” o el biopic de Freddie Mercury “Bohemian Rhapsody” han sido vetados de ser mostrados en salas de cine por su despliegue de un comportamiento ‘poco apropiado’.

Finalmente, la prevalencia del contenido patriótico sobre lo que pueda producir el sector privado, también ha implicado un ajuste en las compañías masivas de tecnología o las distribuidoras como Alibaba. De igual forma, la Administración del Ciberespacio Chino declaró que era el momento de “acabar con la caótica cultura de las celebridades” en el país.