fbpx

Cultura Profética habla sobre su nominación al Grammy y la industria musical

Willy Rodriguez y Juanqui Sulsona recuerdan el proceso de grabación de Sobrevolando, su más reciente LP
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cortesía Cultura Profética

Cultura Profética publicó Sobrevolando en 2019, su más reciente trabajo discográfico. Este disco le otorgó a la banda el premio al Mejor Álbum de música Alternativa en la ceremonia de los Latin Grammy del año pasado y una nominación al Mejor Álbum rock o alternativo en la gala de los Grammy del pasado domingo 14 de marzo. 

Hablamos con el vocalista Willy Rodríguez y con el teclista Juanqui Sulsona sobre algunos recuerdos memorables de la creación de Sobrevolando, la nominación a los Grammy y su perspectiva sobre la industria musical en la actualidad. 

¿Cómo fue el proceso detrás de Sobrevolando?

Willy Rodríguez: Este álbum tuvo un proceso muy largo en cuanto a tiempo, pero a la misma vez fue esporádico, por eso creo que se alargó tanto. No solamente es denso en el tiempo que invertimos en él, sino que en todo sentido pasaron cosas históricas en este proyecto, tanto cosas buenas como cosas malas. Todas las que nos hicieron seguir creciendo hasta el punto donde estamos hoy. Aunque por algunos momentos se sintió como una carrera de obstáculos, pero hace parte de la magia que tiene el resultado final del disco. Nosotros creemos que este es el álbum más sólido que hemos hecho hasta ahora, el mejor, pero también el disco más denso hasta ahora. Puede que te tome tiempo digerirlo, pero es bien loco porque a la misma vez puedes escucharlo en cualquier situación y fluye sin problema. Pero hay arreglos en la música, la instrumentación y la letra que vale la pena apreciarlos con calma. 

¿Cómo recibieron la nominación a los Grammy?

Juanqui Sulsona: Bueno la verdad es que yo me enteré por terceros, estaba en la meditación de la mañana cuando llega un montón de gente a felicitarme, y yo no sabía qué estaba pasando. Entendimos que el disco había salido pero la coyuntura no dejó que pudiéramos disfrutarlo como se debía, así que es posible que se haya hecho un poco de justicia poética. Abrazamos el premio y lo llevamos con mucho gusto por ser una banda independiente en medio de la corriente. 

¿Qué historia hay detrás de Herida Mortal su más reciente sencillo y cuál es su perspectiva sobre el compromiso?

Willy: Así como dice el tema que “He sido distraído”, así fue la mayoría de mi tiempo en la juventud. Pero a la misma vez, eso es como un alter ego, lo que yo propongo en esta canción. En general siempre he sido de relaciones largas y de darme por completo, sí creo en el compromiso, aunque como músico y jóven, estaba por ahí viviendo mundos, fui distraído y me dispersé un poco. Pero el tiempo nos enseñó, estoy seguro que a todos el tiempo nos ha enseñado a darle valor a nuestras relaciones. Algunos de nosotros nos hicimos padres, y pasamos todos esos procesos para podernos enfrentar a esos temas con mucha madurez y proponer relaciones más saludables. Definitivamente siento que en general he sido un enamorado comprometido y en este punto lo siento mucho más claro, y es bonito ponerlo en esa canción de esa manera. 

Juanqui: El proceso de mezcla lo hizo Ben Kane, quien ha trabajado con artistas como PJ Morton, Anderson .Paak y D’Angello. Y este fue su primer proyecto de reggae donde tiene un sin número de efectos, en uno de los estudios más completos con un asistente donde le dice “Quiero una reverberación de tal año, o un efecto así”, y la manera en la que está organizado el estudio juega a favor del tiempo y le soltamos la canción y cuando llegamos nos sorprendió. Cada efecto, cada reverberación o delay es análogo, no usó ningún sonido o instrumento virtuales. Tú sientes esa calidez que solo dan ese tipo de aparatos. Nos arriesgamos un poco saliéndonos del sonido de Jamaica, pero entendimos que Nueva York también tiene esa mezcla de culturas muy parecida a la que tiene Puerto Rico. Él debe tener cerca de 30 años y a la hora de proponer cosas lo hace tanteando las aguas y estábamos un poco reacios pero todo salió como queríamos. 

Teniendo en cuenta que son una banda independiente y reconocida de reggae en medio de un mar de música urbana.  ¿Cuál es su perspectiva de la industria musical hoy en día?

Juanqui: Definitivamente nos ha convenido y ha jugado a favor de los artistas independientes, de la música real. Sigues viendo en la carretera los mismos anuncios de los grandes artistas pagados por las grandes disqueras, pero realmente todo apunta a que el músico independiente tiene las de ganar. Una vez se pueda tocar de nuevo en vivo, y nosotros inclusive, hemos sabido reinventarnos dentro de todo, pese a la situación. Estamos trabajando por primera vez en nuestro estudio, donde montaremos cámaras y nos prepararemos para lo que venga: 

Willy: Yo creo que mientras el mundo de la música se siga digitalizando, también está subiendo mucho el vinilo, y nos enorgullece poder estar ahí, y que es muy importante para la experiencia de la música, el melómano puede tener su disco físico y disfrutarlo. Aunque muchas plataformas digitales también están jugando en contra de los artistas, por ejemplo: ya no te dejan promocionar un sencillo que haga parte de un álbum que ya haya sido publicado, porque la plataforma detecta que esa canción técnicamente ya fue estrenada. Como nosotros estamos haciendo ahora con Herida Mortal, eso ya no lo apoyan las plataformas, porque digitalmente el tema no es nuevo, y eso está dañando la experiencia del disco. Antes podíamos mover los sencillos luego de publicar el álbum, y así lo veníamos haciendo, pero ya las plataformas lo firmaron. Nosotros somos fieles creyentes del disco como pieza, no solo es una unión de canciones sino que viene una propuesta y un concepto detrás de las canciones. Esto responde a la música rápida, que está dominando casi todo el mundo ahora mismo, que es sacar cada dos semanas o cada mes una canción que se vuelve desechable. Siento que va a haber maneras para seguir haciéndolo y medios que están dispuestos a apoyar a los artistas independientes como nosotros.