fbpx

Deja de Bomba Estéreo es un álbum de fiesta para un mundo en crisis

El dúo colombiano ha hecho el disco más urgente y acabado de su carrera
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Bomba Estéreo.
Valerie Amor C.

Bomba Estéreo

Deja

En ‘Tierra’, uno de los momentos más deslumbrantes del nuevo álbum de Bomba Estéreo, Deja, la vocalista Li Saumet ofrece una lista desoladora de crímenes contra el planeta: “Se llevaron el mar, el cielo y el viento”, canta. “Nos quitaron el viento, quemaron la selva, vendieron las tierras, apagaron el sol”. Pero luego nos asegura que no nos han quitado los sueños ya que podemos escribir historia a partir de ahora. ‘Tierra’ es también un tema pegadizo con un ritmo irresistible. Es decir, está presente el sonido folclórico electrónico festivo que le valió a Bomba Estéreo el reconocimiento internacional y, a través de él, entregan un disco de fiesta conflictivo y anhelante. Deja es quizás uno de los registros pospandémicos más conscientes (y mejores) del año.

Deja marca la siguiente etapa en la evolución del dúo colombiano de Saumet (voz / letra) y Simón Mejía (electrónica). Durante la última década, Bomba Estéreo alcanzó el reconocimiento internacional gracias a una combinación irresistible de melodías folk, ritmos de cumbia, sonidos electrónicos y un agudo sentido de los ganchos del pop, lo que resultó en éxitos como ‘Fuego’, ‘Soy Yo’ y ‘To Mi amor’. Para su último trabajo de estudio, Saumet y Mejía escribieron y grabaron en la casa de playa de Saumet en la costa colombiana, con el guitarrista de gira José Castillo y el percusionista Efraín “Pacho Carnaval” Cuadrado, una novedad para Bomba Estéreo, así como con Lido Pimienta y el dúo cubano OKAN en los coros. Con la pandemia deteniendo el álbum, la banda aprovechó la oportunidad para terminar el disco transformándolo en una obra de arte emocional de múltiples capas.

Está dividido en cuatro secciones, cada una de las cuales representa un elemento (agua, tierra, fuego, aire) que mantiene el equilibrio de la humanidad o la falta de él, lo que lleva la narrativa de la esperanza a la desesperanza y viceversa. Canciones como ‘Se Acabó’ tienen a Saumet expresando cómo está harta de llorar y lista para sanar, y cómo el futuro traerá la luz. Musicalmente hablando, Deja es quizás el trabajo más completo de Bomba Estéreo hasta la fecha; la producción es tan exuberante que es tan probable que te pierdas en sus texturas tanto como te impulsen a bailar. Las guitarras acústicas dan paso a ritmos profundos de bajo en ‘Se Acabó’  mientras que ‘Tamborero’ presenta un gancho directamente de la cumbia folclórica con electrónica inspirada en el dub y el house; mientras tanto, ‘Conexión Total’ obtiene su chispa de la presencia de la cantante nigeriana Yemi Alade. Incluso cuando Bomba Estéreo oscurece, hay momentos como ‘Ahora’, que presenta grabaciones de campo y la introducción de la palabra hablada de Saumet como si estuviera realizando una meditación guiada, dando al oyente la oportunidad de respirar.

Deja es a la vez enérgico y tenue, desconsolado y lleno de corazón, un equilibrio entre su herencia ancestral con experimentaciones de vanguardia. Con este disco, Bomba Estéreo propone la música dance como puerta de entrada a un mañana mejor.