fbpx

La letra escrita a mano de Hey Jude es subastada en USD 910.000

El escenario original de la primera presentación pública de los Beatles en 1960 se vendió en USD 25.000
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Hey Jude fue el primer sencillo del sello discográfico de los Beatles, Apple Records.

Peter Price/Shutterstock

La hoja con la letra escrita a mano de Hey Jude, que fue usada por Paul McCartney durante las sesiones de grabación de julio de 1968 en los estudios Trident de Londres y luego regalada a un ingeniero del estudio, tenía un valor estimado de 160 mil dólares antes de la subasta. La venta por USD 910.000 se dio en la casa de subastas Julien’s Auctions, la cual coincidió con el aniversario número 50 de la ruptura de la banda.

Otros artículos que se destacaron dentro de la subasta fueron: el parche en el bombo del concierto de los Beatles de 1964 en el Cow Palace de San Francisco (USD 200.000), el dibujo titulado Bagism de John Lennon y Yoko Ono (USD 93.750), el guion para el video de Hello Goodbye con notas escritas a mano por Lennon y George Harrison (USD 83.000), y el cenicero de Ringo Starr de Abbey Road (USD 32.000).

Adicionalmente, el escenario original de la primera presentación pública de los Beatles del 14 de mayo de 1960, donde la banda se llamaba The Silver Beats, se vendió por USD 25.000, excediendo así su precio estimado, que antes de la subasta que estaba entre USD 10.000 y USD 20.000. La tarima de madera fue tomada del England’s Lathom Hall, en Liverpool. “El sitio donde tuvo lugar la pelea que involucró al bajista original Stu Sutcliffe”, según la casa de subastas.

“Este escenario de la primera presentación de los Fab Four no es solamente uno de los artefactos más extraordinarios que hayan estado en el mercado en la historia de los Beatles, sino en la historia de la música”, dijo Martin Nolan de Julien’s Auctions en un comunicado. “Estamos emocionados por ofrecer esta pieza única que marca el comienzo de una de las bandas de rock & roll más grandes de todos los tiempos, así como también otras piezas increíbles y significativas que celebran la magia de la Beatlemania”.