fbpx

Katy Perry demuestra que está pasando por un buen tiempo en Smile

La cantante se encuentra llena de alegría en su quinto álbum
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Christine Hahn

Katy Perry

Smile

Han pasado casi 10 años desde que el exitoso álbum de Katy Perry, Teenage Dream dejó la barra en alto para el pop moderno del Siglo XXI, al convertirse en el primer disco en tener cinco canciones en el Número Uno en las listas desde Bad de Michael Jackson. Esa es una hazaña completa, y tal como le sucedió a Jackson después de Bad, Perry tuvo dificultades para encontrar una buena continuación. Falló al mantener el ritmo con un LP ambicioso, artístico e introspectivo con Prism de 2013 y con su despertar terapéutico en Witness de 2017. 

En Smile, ella regresa a su zona de confort. “I’m ready for a shameless summer/Champagne on ice only makes you stronger” [“Estoy lista para un verano despreocupado/La champaña sobre el hielo solo te hace más fuerte”], canta en Cry About It Later. Never Really Over, la canción que abre el disco, coproducida con el DJ Zedd, es un tema para los fans que está lleno de sintetizadores, ritmos marciales y la gloriosa voz de Perry. En Teary Eyes, ella se desliza sobre los sonidos del house, mientras que Tucked es la canción disco por excelencia. Charlie Puth coescribió Harleys in Hawaii, un R&B playero que trata sobre montar jabalíes, cazar arcoíris y hacer el hula hula.

Ella canta, “Tried to knock me down/Took those sticks and stones/Showed ’em I could build a house” [Me intentó tumbar/Tomé esas rocas y palos/Y les mostré cómo podía construir una casa], en la empoderadora Daisies, y continúa con la igual de increíble Resilient. Mientras promovía el álbum, Perry habló sobre la depresión que le causó su rompimiento con su ahora prometido Orlando Bloom hace unos años, y aunque aún quedan algunos trapos por sacar al aire, ella recuerda que está perfectamente bien estar junto a Legolas. “We put the dirty work in/So now we know it’s worth it” [“Hicimos el trabajo sucio antes/Ahora sabemos que sí vale la pena”], canta en Champagne Problems

La única mosca en la champaña es la canción final, What Makes a Woman. Si es posible ser condescendiente contigo mismo, esta canción lo logra: “I feel most beautiful doing what the fuck I want/Is it that my intuition is never really off/I need tissues for my issues/And Band-Aids for my heart”[“Me siento la más bella al hacer lo que me da la gana/¿Acaso mi intuición nunca falla?/Necesito pañuelos para mis problemas/Y curitas para mi corazón”], canta. De todas formas, en la mayoría del disco se escucha el habilidoso regreso de la artista al cielo del pop.

Previous
Next