fbpx

Mabiland y el significado de ser una niña rota

Hablamos con la artista colombiana sobre Niñxs Rotxs, su más reciente álbum de estudio. "Vengo de esa raíz que presume que todos los dolores de uno surgen en la infancia, pero no es precisamente así”
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cortesía Mabiland

La obra de los Niñxs Rotxs empieza por un dolor que se fue creando desde finales del 2019. Una construcción que surge a partir de su cuestionamiento hacia dónde estaba yendo, sumado todo lo que ha venido sucediendo en el país y todo lo que fue su primer álbum 1995, de 2018. Hoy la cantante originaria del Chocó presenta Niñxs Rotxs, su segundo álbum de estudio. Hablamos con la artista sobre el proceso de composición y sobre cada una de las canciones que componen este nuevo LP. 

¿Cómo nace esta colección de canciones?

“Cuando sacas un álbum a tus 22 o 23 años, todo empieza a cambiar mucho. El hecho de convertirte en adulto ya está encima tuyo, en tu cara. Allí empieza precisamente la construcción de la estética, el nombre, las luchas internas y el significado de ser una niña rota” aclara Mabiland. “Vengo de esa raíz que presume que todos los dolores de uno surgen en la infancia, pero no  es precisamente así”.

Además, con la llegada del Covid y el encierro, llega una sensación de incertidumbre y tristeza. No tenía un estudio en casa para trabajar, no podía ver a mi familia o amigo y llegó un momento donde dije como ‘Wow, esto me está jodiendo’. Entonces empieza la producción de canciones como Qué Pasó (producida por Daniel Obregón).

¿Hoy en día sientes que estás liberada después de hacer este proyecto?

Me siento muy tranquila y feliz en este momento de mi vida. Siento que en este álbum exploré muchas texturas, muchos colores, muchas posibilidades, muchos flows y géneros musicales. Afortunadamente tuve un gran equipo de trabajo, un equipo más grande con personas que proponen muchas ideas. He abierto mucho la puerta a que el crew proponga y por eso con producciones de Obregón, Cuázar, Sam, entre otros productores invitados. Con este equipo me sentí muy escuchada y rodeada, por eso me siento muy feliz con el resultado.

Veo que existe una gran diversidad sonora entre cada una de las canciones. ¿De dónde surge esa diversidad? ¿Qué influyó en el sonido de este disco tan variado?

Mis raíces están en el rap, el hip-hop, el R&B, el soul… ritmos como la chirimía, la salsa, entre otros que escuchaba en el Quibdó. Pero creo que prefiero el soul o el R&B y me gustaría fusionarlo con otros estilos. Estamos en Latinoamérica como el Ragga, el Reggaetón, el Dancehall, pero no quiero hacer algo solamente porque ‘pega’ sino tomar los elementos que me gustan de ellos y ver cómo puedo jugar con esto para introducirlo en lo que estoy haciendo. Escuché un poco de todo, pero no referencié algo en específico. Una construcción del sonido a partir de un equipo muy robusto. 

Me enfoqué más en disfrutar el proceso y grabar mucha música. A veces venía con algo preparado y cuando llegaba al estudio prefería improvisar, entonces ese sentimiento también contagió al equipo. Aprendí muchísimo de todas las pruebas que hicimos. Creo que eso fue lo más lindo de este proceso y, además fue un álbum que se hizo muy rápido. Eso es algo que yo valoré mucho durante este periodo creativo, el hecho de contarle a la gente sobre cómo había crecido y cambiado. Estoy muy agradecida de poder hacer música con amor

¿Cuál fue el mayor reto que enfrentaste durante este proceso?

Me costaba mucho dormir. Pensaba todo el tiempo en lo que había hecho y en lo que venía. He tratado de tener temporadas donde no hago música para relajarme un poco y trabajar en otros proyectos. Eso fue duro. Pero la pandemia fue algo más grave. Perder a familiares cercanos, el encierro, no poder compartir con el equipo, que te cancelen eventos… aunque musicalmente hablando, todo fue un aprendizaje. Ahora estoy en un punto de mi vida donde agradezco por todo. Lo que sí se dio pues chimba, lo que no pues bueno, seguir adelante. 

El álbum tiene bastantes canciones teniendo en cuenta que se realizó durante un año tan duro. La estructura estaba muy marcada, preludio, interludio y un cierre…

Por la pandemia y el proceso que están llevando a cabo las plataformas de streaming, se me complicaba mucho que las canciones pudieran tener una duración mayor a los 3 minutos y medio. Hay canciones que pareciera que tienen coros, pero en realidad no sucede así. Creo que algo que me ayudó mucho fue venir de un background muy audiovisual y narrativo. Entonces yo decía ¿Cómo puedo crear un proyecto que pueda ser escuchado tanto al derecho como al revés? 

El prólogo me permitía mostrar ese color o todo eso que vendría en el disco sin revelar todos los detalles. Ya tenía el intro, DEM que además lancé como sencillo. No quería generar ningún tipo de expectativa. Quiero que la gente se centre más en la historia y el contexto. La gente que está parchando con sus amigos en el barrio, las dinámicas del mundo en el que estamos… las canciones entre más cortas pueden ser un poco más punzantes, sobre todo las que tratan temas más fuertes. Las canciones que son un poco más enérgicas las quería un poco más largas. 

El álbum se divide en dos partes. El lado A que va desde el Prólogo a No Fui Capaz y, el lado B que va desde A La Cara hasta Qué Pasó? Entonces todo está muy pensado en cuanto a la duración del disco y su lanzamiento en vinilo.

Ashé

Es una canción que fue improvisada en un principio y luego sí realicé ajustes. Habla un poco de dos ‘vueltas’. La primera es el hecho de tener problemas pero querer estar bien, quiero que mi gente esté bien, quiero soltar esos demonios, “Ashé amor, pa’ fuera”… hago esto porque lo amo y quiero tener a mi gente bien. Que esté todo bien dentro y luego sí que venga lo otro. Hay que crecer tanto interna como externamente.

Ashé es como llamar a aquella energía ancestral, esa energía de mi raíz, de mi gente y decir “Parce, quiero crecer, pero todo esto pa’ fuera”. 

Hey Mami

Hey Mami es una de las primeras canciones que hice durante la pandemia. Me la mandó Rob que es mi ingeniero de máster, me mandó el beat, le pedí que quitara algunas cosas y le pedí que me esperara algunas semanas porque no tenía muchas ganas de grabar, no estaba en el ‘mood’. En mi casa tenía un cuarto muy pequeño, agarré cualquier micrófono y salió. Me gusta mucho escribir en papel y componer historias sobre amigos, que nunca van a saber que lo hice, y creé canciones que no fueran para mí. 

Es una canción de una mujer para una mujer. La gente empezó a conectar con eso. Decidí no sacar un video y dejar que la canción hiciera lo suyo. Y ahora, que lanzamos el video para WOW se activó todo de nuevo. Ha sido todo una sorpresa para mí. Siento que es una canción que me gusta mucho, me hace muy feliz saber que a la gente le ha gustado.

Luego viene NIÑXS ROTXS ¿Es difícil condensar ese tema?

La verdad creo que es de las canciones que no me ha costado tanto. Quizá vocalmente este tema cuenta con más colores, lo cual puede hacer que la gente quede como ‘…okay’. porque exploro más el género soul y el instrumental r&b. Además, me ha cambiado la voz en los últimos años, se siente un poco más robusta, más seca, más ronca y pues esta es una de mis canciones favoritas del disco.

Fue un proceso para poder hablar de las diferentes formas en las que puedes dañar los vínculos que tienes con las personas. “Niños rotos nos hicimos con los años, quebramos todo y esta escalera es sin peldaños”… Aquí no hay pa’ dónde subir ni pa dónde bajar. 

Por otro lado, siento que este tema hace alusión a cómo en Colombia muchas personas tuvieron infancias muy fuertes, vivieron muchas cosas, tuvimos que crecer muy rápido para sobrevivir en nuestros contextos sociales, políticos, emocionales, culturales. El que quiera tomar esta canción por su lado romántico, eso está bien, el que quiera tomarlo por su lado emocional, también está perfecto.

Retrato ft. Juan Pablo Vega

Esta fue una canción compleja de grabar. Yo acababa de terminar con mi ex pareja y le dije a mi guitarrista, Sam “Parce, no quiero estar entusada, no quiero estar en mi cama viendo cosas que me hagan llorar más o estar triste”… él cae una semana a mi casa y en esos días sale DEM y Retrato.

Este tema empezó siendo otra canción, un día me encerré un día en el estudio de mi casa y esa vuelta salió sola. Yo le agradezco a la música permitirme sanar muchas cosas, entonces la envié de nuevo a Sam. Cuázar también se incorpora a la producción, volví a grabar las voces, le quité un pedazo y dije “Aquí falta alguien”. 

Juan Pablo me contesta el teléfono, él estaba pasando por un momento similar. Después de un par de días me manda esta construcción hermosa y yo en producción (porque fue la primera vez que hice esto sola) me siento a empezar de nuevo este proceso. Para mí es una canción muy especial. El video lo grabamos hace algunos días en Bogotá y Juan Pablo es uno de los productores latinoamericanos que más respeto. Ya tenemos dos canciones juntos, pero esta, sobretodo hará llorar a la gente.

No Fui Capaz

Es muy loco. Esa canción la grabé en la pandemia cuando estaba deprimida. Muy enojada con el universo y, después de leer mensajes que me mandaban las personas a Facebook, improvisé y salió este tema. Con un micrófono bien basura, pero a la larga yo creo que eso es lo que conecta a la gente. Mis respetos para Obregón y Rock(?) por la masterización y mezcla de esta canción. 

A La Car

Yo creo que la gente que escuche el álbum va a sentir ese ‘tuc’. No podía seguir una canción triste después de No Fui Capaz, porque esa canción cierra un círculo de armonías, melodías y narraciones que se desprenden de situaciones emocionales, donde todas ellas tienen un lado B.

Esta canción la escribí inicialmente para el presidente de una disquera que tenía un beat con muchos elementos y le dije “Yo no puedo escribir sobre esto”. Cuando volví a grabar este tema, no recibí respuesta por parte ellos. Por eso dije “Parce, no voy a ceder mi letra”, y hablé con el productor Pence Joy(?) (compositor británico). Quedó este tema que habla básicamente sobre decirse las cosas de cerca, donde quiera que uno esté, a la cara. Es una canción muy chill, discotequera, para la post tusa y el tránsito perfecto para esta parte del proyecto. 

Dice ft. PJ sin suela

Esta canción la grabamos en 2019 con PJ sin suela en una sola sesión. Este fue el primer tema que salió de cuatro que hicimos ese día. Todo el mundo quería que saliera antes de lo planeado, pero yo siempre les respondía que no, que esa vuelta no podía lanzarse aún porque no era el momento. Cuando conecto con personas como Maki Váez, porque el beat es de él, parce… suceden cosas como este tema, él es una persona impresionante. Es una de las canciones que más me enorgullece tener en este trabajo discográfico. Definitivamente es otro color de Mabiland, la gente ya venía de escuchar La Mitad de la Mitad, Que Fluya, la colaboración con Jona Camacho o con Piso 21, en fin… Pero esta canción es tan ‘flowsera’, que me hace muy feliz. 

Nadie Sabe

Yo siento que este disco es muy dinámico y  Nadie Sabe es una canción que empieza con los teclados y la producción de Obregón. Él me dice un día “Tengo este tema, escúchalo” y sugiere que hiciéramos algo más disco. Le digo “Muestre a ver”. Empiezo cantando ‘De esto nadie sabe, solo tú y yo’ y allí armamos la estructura de la composición. Luego, Cuázar agrega unos bajos, ellos me mandan lo que estaban grabando y les digo “Hagámoslo real”…. pero luego se me olvida.

Cuando ya estoy cerrando el álbum y me encontraba grabando Ashé, ellos me recuerdan que habíamos estado grabando esta canción. Yo tenía unos 30 minutos para salir y les dije “Bueno, muestren a ver qué sale”. En medio de whiskies e improvisaciones sale este tema. Fue la última canción que agregué a este proyecto, pero la disfruto mucho porque siento que traje otro ritmo a esta producción. Es un poco rara, pues no tiene percusión, pero a mí me parece impresionante.

Interludio

La letra de DEM empieza con el verso “tengo muy claros los demonios que me siguen” y el Interludio es como la continuación de eso mismo. Es una canción muy corta, dura un minuto y medio, porque mi intención es hacer una versión más larga en colaboración con alguien más en un futuro. Este tema es una producción de Cuázar y me gusta mucho porque tiene una vibra muy disco, en la que exploro otros sonidos. 

De La Calle

Amo esta línea que está incluida en esta canción que dice “de la sombra y de la calle fue que me hice yo, que mi historia y que mi nombre corran con mi voz” que combina muy bien con los matices y tonalidades de este tema. 

WOW

Me atrevo a decir que esta es una de las canciones de rap más impecables que se van a escuchar este año. Es un tema que se ríe del miedo porque propuse muchos aspectos nuevos en él. 

El video es muy especial porque es con mi gente, con la calentura de Quibdó, en el que pude mostrar el talento de varios pelados de mi tierra, mostré lo que había, lo que estaba sucediendo en ese momento. Mostré ese parche chocoano que está muy centrado en la improvisación. 

El beat es de un pelado de aquí, Santi, pero con Cuázar y Obregón le cambiamos muchos detalles, entre ellos el hecho de agregarle otro tipo de instrumentos de cuerda como el cuatro. 

Sin embargo, algo que caracteriza a esta producción es el hecho de que hablamos de la situación actual del país (donde parece que la vida no importa) y tratamos casos como el de Anderson Arboleda, en el que estuvo involucrada la policía directamente; el caso de los cinco chicos de Llano Verde que aparecieron macheteados… Esto no puede pasar en un país donde se supone que existe la democracia. 

Así la justicia no llegue, no vamos a dejar de hablar de esto porque es momento de decir las cosas como son, hay que empezar  a hablar con la verdad. Para eso también sirve la música, para conectar con la realidad

¿Qué Pasó?
Para mí es el cierre ideal. Tiene un beat muy denso, muy oscuro que me recuerda a películas de acción con ese sub bajo. Fue la primera canción que grabé de las canciones de rap o trap del disco. Obregón y yo estábamos en el estudio, él me dice que tenía un beat pero que le parecía muy raro, a lo que yo respondí “Muestre a ver”. este tema salió en unos 10-15 minutos, ese man me miraba como “¿Y esta pelada qué está haciendo?” Fue un trabajo de confianza y respeto. Lo que él podía hacer y lo que yo podía hacer. “No me voy a hacer leyenda, me mueve el corazón, que ninguna obra que haga me perturbe la razón”… de eso se trata. Haz lo que te gusta hacer sin esperar nada de nadie.