fbpx

Flashback: Mira a Pink Floyd tocar Comfortably Numb en 1990

Poco tiempo antes de que la banda tocara, hubo un altercado entre el mánager de Floyd y el de Paul McCartney
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

A principios de este mes, Pink Floyd anunció planes para un álbum en vivo que documente su actuación en 1990 en Knebworth House en Hertfordshire, Inglaterra, el 30 de junio de 1990.

Fue parte de un enorme espectáculo que también contó con la participación de Paul McCartney, Genesis, Elton John, Eric Clapton, Dire Straits, Robert Plant con los invitados sorpresa Jimmy Page, Status Quo y Tears for Fears.

“Hay algo especial en Knebworth”, dijo el baterista Nick Mason en un comunicado. “Todos tenemos buenos recuerdos de tocar allí en los 70, y este espectáculo no fue diferente. Como chico del norte de Londres, este era casi como jugar de local, pero con el placer adicional de ser el reensamblaje de la banda después de una mega gira que había durado más de un año”.

Como dice Mason, el grupo realizó muchas giras entre 1987 y 1989, pero habían estado quietos durante casi un año cuando volvieron a reunirse para Knebworth. La gira los restableció como una de las bandas más grandes del mundo después de un período muy difícil en los 80 cuando se separaron de Roger Waters y lucharon en los tribunales por los derechos del nombre.

Las expectativas eran bastante altas para su set de Knebworth a pesar de que el mal tiempo había sido un problema durante todo el día y hubo una polémica tras bambalinas sobre si Floyd o McCartney deberían ser el último acto en subir al escenario. Floyd finalmente ganó, pero eso no resolvió del todo el problema.

“Uno de mis mejores recuerdos fueron los managers de Paul McCartney y Pink Floyd discutiendo a un lado del escenario en los momentos finales del set de McCartney”, recordó el artista  Aubrey Powell. “Y recuerdo a Steve O’Rourke, mánager de Floyd diciendo, ‘¡Saca a Paul McCartney del escenario ahora mismo!’ Y Richard Ogden, quien era el manager de Paul McCartney, diciendo: ‘¡Bueno, entonces ve y arrástralo!’, casi que a golpes entre sí “.

Cuando Floyd subió al escenario, fuertes lluvias y vientos intensos azotaron los terrenos del festival. “Recuerdo que pensé: ‘Puedes esconderte de esta lluvia o tienes que abrazarla'”, dijo Gilmour en el podcast Lost Art of Conversation. “Solo hay una cosa que hacer: salir y disfrutar”.