fbpx

Excantante de Misfits, de punkrocker a neofascista

Michale Graves se destapa como simpatizante de los Proud Boys
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

SJD Photography

Michale Graves grababa un demo en solitario cuando un productor le comentó que The Misfits estaba buscando un remplazo para Glenn Danzig, vocalista líder y creador de esa mítica institución del punk rock. 

Danzig fundó y lideró una banda que influenció a varias generaciones. Desde Metallica hasta Sepultura han reconocido su fascinación por la estética, el sonido y las temáticas oscuras de la pandilla de desadaptados de New Jersey. Danzig lideró la formación desde 1977, pero se aburrió. Buscaba un proyecto musicalmente más complejo, en el que quería involucrar interpretes “menos perezosos”. Aunque Graves nunca había escuchado la banda, audicionó y pasó a encargarse de las voces. 

El corazón de los fans de Misfits siempre ha estado dividido. Muchos detestan a Graves, algunos consideran que American Psycho, Famous Monsters y Cuts From The Crypt, los discos que cuentan con su voz, son una autentica blasfemia. Otros reconocen la calidad de composiciones de Michale, canciones como Dig Up Her Bones, Saturday Night, o Fiend without a Face cuentan para ellos como piezas claves de ese periodo entre 1995 y el 2000, en el que la banda resurgió para convertirse en una influencia reconocida por una segunda generación de artistas como AFI o My Chemical Romance. 

Graves ha seguido activo y ha logrado un relativo éxito con sus proyectos en solitario. Si algunos fans necesitaban más razones para detestarlo, con sus últimas declaraciones públicas ha encontrado cómo alentarlos. 

El rockero, que en la década pasada suspendió sus actividades musicales para unirse al ejército de los Estados Unidos, fue uno de los fundadores del movimiento Conservative Punks, que surgió como derechazo de respuesta al Punkvoter alentado por Fat Mike de NOFX. Los Conservative Punks alcanzaron visibilidad mediática al proclamarse como los rockeros que apoyaban a George W. Bush en programas de entrevistas y en la radio.  Aun así, en 2013 Graves se proclamó libertario, y se distanció de la política. Pero sus últimas expresiones públicas lo han llevado a ser catalogado como “un nazi que sale del closet”. 

Ante las protestas por la muerte de George Floyd, Graves comparó a los militantes del movimiento antifascista con las tropas nazis, “Si no está de acuerdo con Antifa y Black Lives Matter, entonces puedes ser golpeado en las calles. De la misma manera que a los soldados de asalto de la Alemania nazi se les permitía golpear o matar arbitrariamente a las personas que consideraban opositores.”. 

La publicación reciente en la que Graves se manifiesta como un “orgulloso chauvinista occidental” desató la ira en redes. La publicación fue acompañada por una imagen en la que hace con su mano un signo de o.k. que la ultraderecha norteamericana ha adoptado en una estrategia según la cual se identifican sus ideas de superioridad racial e intolerancia con símbolos que se camuflan fácilmente dentro de la cultura popular. Otros ejemplos son la ropa de la marca Columbia, que en su logo puede sugerir a la esvástica usada por tropas nazis, o recientemente las camisas hawaianas que han sido adoptadas por los extremistas en sus virulentas manifestaciones de apoyo a Donald Trump, a las que llaman “luaus” y a las que se refieren como “asados de cerdo”. 

Graves ha manifestado su apoyo a los Proud Boys, una organización que promueve ideas políticas de extrema derecha. La organización toma su nombre de Proud Of Your Boy, una canción de la película Aladino, y se caracteriza por estar integrada únicamente por hombres, que suelen pavonearse en manifestaciones políticas con armas de fuego de alto calibre. Su rabioso activismo en contra de las manifestaciones por los derechos de las minorías o los grupos de identidad sexual diversa ha llevado a que los Proud Boys sean clasificados como una organización extremista por el FBI.

Las redes han respondido, los sitios de noticias dedicados a la música punk han destacado el hecho y muchos hacen llamados a cancelar y boicotear a quienes promuevan las actividades musicales de Graves, quien ha girado con éxito por países de Latinoamérica (incluida Colombia) y Europa, donde ha presentado conciertos en los que interpreta canciones de su era junto a Misfits.