fbpx

La Muchacha canta verdades de frente

Canciones crudas es el título perfecto para este disco
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Desde Manizales, La Muchacha carga de sinceridad su guitarra y su voz.
Lania Lex

La Muchacha

Canciones Crudas

Por ahí dicen que lo que necesita una buena canción son tres acordes y una verdad. Lo último de La Muchacha tiene muchas verdades y una guitarra acústica, el mismo espíritu de la canción protesta más clásica de los cantautores cubanos o los folcloristas chilenos, pero con todo el contexto y las palabras colombianas.

Canciones crudas comienza con Que me devuelvan la tierra, en la que canta sobre el problema de la repartición en el país del Sagrado Corazón. Luego viene El favorcito, una crítica a esa práctica de pedirle a los músicos que toquen hoy y “mañana le pago”, o que toquen “por la difusión”.

Cara la vida/ cara la muerte/ caro el arroz y el aguardiente”, canta en La cara hacia la mitad del disco, y en Coplita de la lluvia confiesa que le duele “ver el mundo tan negro”. Chicles es el canto de todos los que trabajan en la calle “aunque el alcalde nos quiera sacar”, y el cierre con Ranchera mariguanera es una celebración a esas inolvidables reuniones con música y amigos.

Entre tanta falsedad que se encuentra en las redes, es refrescante escuchar a alguien cantar con este nivel de sinceridad y crudeza, que plasma una realidad en canciones. Lástima que sea tan corto. Al final, uno quiere seguir escuchando lo que La Muchaha tiene por decir.