fbpx

Le preguntamos a satanistas sobre el nuevo video de Lil Nas X

En su nuevo video de Montero (Call Me By Your Name), el rapero le baila sensualmente a lucifer antes de robarle sus cuernos, y la Iglesia de Satanás tiene algunas cosas por decir
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El video del nuevo sencillo de Lil Nas X, Montero (Call Me By Your Name) lo tiene todo: sexo alienígena, lametazos a serpientes, pelucas de María Antonieta color pastel, referencias griegas al Simposio de Platón que un gran total de tres personas que verán el video serán capaz de leer y comprender. Pero quizás su personaje más destacado es el del propio Príncipe de las Tinieblas: Satanás, a quien Lil Nas X seduce con un baile erótico en el video después de bajar en una barra de stripper al infierno, para terminar robándole los cuernos. 

Ver al rapero perrear encima de Satán en el video está impregnado de simbolismo: como lo expresó Lil Nas X en un comunicado de prensa, pretendía ser un guiño a los homófobos que acusan a los homosexuales de ir al infierno, con el destronamiento de Satanás. como un medio de “desmantelar el trono del juicio y el castigo que ha impedido que muchos de nosotros abracemos nuestro verdadero yo por miedo”.

El video ha recibido elogios generalizados en las redes sociales por sus imágenes suntuosas y provocativas, así como por la esperada condena de los de la derecha que acusan a Lil Nas X de adoctrinar a niños inocentes para que se conviertan en … ¿bailarines? ¿Académicos de los clásicos? ¿Entusiastas de las pelucas? No está claro. Sin embargo, la pregunta sigue siendo: ¿qué piensan los verdaderos satanistas del video? ¿Constituye el baile erótico de Lil Nas X poco más que una apropiación cultural satánica? Si los republicanos no lo cancelan, ¿los satanistas cancelarán primero a Lil Nas X?

Resulta que al menos un satanista ama a Montero (Call Me By Your Name): David Harris, magister de la Iglesia de Satanás (esencialmente, el equivalente de la Iglesia a un cardenal católico). “Obviamente hizo su tarea”, le dice a Rolling Stone. “Ya sea que nos haya consultado directamente o hizo su propia investigación, claramente puso mucho esfuerzo en este video”.

Fundada en 1966 por Anton LaVey, la Iglesia de Satanás en realidad no cree en una versión cristiana de Satanás ni adora a Satanás como una deidad. Más bien, la Iglesia de Satanás está más centrada en el humanismo, y los miembros se refieren a la organización como “la primera religión carnal del mundo”. “Básicamente nos adoramos a nosotros mismos. Nos referimos a nosotros mismos como yo-teístas ”, dice Harris. “Nos vemos a nosotros mismos como nuestro propio dios”.

De hecho, el final del video, en el que Lil Nas X le rompe el cuello a Satanás y pone los cuernos en su propia cabeza para coronarse como un dios, es lo que le pareció a Harris como “la parte más satánica del video”. “Nos vemos a nosotros mismos como los seres más poderosos del mundo. El hecho de que se haya coronado a sí mismo como Satanás, eso es satánico”, dice, y señala que es especialmente empoderador en el contexto de Lil Nas X haciendo una declaración sobre su propio viaje como un artista negro y homosexual que se ha enfrentado a la intolerancia.

En cuanto al infame baile erótico intrateísta, lejos de ser sacareligioso, los satanistas creen en todas las formas de sexualidad consensuada, por lo que “alguien que le dé un baile erótico a cualquiera que lo quiera es obviamente más que bienvenido dentro de los confines del satanismo”, dice.

Así que ahí lo tienen: Lil Nas X tiene el sello de aprobación de la Iglesia de Satanás.