fbpx

Haim captura el brillo de Los Ángeles en el provocativo Women in Music Pt. III

Las chicas del Valle de San Fernando logran su más fuerte y sabio álbum
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El sencillo I Know Alone hará parte del tercer álbum de estudio de las hermanas Haim.

El tercer álbum de Haim, pícaramente titulado Women in Music Pt. III, empieza como una brisa refrescante en un día de verano. Un solo de saxofón de Henry Solomon nos dirige hacia Danielle Haim, quien suplica por un milagro en su ciudad en Los Angeles, tema que abre el disco. Aunque ellas la amen, la misma las está hundiendo y se encuentran reflexionando sobre qué hacer con su decepción y desilusión.

Hometown of mine/Just got back from the boulevard can’t stop crying [Mi ciudad natal/Acabo de regresar del bulevar y no puedo parar de llorar], canta Danielle en el primer verso. The guy at the corner shop gave me a line and a smile/I know he was trying/But a lie is a lie [El hombre de la tienda de la esquina me dio un pase y una sonrisa/Sé que lo estaba intentando/Pero una mentira es una mentira].

Los Angeles, como todos los mejores momentos de WIMPIII (que saldrá el 26 de junio), está llena de escenas emotivas y descriptivas, con la precisión de una cuchilla bien afilada. El álbum es una joya en el catálogo de Haim que se sigue expandiendo, es un reflejo resonante del dolor, la depresión, el amor y el hogar que hace que dejen a un lado el pop al que nos tienen acostumbrados, para tomar un camino más delicado y personal.

Hecho en conjunto con sus más frecuentes colaboradores como Ariel Rechtshaid y Rostam Batmanglij, lo último de Haim se siente como una suave y fresca oda al pop y al rock de los 70, con las hermanas haciendo alusión a los más grandes éxitos de Laurel Canyon. Entre estas referencias, Joni Mitchell es la que más resalta pues la mencionan explícitamente al hablar de su canción Both Sides Now en I Know Alone  e implícitamente en la destacada del álbum Man from the Magazine, una reflexión con un toque folk de las entrevistas con preguntas sexistas, que estalla con el estilo suave y característico de Mitchell.

Los momentos en los que Haim se sale del sonido pop de guitarra que le da forma a la mayoría del disco, son aun más satisfactorios. I Know Alone es una depresiva sonata de electro pop oscuro en su exploración de una soledad casi impenetrable, mientras que 3 am es un viaje de R&B inspirado en Redbone, sobre una llamada de sexo que es mejor que sea olvidada. Don’t Wanna se siente como un clásico de Haim, donde destaca la batería con las harmonías del coro como si estuvieran puestas en un pedestal.

El álbum termina como comienza, con Los Ángeles en la mente de Danielle, pero Nueva York en la punta de sus dedos, con referencias a Walk on the Wild Side de Lou Reed en Summer Girl. El saxofón de Solomon brinda un toque de beatnik free jazz, mientras ella se describe a sí misma como “un brillo en sus ojos” y “un alivio”. Y qué alivio que son estas chicas del Valle de San Fernando en su álbum más provocativo hasta el momento: probablemente ellas ya salvaron el verano.