fbpx

Flashback: Rage Against the Machine se reúne en Coachella

Zack de la Rocha habló de los crímenes de guerra de los últimos 11 presidentes
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

RATM seguiría tocando por otros cuatro años, pero desde 2011 no se suben a un escenario.

Rage Against the Machine se separó en un momento en el que mundo estaba convulsionado. Hicieron muchas denuncias en los 90, pero su carrera existió en ese corto periodo entre la Guerra Fría y la guerra contra el terrorismo tras la caída de las Torres Gemelas. No hace falta decir que hubo injusticias en los 90, pero hubo cosas peores después. En agosto del 2000, la banda hizo una presentación protesta en la convención demócrata y dos meses después decidieron dejar de tocar, unas semanas antes de que George W. Bush ganara las elecciones.

El mundo necesitaba a Rage más que nunca y Audioslave no tenía el mismo impacto. Chris Cornell era un cantante maravilloso, pero no era fácil verlo interpretar Bulls on Parade. Solo hay un Zack de la Rocha y estuvo en silencio mientras se formaba la guerra en Irak. Los rumores de su álbum solista terminaron desapareciendo con el tiempo.

Después de unos cuantos meses en los que se escuchaba que RATM podía regresar, a principio de 2007 se conoció que iban a encabezar Coachella. “¿Es una coincidencia que en los siete años que Rage Against the Machine no estuvo el país entró al purgatorio de la derecha?”, se preguntó el guitarrista Tom Morello. “Yo creo que no… Nos pareció que era el momento indicado para ver si podemos acabar con la administración Bush y esperamos poder hacerlo”.

En medio del concierto, Zack mostró toda la rabia que acumuló en siete años. “Si las mismas leyes que se aplicaron a los nazis después de la Segunda Guerra Mundial se aplicaran a los presidentes de Estados Unidos, todos ellos, ricos y blancos, desde Truman, hubieran sido colgados o disparados”, dijo. “Y este Gobierno no es la excepción… Todo este sistema está podrido y está tan dañado que para poder sostenerse tiene que destruir otros países y ganar dinero de su reconstrucción”.

Rage estuvo en otros festivales en los años que vinieron, pero nunca salió una nueva canción. Los conciertos eran increíbles, pero siempre eran los mismos temas. En 2011 estaba claro que Zack ya se había agotado de repetir lo mismo y ese año solo tocaron una sola vez. Hasta el día de hoy, ha sido la última presentación de la banda.