fbpx

La pestilencia: Las canciones que han marcado su camino

En el marco de los 20 años de Balística, uno de los discos fundamentales para la banda en más de tres décadas de historia, la voz de La Pestilencia hace un repaso a fondo por las canciones que han definido la ruta de la agrupación indispensable del punk colombiano.
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cortesía La pestilencia

Con reportería de Ricardo Durán

NO

La muerte… un compromiso de todos / 1989

Es muy significativa para nosotros porque fue la primera que compusimos, y dio origen a toda esa primera generación. En esa época una canción que se llamará No no era común y más en Bogotá, que estaba completamente infestada por el hippismo. Creo que era un ‘no’ a todo, y era lo que nos daba la pauta para mostrar que no íbamos a hacer un rock como el que se venía haciendo en la ciudad. Era un ‘no’ a la política, era un ‘no’ a la religión, a las drogas, a la situación social del país, a la opresión de la policía, era un ‘no’ a un montón de cosas.

¿Por qué batallábamos tanto con las drogas? Porque Bogotá estaba llena de hippies, todos sumergidos en ese abismo, donde no sabían dónde estaban, ni pa’ dónde coger. No solamente era marihuana, eran pepas, las pepas los adormecían, los hacían echar saliva; era un asco, una situación bastante triste. En esa época los manes en teoría escuchaban rock, digo ‘en teoría’ porque se mantenían trabados en una acera, perdidos en las drogas.

VIVE TU VIDA

La muerte… un compromiso de todos  / 1989

Vive tu vida afianza precisamente eso, que veníamos con un pensamiento diferente, queríamos marcar la vida de los que nos escuchaban, no queríamos adaptarnos a esa vida común; queríamos verlo desde otro punto de sensibilidad con la sociedad, con un pensamiento que lograra aportar cosas diferentes, con más criterio social para el país.

“Desde la cuna hasta tu tumba tienen elegir tu camino”, es como decir, “Despierte ya, salgamos de este país que hace rato no nos viene brindando nada”. También es como una invitación a huir de toda esa monotonía, del colegio, del ejército, cásate, procréate y muere. Todos somos así, pero si hacemos algo diferente podemos aportar otras cosas más.

Fue muy bacana la composición de Vive tu vida, Héctor llegaba con una idea de la música y con un boceto de la letra; nos poníamos a tirar ideas e íbamos acomodando la estructura con lo que íbamos armando de la canción, generó esa dinámica.

LA CIENCIA DE LA AUTODESTRUCCIÓN

La muerte…  un compromiso de todos / 1989

Tiene un coro muy pegajoso, como muy punk, pero después tiene sus pedazos un poco grindcore, con la voz más gutural. Esa fue clave para tener toda esa versatilidad con los géneros, que no pasaba en Medellín, que era la única ciudad que tenía movimientos de punk, de hardcore y de todo. En Medellín no había una banda que mezclara muchos géneros, que te fuera llevando a eso y sonara bien.

La ciencia de la autodestrucción marcó muchísimo toda la intención de Pestilencia. Se entendía lo que cantábamos en la mayoría de las canciones, esa fue otra de las propuestas; no era decir las palabras lo más rápido que se pudiera, no, había que hablar muy claro para que se entendiera el mensaje.

Buscábamos que sonara más claro, que siendo fuerte y pesado, sonara claro y se entendiera todo, que se entendiera la guitarra, el bajo y lo que se marcaba en la batería. Teníamos muy claro un mensaje, teníamos muy claro para dónde íbamos, de qué íbamos a hablar.

FANGO

La muerte…  un compromiso de todos / 1989

Fango ha sido una canción de mucho pogo, de mucha cosa; una de las canciones que siempre ha gustado de Pestilencia, siempre hay que tocarla. De unos años para acá, nos hemos dado cuenta que la canción de cierre tiene que ser Nada me obliga o Fango.

Fango ha sido una canción que toda la vida ha sido muy emblemática de La Pestilencia, pero ahora ha regresado por el rollo de las redes sociales y por los recuerdos de la gente con los pogos tan brutales. Fango solita vuelve y retoma el puesto. No es un hijo que se haya abandonado.

SOLDADO MUTILADO

Las nuevas aventuras de La Pestilencia / 1993

En Las nuevas aventuras hay todo un cambio de todo, Héctor Buitrago se retira y se retira el baterista, Jorge León Pineda. Francisco Nieto estaba en Bogotá, y yo estaba en Medellín. Entonces empecé a tener a cargo la composición tanto de música y letras con Juancho, Juan Carlos Gómez, que ingresó en el segundo álbum. Juancho tocaba con Masacre la guitarra y en Pestilencia tocaba el bajo.

Reafirmamos todo el rollo del sistema de fuerzas armadas, de ahí sale Soldado mutilado, que ha marcado lo que ha sido La Pestilencia en toda su trayectoria. Sale de una historia donde una señora tiene un hijo que prestaba servicio en el Ejército y lo matan, ella va a reclamar el cadáver, y lo que le entregan es una bandera nacional. De ahí es que sale toda la idea de la canción y todo el rollo.

Es una canción que sigue tomando fuerza, hoy la usan hasta en internet para los videos de las filas en Transmilenio, que parecen un pogo con Soldado mutilado.

VOTE POR MÍ

Las nuevas aventuras de La Pestilencia / 1993

Está enmarcada en lo que ha sido siempre la política de nuestro país. “Os prometo que asesinaré a sus familiares de hambre, señoras y señores”, con eso comienza la canción, y las promesas de hoy en día siguen siendo lastimosamente las mismas. Es muy loco y muy triste, parecen profecías que no terminan. Siguen pasando y se siguen repitiendo. Más allá del ritmo y del estilo de música y el sonido, uno las oye y siente que siguen teniendo el contexto actual de la sociedad y de las políticas del país e incluso globales.

DE PELÍCULA (CONEJO)

El amarillista / 1997

Habla de esa situación del país, donde finalmente reina la impunidad. La canción es como una narrativa, y son dos delincuentes que salen a hacer el cruce, pero resulta que no es un crucecito normal, van y matan a un candidato presidencial, termina siendo una movida bastante grande, seria y peligrosa. Triste el asesinato del candidato presidencial, uno de tantos, de Galán.

En esa época, cuando hicimos la letra, capturan inmediatamente al responsable y cuando uno se da cuenta, resulta que no tenía absolutamente ningún vínculo con nadie y pagó no sé cuántos años en la cárcel, era obvio que habían cogido a alguien de chivo expiatorio.

Era imposible negar eso, como muchas cosas hoy en día que siguen pasando; uno dice, “¿Pero en serio me querés meter los dedos a la boca, y me vas a decir que es verdad?”. Efectivamente, años después, se comprobó que él no había tenido tenía velas en el entierro con respecto a lo de Galán.

Con la música fue afianzar mucho, era entender lo que era Pestilencia. Era tener la parte de coros muy clara, que la gente la entendiera, que la gente la cantara y siguiera con los tonos hardcore un poco más rápidos. Fue entender que Pestilencia era esa banda que tenía un coro donde informaba muchísimas cosas, y que se le iba a quedar pegado a mucha gente. No pensando en que ese coro tuviera que ser radial porque en esa época no nos pasaba ni por la cabeza sonar en radio.

DESPLAZADOS

El amarillista  / 1997

Fue una canción bastante atrevida para esa época, ya en el 96 estábamos viviendo todo el flagelo de los desplazados por la violencia en el país, y llegamos a tener una cifra de cinco millones de desplazados. No sé cuánto son las cifras de desplazamiento en África en las épocas más violentas, pero ha sido una cifra increíble, era imposible de creer, pero estaba pasando acá.

En El amarillista, yo fui el que grabó el álbum, el que hizo la ingeniería, el que hizo el sonido, la grabación, la mezcla, todo eso lo hice yo. También fue lanzarnos con una canción muy hardcore, muy veloz, con esa influencia como de Stormtroopers of Death [S.O.D], esa banda que tuvo bastante influencia en nosotros. Teníamos eso con un mensaje: ¿Cuándo se iba a acabar todo eso? Todavía hay un tema de desplazamiento fuerte en Colombia. En una época bajó un poco, pero ahora como que se está volviendo a incrementar.

SOÑAR DESPIERTO

Balística / 2001

Balística tiene una jugada rara porque fue con lo que empezamos a sonar en radio. Nos atrevimos a hacer una canción como Soñar despierto, más melódica, un poco más lenta, más brincona, con un beat no muy rápido. Eso no era usual en Pestilencia, era un poco atrevida porque ya se notaba un cambio. Ese cambio se
da porque con El amarillista ya habíamos hecho conciertos grandes, tuvimos la oportunidad de abrir para Metallica, para Sepultura, de tocar en estadios con A.N.I.M.A.L., con Café Tacvba, con Molotov, de presentarnos en estadios.

Pensábamos que ya era el momento de que La Pestilencia tuviera un poco más de proyección hacia afuera, no solamente en Colombia. Soñar despierto llega con eso, pensando en que podría sonar en cualquier parte, y llega la oportunidad de grabar el disco en Estados Unidos.

En esa época apenas estaba llegando el internet. Apenas estaba uno entendiendo lo que era enviar un e-mail. No me acuerdo de cómo nos buscamos el contacto de Indigo Ranch, les escribimos y al día y medio tuvimos la respuesta de Richard Kaplan, el dueño del estudio y productor que estuvo en la grabación del Roots de Sepultura, él incluso trabajó con Juan Gabriel. Me parece importante mencionarlo porque es muy versátil Richard Kaplan al estar grabando Roots, o grabar con Pestilencia o Korn, y pasar luego a Juan Gabriel, brutal.

Luego fue atreverse a sonar en radio y lograr el número uno en el país, por los menos en las emisoras que movían esa situación en Colombia. Empezamos a ver el resultado. Dos meses después llega la propuesta de Universal Music para hacernos una distribución de ese álbum; todas esas puertas las abre Soñar despierto. Abre toda una cosa global, y le dicen a uno que la firma es mundial, “Te vamos a distribuir en tales y tales países”. Eso en el pergamino sonaba muy lindo, obviamente la realidad  es otra en una disquera tan grande, donde hay otras prioridades.

Recuerdo que cuando firmábamos se hablaba de distribución en Holanda, en muchos países de Europa, en Suramérica, en Norte América, en Australia, y yo era como “¡Wow! ¡Jueputa! ¡Vamos con toda!”. Era todo el sueño hecho realidad, pero no fue así.

Vos escuchás ese álbum y finalmente no es nu metal, pero lo que sí nos hizo sonar como lo que pasaba en ese entonces es que trabajamos en el estudio donde se estaban grabando las bandas top a nivel mundial: Deftones, Limp Bizkit, Korn o Sepultura. Entonces claro, vos escuchás ese álbum y el sonido cambia totalmente ante lo que venía haciendo Pestilencia. Era como entrar a las grandes ligas de los estudios y de los productores, se siente de una esa influencia, y eso ayudó un montón.

Al principio salimos con 5.000 copias y se vendieron en semana y media, eso fue autoproducido, todavía no habíamos firmado con Universal.

Soñar despierto la compuse en una época de crisis individual, cuando estaba pasando por un momento difícil de introspección y de analizarme, de no gustarme muchas cosas de mí mismo. “No soy ejemplo del futuro”, hay un reproche conmigo mismo.

NADA ME OBLIGA

Productos desaparecidos /  2005

En el 2005 entramos a grabar Productos desaparecidos, donde hacemos un trabajo con Mark Neeham, que nos da un aporte de sonido un poco diferente. A la banda le llegó la música de Radiohead, y entró influenciando fuerte. Obviamente oyes este álbum y no hay Radiohead por ningún lado, pero esa melancolía está ahí. Vivir en Los Ángeles es muy difícil, es una ciudad donde pasas mucho tiempo solo; empieza uno a sentir ese otro yo, y a encontrarse con muchas cosas de sí mismo.

Esta canción, que habla de la individualidad, se vuelve universal. En Balística, con 14- 16 (Sector de limpieza) se habla de ese país desgarrador, en Nada me obliga se habla de lo desgarrado que estoy por dentro y de la necesidad de sacar muchas cosas tristes, muchas frustraciones mías, y de salir adelante.

Se logró un video muy bonito con unas cosas atrevidas, cuando me dijeron, “Póngase las alas negras”, yo dije, “¡Uy jueputa! ¡No!”, porque fue muy raro. A mucha gente le gustó esa cosa de que las alas fueran negras y el hecho de querer volar y ser libre, fueron muchas cosas que ayudaron a la canción a que se volviera más fuerte. Volvemos a ser número uno, sonamos muy fuerte en México, logramos disco de oro con Productos desaparecidos, logramos una nominación a mejor carátula en los Grammy, eso no es tan relevante pero vale la pena mencionarlo porque se hizo un trabajo muy bonito en el disco y el arte, los manes en esa época se llamaban Excusa2.

En todo eso está la relevancia que tiene Productos desaparecidos y esta canción para mí, por muchas cosas que representa y la reacción que tiene el público; hoy en día es la canción más importante de Pestilencia por encima de todas. Es la canción que más cantan, en vivo ni hablar, es de las que tocamos al final porque la gente no se va hasta escucharla.

METRALLA

Balística / 2001

Otra canción que fue casi un fenómeno, por ejemplo en Medellín, es una canción bien pesada y duró de número como 3 meses o algo así. Fue tanto que yo le decía al programador, “Ya, bajala, ya nos deben estar odiando de todo lo que la ponen”. Y me dice, “¡No! Es que la gente no para de pedirla”. Era tener otro segundo sencillo de número uno, un rollo muy raro porque el trabajo no estaba direccionado a eso, ni mucho menos; la idea era hacer canciones que nos nacían, con una letra importante y relevante para el país, lo que llegara por añadidura era muy bacano.

14-16 (Sector de limpieza)

Balística / 2001

Un amigo de un amigo me dijo, “Ven, imagínate que yo estaba presentando las pruebas del ICFES y estaba la canción 14-16 (Sector de limpieza)”, muy loco, no sé por cuánto tiempo, pero era un punto en las pruebas del ICFES. Ponían la letra de la canción y preguntaban cuál era la conclusión a partir de ese párrafo para asociarlo con el país, y me pareció muy bacano. Balística es esa narrativa de lo que hemos vivido como transeúntes en las ciudades.

¿HASTA CUÁNDO? HASTA SIEMPRE

Balística / 2001

Es un reproche, una queja, un llanto por la muerte absurda y el asesinato de Andrés Escobar, un caso que todos conocemos.

AQUÍ TIRADO

Productos desaparecidos / 2005

Reafirma años después que las drogas no son el camino, siempre hemos cantado en contra de las drogas, lo aclaro para que de pronto no me malinterprete la gente; el narcotráfico es un problema de toda la situación, pero la drogadicción es un problema del individuo. Cuando nos formábamos dijimos: “No queremos pepos, no queremos meternos drogas, no queremos nada de eso”. Con esta canción, años después, volvemos y reafirmamos eso.

DESCALZO Y AL VACÍO

Paranormal / 2011

A veces me arrepiento porque al álbum le puse Paranormal sin guion en el medio, debí haberle puesto Para-Normal. Resulta que se elige a un presidente para que acabe con la guerrilla a como dé lugar, y cuatro años más tarde dicen, “¿Cómo así? ¿Él era paramilitar? Yo no sabía. ¡Ay no! No, no, no él no es paramilitar”. Entonces estaba visto desde esa perspectiva, era volver al país fuerte y atacar duro toda esa corrupción política y social del país.

Descalzo y al vacío es sobre ese éxodo de la gente del campo tratando de ir a las ciudades y lo que encuentra es una tristeza, un desamparo… gente que debió salir corriendo descalza por miedo a que la mataran por estar ahí parado en donde ni siquiera se entendía el por qué de la guerra. Le tocó salir corriendo a la ciudad, y la ciudad no le brinda absolutamente nada, ni siquiera una cobija, gente que se encontró con situaciones muy tristes en las ciudades.

LLANTO LLUEVE

Paranormal / 2011

Pasó muy desapercibida, y es la historia que me encontré sobre un periodista, Clodomiro Castilla; el man venía denunciando muchísimas cosas y, claro, empezaron las amenazas. Fue a todos lados a decir que lo iban a matar, finalmente nunca llegó esa protección del Estado y lo mataron debajo de la cama donde el hijo lo estaba tratando de esconder.

Esa canción me desgarra totalmente, cuando hice la letra lloré muchísimo porque la historia es tenaz, pero es una cosa que pasa todos los días en nuestro país, y volvemos y votamos, y elegimos la misma situación. No sé cuál es la cosa, no sé cuál es la enfermedad que tenemos, pero volvemos y caemos a lo mismo.

Esa canción es fuerte, no solamente le tiro a un bando, les tiro a todos porque el problema somos todos, no es solo uno, recae sobre todos. No narro la historia, no habla de esa misma historia, sino que es tomada de esa necesidad de gritar.

HERMANO

País de titulares / 2018

Marcelo fue el que compuso esta canción y un día me dice, “Pollo, mirá esta canción”, y me entrega la música para yo hacerle la letra. Me pareció muy bonita, muy triste, muy melancólica, y le pregunté por qué. En el papelito decía “Hermano”, y me dijo que era dedicada a Diego, su hermano, que fue desaparecido, hasta el día de hoy no se han encontrado los restos de él. Un día salió de su casa y nunca más volvió, esa realidad nos llegó a nosotros también.

Es muy bonita obviamente, hablo de los recuerdos de dos niños, y ahí retomamos esa estructura clásica del punk hardcore. Me parece súper simbólica porque nos llegó esa violencia también a nosotros, nos llegó esa tristeza de ni siquiera saber y no poder encontrar nada de su hijo, de su hermano.

QUÉ BUEN CIUDADANO SOY

País de titulares / 2018

En País de titulares me cuestiono mucho, ¿ahora de qué hablo si sigue pasando lo mismo? Siempre nos hay gustado con Pestilencia que haya un movimiento, no quedarnos haciendo las mismas canciones.

Qué buen ciudadano soy también sonó mucho en radio y tuvo mucha fuerza en redes porque ya llegó el momento del “Facebook, luego existo”. De alguna manera toca entrar a eso también, no podemos estar ajenos a la forma en que avanza la Humanidad y toca empezar a mostrarnos en redes y todo eso. Qué buen ciudadano soy es Pestilencia, desgarrador, con fuerza, hardcore, toda la estructura es muy hardcore, muy clara la letra, bastante regañona, la letra que es un regaño al individuo y en su comportamiento como ciudadano.

PARAÍSO

País de titulares / 2018

No soy de los que sale a cantar sobre la primicia al día siguiente para decir que también le estoy cantando a la situación. Paraíso se hizo muchos años después, y es dedicada a Jaime Garzón.