fbpx

Los cinco momentos más salvajes de Iggy Pop

El legado autodestructivo del infame Stooge
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Iggy Pop en Cincinnati, la noche que arrojó mantequilla de maní al público.

Tom Copi

Existe lo extremo, existe lo legendario y después está Iggy Pop. Desde sus primeros años con los Stooges, el músico hizo del exceso un arte: automutilación y autodestrucción. Su riesgosa teatralidad requería de un público que respondiera, participara o que saliera corriendo de allí. El sexo y la violencia en raras ocasiones se detenía luego de que terminara el show. Aquí hay cinco de los momentos más salvajes de Iggy, tanto en el escenario como fuera de él.

El primer avistamiento de Iggy cortando su torso (23 de mayo de 1969)

Michael Ochs Archives

El abuso que el Stooge infligió sobre su propio cuerpo es legendario, pero de acuerdo con Ben Edmonds (posteriormente editor en Creem), su carrera de automutilación en público inició en un toque en la Universidad Wesleyan de Ohio. “Agarró un trozo de una baqueta y comenzó a pasarla por su pecho desnudo sin meditarlo”, recordaría posteriormente el escritor. “Aparentemente, cada vez aumentaba la presión porque los rasguños se hacían más visibles y de allí comenzó a brotar sangre que caía sobre su torso”. Espantoso, pero algo incluso más desconcertante para Edmonds fue que cuando Iggy se puso una camisa blanca luego del concierto, su sangre se filtraba por la tela.

Iggy le enseña a Inglaterra cómo ser punk (15 de julio de 1972)

Ian Dickson

El Iggy Pop que se presentó por primera vez en Reino Unido en el cine Kings Cross era aterrador a otro nivel. Aquí, debutó el look que viste en la portada del LP Raw Power: pantalones plateados, maquillaje glam y delineador corrido. “Una vez, él agarró a una chica y la miró directamente a la cara, casi golpeando a un pobre infeliz que se atrevió a reírse de él”, escribió el crítico Nick Kent luego del show. “El público estaba aterrorizado con Iggy trepando sobre las personas. La administración decidió que nos arrestarían si hacíamos más conciertos”, recordó el guitarrista James Williamson. El espectáculo tuvo un gran impacto en al menos dos de los asistentes; John Lydon y Mick Jones saldrían a formar los Sex Pistols y The Clash, respectivamente.

Bowie le da cocaína a Iggy en el hospital psiquiátrico (1974)

RTN

Con sus intentos fallidos por tener una carrera en solitario y una adicción apoderándose de sí, Iggy asistió al Instituto Neuropsiquiátrico UCLA para mantenerse sobrio, o al menos para mantener a los policías lejos de sus espaldas por un tiempo. Pronto un famoso visitante de su pasado llegó con un regalo. “Llegamos al hospital con un montón de drogas para él”, le dijo Bowie a Blender en 2002. “Él no estaba bien, eso era todo lo que sabíamos. ¡Pensamos que debíamos llevarle algo de droga porque probablemente no había consumido nada por días!”. Los cuidadores del artista rechazaron el obsequio, pero la conexión que se había restablecido con Bowie no tardaría en poner en marcha la siguiente etapa de la vida y carrera de Iggy.

Iggy y Bowie aparecen en Dinah! (15 de abril de 1977)

Richard McCaffrey

“Iggy Pop es considerado como el creador de lo que se conoce como punk rock hoy en día”, le informó Dinah Shore a sus espectadores en un tono sorprendentemente sabio. Después de una presentación, la actriz le dijo a Iggy con preocupación: “Te cortas a ti mismo con una botella”. La audiencia rio después de que el músico, explicó con un tono encantador, “He estado en tratamiento para ese tipo de cosas”.

Iggy posa completamente desnudo en la portada de Little Caesar (1979)

Peter Hujar

Ese paso por la televisión no significó que Iggy se hubiese convertido en mainstream, como lo confirmó la sesión de fotos de esta revista underground. “No somos mecenas de 50 años. Somos jóvenes punks como tú”, anunció el escritor Dennis Cooper en la primera edición de su publicación. Durante 12 ediciones, Little Caesar fue un espacio en donde la poesía Avant-Garde y el glamour punk consumaron su relación. Pero la octava de ellas tenía la imagen que definiría al fanzine: una fotografía a blanco y negro de Iggy como fue traído al mundo. La definición muscular de su cuerpo y su confianza eran tan enormes que su miembro puede no ser lo primero que llame la atención. Los 70 estaban finalizando, pero Iggy Pop acababa de comenzar.