fbpx

Colombia underground: sonidos distópicos para tiempos distópicos

Te presentamos cinco bandas nacionales emergentes que transitan sonoramente por los vertiginosos caminos de lo que hasta apenas unos días considerábamos ciencia ficción
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Cada una de estas agrupaciones se caracteriza por tener un sonido con fuertes influencias de post punk, noise e industrial

@anothernonsense; Redes sociales

Teatro Unión

Escuchar por primera vez a esta banda capitalina es una experiencia envolvente que nos hace preguntarnos de inmediato ¿quiénes están detrás de esos sonidos y de qué planeta vinieron? Aunque podrían entrar dentro post punk y el noise, este cuarteto tiene algo más por ofrecer, un no sé qué particular que cautiva y que en vivo nos permite entrar en un trance hacia lo desconocido, lo visceral e, inclusive, lo cinematográfico. 

Bailar al ritmo de Scanners, canción de su EP del 2017, titulado Clase B, es sentirse al mismo tiempo un piloto de un DeLorean que viaja a la velocidad de los sentidos hacia un destino incierto pero que poco importa. El creyente y Los hijos del emperador, son sus dos sencillos más recientes.

Arañas de Marte

Este proyecto liderado por Carlos Galindo, exbajista de Pornomotora y productor, se gestó durante varios años entre ires y venires, teniendo como base el rock & roll junto a los sonidos industriales y ruidosos.

Con dos EP titulados Rojo (2018) y Verde (2019), Galindo y su banda nos presentan una historia que finalizará en Azul, tercer EP que será lanzado este año y que junto a las otras dos producciones conformarán un álbum que saldrá a finales de 2020, en el que también habrá un par de canciones nuevas.

Algo particular de las Arañas es que sus shows son una verdadera puesta en escena en donde se alza un telón transparente que “separa” a los músicos del público, y que busca ofrecer un espectáculo en espacios pequeños que logra su cometido: impactar y poner a rockear al mejor estilo a toda una audiencia que por momento parece hipnotizada por la potencia de la guitarra y los visuales, que son infaltables en sus presentaciones.

Metadona

Tal y como el opioide que lleva el mismo nombre de esta agrupación bogotana, darle play a Dosis, su primer EP lanzado en 2018, nos sumerge en un estado que oscila entre el vértigo y la calma.

La guitarra es rítmica, los teclados atmosféricos y las profusas líneas de bajo contrastan con múltiples voces, entre las que se destacan las de Julián Ossa y Valentina González, mientras cantan versos proféticos comoSi es libertad lo que sueñas, no es el momento”. 

Este año Metadona lanzará un nuevo EP titulado Pánico moral, en el que se podrán escuchar sonidos más electrónicos y pop, que le dan a las canciones una onda más melódica y menos cruda. El 20 de febrero salió a la luz el videoclip de Uno, primer sencillo de esta producción, en el que podemos ver a los integrantes de la banda tocar en un apartamento vacío mientras el sintetizador parece llevar la batuta en este viaje nostálgico y oscuro.

Old Providence

Originarios de la capital de Quindío, esta banda es probablemente una de las más interesantes de la escena musical underground colombiana. El año pasado compartieron escenario con Soviet Soviet en Medellín y también fueron teloneros de los rusos Human Tetris en sus dos fechas en Bogotá.

Los cuyabros armenios tienen en su haber tres EP: Niebla (2017), Al final solo hay vacío (2018) y Split: Tamas Old Providence (2019), álbum que se hizo en colaboración con Tamas, proyecto amigo de la región.

Con menos de cuatro años de existencia y fuera del circuito “bogocentrista”, han logrado posicionarse como una de las agrupaciones de post punk más reconocidas a nivel local junto a un sonido que se siente cada vez más robusto.

Mar Muerto

No tengo Dios ni partidario, grita una voz femenina en II, canción de Micropenas (2018), primer EP de esta banda que se define como beach goth, y cuyos ritmos suaves y melódicos contrastan con letras descarnadas. Una combinación absolutamente cautivadora.

A inicios de este año la banda lanzó Vestigios, un split (disco compartido) junto a la agrupación Tan Lejos, que va mucho más hacia el punk y el post punk. Este segundo trabajo muestra un amplio espectro y versatilidad melódica, que sobresale también por el contraste entre ritmos apaciguados y episodios agitados y estremecedores. Algo que puede considerarse también parte de su sello personal.

Mar Muerto está a cargo de las canciones Intro, Maya y Tabaquería, siendo esta última un homenaje “al alma atribulada de Fernando Pessoa”, según ellos mismos.