fbpx

La viuda de Chris Cornell demandó a Soundgarden

Vicky Cornell asegura que el mánager de la banda se niega a pagar cientos de miles de dólares por un material que grabó el cantante antes de su muerte en 2017
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Rmv/Shutterstock

Vicky Cornell, la viuda de Chris Cornell, se fue a la corte contra Soundgarden, reclamando que la banda está reteniendo regalías de siete canciones inéditas que su esposo grabó antes de su muerte en 2017. 

La demanda nombra a los antiguos compañeros de Cornell en Soundgarden (Kim Thayil, Matt Cameron y Ben Shepherd) al igual que a Rit Venerus, el mánager de la banda. Según la petición, Cornell había grabado siete sencillos en su estudio personal en Florida en 2017 y asegura que no hay un acuerdo de que esas canciones fueran para Soundgarden. Tras la muerte del artista, la banda se acercó a Vicky, quien había estado de acuerdo con que las grabaciones inéditas sirvieran para el nuevo álbum del grupo. Incluso usaron uno de los “productores de siempre” de Cornell y la mantuvieron informada acerca de la estrategia de marketing del disco. Sin embargo, según la demanda reclama, un año después la banda no estaba dispuesta a comprometerse con el productor, y planeó hacerlo con su propio equipo, sin “pasar por un proceso de aprobación”. 

Un representante de Vicky Cornell habló con ROLLING STONE sobre una declaración que ella publicó en Instagram, en la que dijo: “Estoy en shock por recurrente que esto es. No soy solo yo, o las viuda de las estrellas de rock; es un caso común en la gran mayoría de mujeres que pierden a sus parejas. Trasciende en las clases socioeconómicas, las razas y las religiones. Es un problema desagradable y lamentable. Familiares, amigos y socios que explotan la vulnerabilidad de la viuda mientras está triste y solitaria. Todas estas personas han decidido que su tiempo también se acabó”. 

View this post on Instagram

I have been taking time these past few weeks to be grateful for all the good people around me and for those who have lifted me up at the very worst times in my life. The silver lining, during the storm, is finding and appreciating the subtle glow of those who sincerely support you in your life unconditionally. However, sometimes while you grieve the one you physically lost, you realize that you must now grieve the loss of some of those you considered friends and family as well. I am shocked at how often this occurs. It’s not just me, or the rock-star widow, or the political widow; it is the case for the vast majority of women after their partners have passed. It transcends socio-economic class, race, and religion. It is an unpleasant and unfortunately all too common theme. Hard-hearted family members, friends, and business associates; who will exploit a widow’s vulnerability when she’s broken and alone. These other people who have decided that her time is up as well. Through support groups and other widowed friends, and during both difficult and supportive conversations, I have learned that I am not a unique case. This seems to be the inevitable plight of the widow in this world and I cannot help feeling angry, sad and betrayed. I will not be bullied or shamed into silence. I will not accept something so wrong, so lacking in compassion or decency, even with the clear but unspoken threat of social rejection hanging over me. This was not the way I would have chosen to move forward. But I will not be pushed aside for someone else’s convenience or gain. I will not sacrifice our children’s futures for someone else’s greed. And I will not let someone else make me feel shame because the man I loved was taken from all of us too soon. I will do justice by my husband’s work and memory; for our children and for everything we stood for. I want to thank everyone who has stood by Chris and has supported us through this devastating time. Your love and your kindness will never be forgotten. #chriscornell forever ?

A post shared by Vicky Cornell (@vickycornell) on

Luego, el documento también se refiere a que los miembros de Soundgarden –en especial Thayil– hicieron declaraciones falsas a los medios de comunicación sobre quién tenía los derechos sobre las grabaciones de Cornell. En noviembre, los abogados de la banda le enviaron una carta a Vicky reclamando que esas canciones eran de Soundgarden. 

Ni el representante ni el abogado de la banda dieron más declaraciones a ROLLING STONE, pero en una carta esclarecieron su posición: “Soundgarden ha trabajado en esos archivos de manera colaborativa y toda la banda se estaba sintiendo muy positiva y avivó su energía y su creatividad artística”. Además, también incluyeron una lista de las canciones en cuestión, tres de ellas coescritas por Cameron, mientras que Thayil y Shepherd también fueron nombrados como coescritores, cada uno en una canción.  

Aun así, la demanda de Vicky Cornell asegura que Soundgarden “no tiene documentos sobre la colaboración y, mucho menos, papeles firmados por Chris que soporten sus derechos sobre la creación. “No hay evidencia de que el material tuviera otra intención que ser propiedad única y exclusiva de Chris”. Vicky también citó un mail enviado en 2013 por Cornell a los abogados de la banda, negándose a firmar cualquier acuerdo de colaboración porque no quería que otros obtuvieran “ganancias desproporcionadas de su trabajo creativo”.

La demanda cierra acusando a Soundgarden de haberse negado a negociar sobre las grabaciones y, en lugar de eso, acudir a “tácticas de presión, acoso, extorsión y de conversión ilegal de las regalías”.