fbpx

La banda sonora de Space Jam: una nueva era es un insulto para los niños

Una galaxia de estrellas se reúne al servicio de un momento pop prefabricado
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
CORTESÍA WARNER BROS

Varios artistas

Space Jam: A New Legacy Soundtrack

En 2019, un documental sobre la producción de Rap or Go to the League de 2 Chainz fue lanzado para la audiencia del rap. El documental incluye a LeBron James como un falso cazatalentos, guiando a Tity Boi sobre cuántas canciones debería incluir en el disco. El jugador habla con Chainz sobre su idea de lanzar una edición de lujo dos semanas después, como si hubiera inventado el fuego.

LeBron estaba haciendo su versión del documental satírico de una estrella de pop. También fue exactamente eso lo que los críticos de la estrella del baloncesto pensaron que sucedería cuando firmó con los Lakers. No se trataba de baloncesto, sino de la marca global que podría hacer en Hollywood.

Pasemos a la banda sonora de Space Jam 2. Mira a algunos de los artistas que aparecen: Chance the Rapper y John Legend, quienes jamás han visto un cheque que no les guste, G-Eazy, los Jonas Brothers y Joyner Lucas, quien debió ganar esta oportunidad en un concurso de YouTube.

La banda sonora de la Space Jam original incluía buena música y se ha convertido en un tótem generacional. ¿Qué sería de la película sin I Believe I Can Fly o Fly Like an Eagle de Seal? Son canciones que aportaron al misticismo de Michael Jordan. LeBron tiene una historia genuinamente inspiradora sobre alcanzar su sueño sin ninguna de las ventajas que la gente ajena a su entorno daba por sentado. ¿Por qué la película no contribuye a eso? El álbum falla de una manera en la que me hace tomármelo tan personal como Michael Jordan antes de un juego de eliminación.

Hay intentos de retomar esa vibra inspiradora. En Settle the Score, el rapero Cordrae dice: “Un nuevo yo, nada es imposible/Me esforzaré más para llegar más lejos”, pero suena a que no hace más que adueñarse del camino que Common tomó después de empezar a hacer música para gente blanca y liberal. Si eso no fuera suficiente, Chance the Rapper se une a la perdición capitalista para sonar como una versión aún peor de Kendrick Perkins, si es que eso es posible. Los Jonas Brothers suenan particularmente cansados, con Nick Jonas diciendo que lo puedes encender como a un televisor. La inclusión de una canción de Brockhampton pudo haber sido una buena idea, pero cuando la pones después del tema de Damian Lillard, que es tan malo que los Portland Trail Blazers deberían haberlo reemplazado después de escucharla, estás demasiado aterrorizado como para escucharla.

La canción de Lil Baby y Kirk Franklin, producida por Just Blaze, es buena; tan buena, que no encaja. Pump Up the Jam de Lil Uzi Vert suena como una buena idea, pero difícilmente hubiera estado en Eternal Atake. Quiere hacer algo similar a Kobe Bryant de Lil Wayne, pero esa canción realmente se esfuerza por reflejar la grandeza de Kobe. Uzi sería ideal para una canción divertida sobre lo genial que es LeBron, pero se limita a decir “Space Jam” muchas veces. La producción es cursi, como si DJ Khaled hubiera sido el cazatalentos del álbum, y suena como si Cooler than Me de Mike Posner tuviera un hijo bastardo con All I Do Is Win.

Realmente es importante crear buen arte para los niños. Las cosas que veía de pequeño me generaban opiniones y las quería discutir con mis amigos a la mañana siguiente; me hacían soñar. Ninguna persona que escriba sobre este álbum espera que sea malo, pero algo hecho para niños no debería ser tan prefabricado. Los mensajes para niños en la cultura pop pueden orientar a una nueva generación y crear momentos que pasarán a las siguientes generaciones, o simplemente ser divertidos. Por el contrario, la película es anticuada y el soundtrack es peor. En lugar de celebrar el pasado y dar una mirada al futuro, Space Jam: una nueva era se siente como si solo existiera para forzarnos a comprar los productos que la promocionan. Es tan claro como el día, y hace que el de dúo de 2 Chainz y LeBron se asemeje a Biggie y Puff.