fbpx

Las canciones del apocalipsis: ¿Qué dice la banda sonora de Dark?

Entre thrash metal y el pop más ochentero, la serie alemana siempre deja mensajes en sus temas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
La tercera y última temporada será estrenada el 27 de junio.

Cortesía Netflix

No existen las coincidencias. Todo tiene una razón en este ciclo interminable que es el tiempo. Con el nivel de detalle que maneja Dark, desde el casting para que los personajes se parezcan en diferentes momentos de la historia, hasta las interminables conexiones entre las cuatro familias alemanas que protagonizan la serie, queda claro que en este programa no hay nada al azar.

Mientras esperamos el estreno de la tercera y última temporada, nos repetimos los ocho capítulos de la segunda para ver qué pistas nos iban dejando los creadores a través de las canciones que eligieron para la banda sonora. Cuidado, esto está lleno de spoilers.

Apparat – Goodybye

Empecemos por el comienzo. A diferencia de Jonas, acá por lo menos podemos afirmar que al inicio de cada capítulo suena este tema del artista alemán Apparat. Su nombre significa “aparato” y es la misma palabra con la que Hannah se refiere a la máquina del tiempo. La instrumentación es sumamente sombría: una guitarra reverberada que parece que sonara a lo lejos dentro de un bosque donde sucede un ritual, el tambor al fondo que repite el mismo golpe una y otra vez, y una voz suave habla de despedirse.

La letra del coro es un juego de palabras confuso y perfecto para la serie: “Neither ever, nor never/ Goodbye” [en español sería algo así: Ni siempre, ni nunca/ adiós]. Es una despedida que está en un limbo, no es para siempre, pero nunca sucede. Es parecida a la relación de Jonas y Martha. Se despiden, pero vuelven a encontrarse; se separan una vez más, pero de pronto aparece otra Martha u otro Jonas. Es ese ciclo infinito de perderse y reencontrarse, del tiempo al que no podemos escapar.

Kreator – Pleasure to Kill

Por segunda vez hay referencias al Diablo en la portada de un disco. El álbum de Apparat en el que está Goodbye se llama The Devil’s Walk, y este tiene a un demonio luchando contra un ejército de esqueletos. A Claudia también la conocen como el Demonio Blanco, que se enfrenta a Adán para controlar los viajes en el tiempo.

La canción Pleasure to Kill la mencionan Ulrich y Egon con la frase “Mi único objetivo es quitar muchas vidas/ cuantas más vidas, me siento mejor”. Eso hizo que el policía creyera que hay rituales satánicos en Winden, pero el tema describe otras cosas de la serie, sobre todo de Noah.

“El hueco donde estuve era negro/ acechando la ciudad buscando tu sangre”, son los primeros versos. Noah sale de la cueva para asesinar a las personas que Adán le encarga. “No hay nadie que te salve, ni padres ni amigos”, dice antes del primer coro. Las muertes son inevitables. Jonas intenta salvar a Michael, Ulrich quiso rescatar a Mikkel, Adán le dispara a Martha, y nadie lo pudo evitar.

The Human League – Being Boiled

El clásico de la banda inglesa suena cuando Mikkel llega por primera vez al colegio en 1986 y expresa lo que siente en esa época desconocida. “A la gente pequeña le gusta tu cría/ quemada con vida para la mercancía de algún dios”, dice la canción. Desde ahí ya nos estaban contando que Mikkel, así se llamara Michael, no iba a poder ser salvado.

“Sólo porque el niño es huérfano/ no es una excusa para asesinatos sin sentido/ los chicos no olvidan esta tortura”, dice en el segundo verso. Esto nos lleva a unos capítulos más adelante, cuando explican qué pasó el día que Michael se suicidó. Le daba pavor ver a Ulrich y Katharina (sus padres), y a Mikkel, él mismo cuando niño solo unos meses antes de perderse en el tiempo. Con Being Boiled ya nos contaron toda su historia.

Rick Astley – Never Yonna Give You Up

Si hay alguien que no ha entendido mucho pero ha estado en todos lados, esa es Gretchen, la perra de Claudia que se pierde en 1953 cuando Helge le lanza una rama para que entre en la cueva. Egon la reconoce en 1986 y suena este clásico de Rick Astley. Es una muestra del amor que le tiene la familia Tiedemann a su mascota.

“Nunca te dejaré/ nunca te decepcionaré/ nunca correré y te abandonaré”, canta Astley en el coro. Desde que Claudia se rencuentra con Gretchen no la abandona. Se la lleva al trabajo y la tiene a su lado todo el tiempo.

Bonaparte – Melody X 

Este tema suena cuando Tannhaus mira su libro Un viaje a través del tiempo y explica muy bien la paradoja de Bootstrap que sucede en ese momento. Esto ocurre cuando un objeto es enviado al pasado y su origen deja de ser claro. ¿Cuándo nació el libro? ¿Cuándo Tannhaus lo recibió de Claudia o cuándo lo escribió? Pero si primero tuvo que recibirlo para poder escribirlo, ¿cuándo se creó? Pues esa es la paradoja. 

El tema de Bonaparte, por su lado, es la “canción de cuna del peor de los escenarios”. Y si es una escena relacionada con viajes en el tiempo, pues no es muy esperanzadora. Un viaje a través del tiempo ha estado presente durante toda la serie, que es en sí otro paseo por diferentes épocas, y si Melody X dice que “cada es día es la misma canción vieja/ hasta que todo lo bueno se vuelve malo”, es mejor agarrarse para la tercera temporada.

Nena – Irgendwie, Irgendwo, Irgendwann

Antes de que suene esta canción, Adán tiene un monólogo repleto de preguntas. “¿Dónde comenzó todo? ¿En el pasado? ¿En el futuro? ¿Alguna vez seremos capaces de conocer el origen de todo?”. Los signos de interrogación de la paradoja de Bootstrap regresan.

Este es el episodio en el que nos cuentan qué pasó el día que Michael se suicidó, lo que Adán cree que es el inicio de todo. “De alguna manera/ el futuro comienza en algún momento/ no voy a esperar mucho tiempo/ el amor se crea a través del coraje/ no voy a pensarlo dos veces/ cabalgamos en ruedas de fuego/ hacia el futuro a través de la noche”, canta Nena mientras Jonas se despierta.

Belinda Carlisle – Heaven is a Place on Earth

Es la canción favorita de Katharina, que suena en un plano secuencia durante una fiesta en su casa en la que pasan unas cuantas cosas: Martha se acuesta con Jonas, Ulrich y Hannah se besan. Esa rumba es de los pocos momentos en los que vemos a los personajes felices y sonriendo. Si hay algo que ha caracterizado a Dark es que tiene muy pocos momentos chistosos que le dan un descanso al drama. Tampoco es que hagan falta.

En este otro clásico del pop de los 80, Carlisle canta que “el cielo es un lugar en la tierra”. Esta canción nos habla de Katharina (por algo aclaran que es su favorita). Desde que Mikkel se pierde su vida empieza a irse al carajo, con la desaparición de Ulrich termina de perder la cabeza; su propia hija lo dice.

Para Katharina, el mejor lugar, su cielo, es en casa con su familia. Al lado de Ulrich, Martha, Magnus y Mikkel. Cuando ellos se van, todo lo bueno desaparece. Bonaparte lo dice mejor: “cada es día es la misma canción vieja/ hasta que todo lo bueno se vuelve malo”.

Peter Gabriel – My Body Is a Cage

La última canción que suena en el capítulo final de la segunda temporada. El tema empieza exactamente después de que Adán le dispara a Martha, cuando encuentran uno de los barriles enterrados en la planta nuclear. “No se trata de los desaparecidos. Es sobre el futuro, el pasado y cómo se conectan”, le dice Charlotte a Clausen, queriendo evitar el apocalipsis.

La voz entra cuando abren el barril y vemos qué hay adentro. “Mi cuerpo es una prisión/ que no deja que baile con la persona que amo/ pero mi mente tiene la llave”, dice Peter Gabriel. El Jonas adulto llega a la casa de Magnus y, junto a Bartosz y Franciska, los rescata del fin de Winden. Claudia, Regina, Peter y Elisabeth están en el búnker, luego llega Noah y ve por primera vez a la madre de su hija. Katharina encuentra la puerta hacia otra época.

A medida que la canción se pone más dramática, la serie también. Las cuerdas se vuelven protagonistas cuando se abre un portal en la planta y Elisabeth, en el futuro, ve a su madre en 2020. Con la explosión se acaba la canción. La cárcel es el tiempo, de lo que los personajes no pueden escapar. Pero hay una salida, al menos eso dice Peter Gabriel. Cuando canta sobre la llave, Noah entra al búnker. Una pista para tener en cuenta en la nueva temporada. 

El tema también menciona que la prisión “no deja que baile con la persona que amo”. Sabemos el cariño de Katharina por su familia, esa escena también confirma la relación de Magnus y Franzizka. Pero Jonas y Martha no aparecen mientras Peter Gabriel canta. Puede que ellos no tengan la llave, y que su destino en la última temporada no sea liberase del tiempo, sino sucumbir en esta cárcel.
Al final, Martha 2.0 le dice a Jonas que “la pregunta no es de qué época, sino de qué mundo”. ¿Son estos mundos también prisiones? ¿La llave está ahí? ¿Existe la llave físicamente o es algo intangible? ¿Cómo es el otro mundo? ¿Quién es esa Martha? Dark está repleta de preguntas, pero vale la pena ponerla atención a las canciones de la tercera temporada, seguramente ahí hay algunas respuestas.