fbpx

Corey Taylor demuestra quién es y de qué está hecho

El vocalista se quita su máscara y expresa todo su potencial a lo largo de su álbum debut como solista
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Ilustración por Alias Ce

Corey Taylor

CMFT

Luego de 28 años de carrera musical, ocho álbumes de estudio con Slipknot, seis con Stone Sour y más de 30 colaboraciones oficiales, pensábamos que conocíamos por completo a Corey Taylor, pero el hombre detrás de la máscara ha presentado un álbum debut como solista para contarle al mundo quién es y de qué está hecho.

CMFT es un recorrido detallado por el amplio espectro de las influencias musicales de Taylor, comenzando por el hard rock hasta el punk, y pasando por el rock clásico hasta el hip hop. Como si se tratara de una autobiografía,
Corey Taylor plasma en este disco algunas canciones forjadas en su adolescencia, en momentos importantes de su carrera, así como otras que nacieron durante el proceso de grabación.

HWY 666 es la primera estación de este variado camino musical, un tema de hard rock a la vieja usanza de los 70 para luego llenarse de nostalgia en Black Eyes Blue, una canción con ritmos sincopados, coros gigantes y una línea de bajo con mucho groove.

Ilustración por Alias Ce

Corey Taylor muestra sus habilidades para componer baladas acústicas en la oscura y pesada Silverfish, en la que canta “No one is going to save me, Lord / No one is going to save me when I Die” [Nadie va a salvarme, Dios / Nadie va a salvarme cuando muera], justo antes de caer en un solo de guitarra al mejor estilo del heavy metal de comienzos de los 90.

La joya del disco es Home, una poderosa y romántica balada de piano en la que Taylor despliega todo su potencial vocal. El tema viene acompañado de una sección de violines que le añade un toque nostálgico a la canción en la que le canta a un amor, el cual él considera “su hogar fuera de su hogar” y donde le pide perdón por todo lo que ha tenido que pasar. 

Taylor recuerda sus primeros días con Slipknot y devela el significado del título del álbum (Corey Mother Fucking Taylor) en compañía de los raperos Tech N9ne y Kid Bookie en CMFT Must Be Stopped y cierra el disco con la rápida y punkera European Tour Bus Bathroom Song (el título es un adelanto muy evidente de la personalidad de la canción).

El disco fue grabado en los estudios Hideout en Las Vegas con la producción de Jay Ruston, y estuvo acompañado por Christian Martucci y Zach Throne en las guitarras, Jason Christopher en el bajo, y Dustin Robert tocando la batería. CMFT podría considerarse la carta de presentación personal de Corey Taylor, una recopilación que lo deja muy bien parado al poner sobre la mesa todo lo que ha formado durante tantos años de carrera musical. Con este álbum debut logra sintetizar y resumir su verdadera personalidad más allá de las máscaras.