fbpx

La poesía del Can

Celebramos la vida del rapero venezolano con sus grandes obras: Vida, Muerte y otros sencillos
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Canserbero es considerado uno de los MCs hispanohablantes más influyentes y hábiles de la historia.

Cortesía TN

Al2, Residente, Kase.O y Lil Supa, entre otros gigantes, lo han dicho. Canserbero era (y es) el exponente más grande del hip hop en español. Aunque partió con solo tres álbumes a su nombre, Vida, Muerte y Give Me 5 (póstumo), plasmó una huella oscura, mortífera y perspicaz en la escena mundial. En pocas palabras, fue uno de los pioneros en convertir el rap en una poesía cruda y melancólica. Por eso, el día que cumpliría 32 años, lo homenajeamos con sus 10 grandes temas; las mordidas más mortíferas del perro negro, del Canserbero. 

Es épico

Una flauta baila y se escabulle en una historia de amistad, muerte y venganza. Después de asesinar y materializar el “ojo por ojo” en honor a su hermano, a Tyrone lo llevan al hospital por una herida de bala. Muere y, a modo de crónica, nos cuenta cómo es el infierno, el aspecto del Diablo y por qué fue juzgado para terminar retado a una batalla por su vida y la de su padre. Y el Can no es de los que se caga… 

De la vida como una película y su tragedia, comedia y ficción

“Sé que hay bonitos recuerdos, pero no es de cuerdos tener recuerdos por obsesión”. Escapar de la mente y las memorias sin desfallecer, solo seguir; ese es el mensaje. Lo más característico del tema, lejos, es el beat. Un piano alegra que camina, a veces en ráfagas y en otras con una sensación más romántica. Canserbero le agradece a sus cercanos, se motiva para el futuro y repite sin descanso los altibajos de la vida. 

Pensando en ti

En sus peores momentos, Canserbero sacaba lo mejor de sí en el papel. Aquí el desamor lo abraza, al punto de escribir una letra interminable de un tipo dolido y desorientado en medio del arrepentimiento. El tabaco y la tinta lo acompañan en el video, con una de las caras más largas e inertes que hemos visto de Tyrone. 

Jeremías 17-5

Si le quieren dedicar una canción a un Judas y gritarlo a todo pulmón, Jeremías 17-5 va directo a la yugular. Con un juego de ajedrez, una máscara y una escopeta, Canserbero engaña y fusila a quien alguna vez llamó hermano. Su madre le advirtió: “no críes cuervos o arrancarán tus ojos de sus cuencas”. Lo vivió, aprendió y despertó del mar superficial. 

Querer querernos

Cuando hacer el amor se convierte en un poema. Con una habilidad más romántica y metafórica y menos jocosa que Mitad y mitad de Kase.O (otra obra de arte), Canserbero describe su paso a paso entre las sábanas. “Andábamos sin buscarnos, aunque sabiendo que andábamos para encontrarnos”, rapea al comienzo, citando una de las tantas frases maravillosas de Julio Cortázar en Rayuela

Pd: la versión de YouTube es muchísimo más que la de Spotify. 

C’est la Mort

Canserbero se declara muerto, con un alma atrapada en un cuerpo que solo camina por el rap. Al despertar, siente pena porque el mundo sigue amarrado a los estigmas. Lo mejor, sus ponches mientras corea: “¡Huye que te coge la muerte!”. Un homenaje a esa parca, que nos busca a todos pero no siempre encuentra. 

Mundo de piedra

Un ejemplo de storytelling de pe a pa, con giros argumentales, detalles y ritmo. Canserbero narra una noche fatídica para una familia de tres: un esposo infiel y poco amoroso, una esposa vengativa y sagaz y un hijo que se lleva la peor parte de un trato con un jíbaro. Los hilos de los personajes, segundo tras segundo, nos aclaran la historia hasta un final trágico. 

Y la felicidad qué…

All we need is love” [Todo lo que necesitamos es amor] tenía tatuado el venezolano en su brazo. Esa es una buena frase para resumir esta canción. Nos alerta de las pequeñas rabias y la impaciencia y el aprovechar los detalles de una vida que tenemos solo para ser felices. Tal vez, la canción más positiva y esperanzadora de Canserbero, el haz de luz más brillante de su álbum Vida

Stop

A cabecear al son de las sirenas. Al lado de Apache, uno de sus grandes amigos y colaboradores, creó una canción divertida contra las requisas selectivas, el abuso policial y la mala fe de la autoridad cuando juzgan. “¡Que quieren dinero, no protegen al ghetto, son el hampa en uniform!”, reclaman mientras esculcan a ambos MCs contra la pared.

El primer trago 

Canserbero dedica sus versos más oscuros y nostálgicos en honor a quienes están al otro lado y se fueron sin aviso. A falta de un último abrazo o una última borrachera, el rapero se lamenta de no poder decir un par de palabras y descubrir que no hay nada después de la muerte. “Al fin y al cabo, la muerte va tan segura de ganar que de ventaja te da una vida”, remata en el coro. 

Bonus: Improvisación del Can

Antes de irnos, un regalito: el freestyle más ingenioso y puro que existe en los billones de videos de YouTube. En medio de un viaje de carretera, Canserbero escupe para sus amigos su habilidad más fina. Cambia el flow, se enfurece, se tranquiliza y juega con lo que ve a las afueras. Esa versión del Can atendería de a uno a cualquier improvisador de FMS o Red Bull que se les ocurra.