fbpx

Esta es la mente detrás del éxito de Bad Bunny

Noah Assad, mánager y cofundador de Rimas Entertainment, vio el potencial de Bad Bunny antes que nadie, y lo hizo una estrella pop sin seguir la fórmula del pop
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Bad Bunny publicó tres discos en 2020, YHLQMDLG, Las que no iban a salir y El último Tour del Mundo.

Krista Schlueter para Rolling Stone

Hace un par de años, Noah Assad, quien maneja a la estrella mundial puertorriqueña Bad Bunny, estaba manejando en la ciudad de Los Ángeles cuando escuchó la música de su cliente sonando a todo volumen en uno de los carros que estaban a su lado. “Miré a la derecha, y vi a esta mujer que no entendía nada de lo que decía Bunny, pero estaba intentando rapear o murmurar las palabras”, cuenta Assad. “Ahí fue cuando supe: La gente que ni siquiera sabe español está interesada también en lo que hacemos”. 

Assad y Bad Bunny, han alcanzado algo sin precedentes, conquistar el pop mainstream de los Estados Unidos, llegando a más de un billón de reproducciones tan solo en 2019, y ya pare este año han logrado posicionar tres discos en el Número Uno, en menos de nueve meses. Y a diferencia de los colegas de Bad Bunny, quienes todos han firmado con grandes disqueras, el Conejo Malo ha logrado todo de manera casi que independiente, gracias en parte a la sabiduría de su mánager. 

Assad adquirió su don para navegar en el negocio de la música desde temprana edad. A sus 14 años, él estaba organizando fiestas en su ciudad natal, Carolina, Puerto Rico, trayendo a más de 700 personas, cada una pagando 15$ cada un, a los 19, él ya estaba agendando artistas de reggaetón para que tocaran en Colombia. Al poco tiempo él ya estaba abriendo su propia disquera, Rimas Entertainment en 2014.

Ya que Assad estaba bastante inmiscuido en la escena musical puertorriqueña, él también tuvo la capacidad de reconocer lo mejor de lo mejor y traerlo a Rimas. “Él tiene un gran sentido para descubrir artistas. Dice su colega Mauricio Ojeda, quien trabaja como Mánager estratégico para Youtube. “Él conoce la isla y el mercado local bastante bien”.

Assad descubrió la música de Bad Bunny gracias a un amigo en 2016. En su momento, Bad Bunny estaba haciendo poderosos temas de trap que contrastaban con el sonido del reggaetón que tenía dominado la radio y las playlist populares en Puerto Rico. La mayoría de los ejecutivos musicales, pero Assad tuvo la visión de acogerlo. Desde el comienzo la idea era exprimir la música al máximo. “A cualquier oportunidad para tocar en vivo le decíamos que sí”, “Eso ayudaba mucho siempre que sacábamos algo nuevo”. 

Gracias al rápido crecimiento de los servicios de streaming en los países de habla hispana, Bad Bunny no tuvo necesidad de que el mainstream latino lo aprobara. A finales de 2017, Bad Bunny apenas sonaba en la radio, mientras que por otro lado él estaba ganando millones de visualizaciones en Youtube y ya era amigo de Drake. En ese momento las grandes disqueras llamaron, pero Assad las rechazó. “¿Qué me pueden aportar? ¿Acaso hay algo que ellos hagan que yo no lo esté haciendo ya?”, se pregunta. 

Assad dice que aún hay más metas por cumplir, como crecer a otros artistas de Rimas como Cazzu.