fbpx

Måneskin: el fenómeno que conquistó Europa ahora se prepara para tomarse el mundo

La agrupación ganó el concurso de Eurovisión contra todo pronóstico, se prepara para su debut mundial
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Thomas Raggi, Ethan Torchio, Damiano David y Victoria De Angelis.

Ilaria Leie

Si usted fue uno de 183 millones de espectadores que se conectaron a la transmisión del festival Eurovisión este año, probablemente estuvo al borde de su asiento viendo la presentación de Måneskin, quienes tocaron su apasionante sencillo Zitti e Buoni vestidos con botas de plataforma, mientras canalizaban la energía electrizante del glam rock. La agrupación le concedió a Italia su primer galardón en dicha competencia desde 1990, al igual que logró posicionarse como el primer grupo de rock en ganar aquel concurso desde que Lordi (banda finlandesa) en 2006. 

El verano ha sido caótico para la joven agrupación, pues la habilidad que tiene Eurovisión para catapultar a jóvenes superestrellas durante las últimas décadas ha logrado que Måneskin sea difícil de ignorar.  En el momento tienen tres canciones que ocupan las primeras posiciones de los listados globales de Spotify. Su cover de Beggin’ escaló rápidamente para disputarse el primer lugar con Good 4 U de Olivia Rodrigo. Asimismo, su más reciente sencillo, I Wanna Be Your Slave también ha sido una gran contendora frente a otros éxitos, y seguramente seguirá triunfando gracias a su sensual video. Por otra parte, es seguro que ahora no se puede abrir Tik Tok sin que se escuche alguna de sus composiciones en dichos clips.

“Es algo muy extraño” comenta la bajista Victoria De Angelis, “Ninguno de nosotros utiliza Tik Tok, entonces no vemos esos clips mucho. Aunque, siempre que nuestros amigos nos envían algún video sentimos una sensación rara, pero cool”.

La historia de la agrupación es tan clásica como su estilo y sonido. La banda se conoció cuando apenas eran adolescentes en Roma. Victoria iba al mismo colegio que Damiano David (vocalista) y Thomas Raggi (guitarrista). Los tres eran fanáticos empedernidos de la música y crecieron escuchando cada una de sus variantes. El gusto de Damiano se refleja precisamente en su presencia en el escenario, pues este incluye a: Aerosmith, R.E.M, Red Hot Chili Peppers, Soundgarden, entre otros; mientras que Thomas prefiere la corriente del heavy metal y hard rock como Led Zeppelin. Por otro lado, Victoria se decanta por David Bowie o Depeche Mode.

Eran muy jóvenes y estaban acostumbrados a tocar con otros pares de su misma edad, quienes no eran grandes músicos, pero necesitaban con urgencia un baterista. Por casualidad encontraron a Ethan Torchio en Facebook y lo llamaron para una audición. “Era algo completamente falso” admite Damiano “Pretendíamos ser personas cool para impresionar a los otros bateristas. Él era nuestra única opción y afortunadamente era muy bueno.

Torchio, quien considera a Steward Copeland de The Police como su mayor inspiración, estaba muy emocionado de poder formar parte de la agrupación, pero ellos aprenderían lo difícil de ser una banda joven en Italia. “No existe una audiencia que desee verte en vivo” explicó Raggi. Roma carecía de bares y discotecas en los que los artistas jóvenes pudieran demostrar su talento, pues era difícil agendar presentaciones. Cuando encontraban lugares para tocar, aquello involucraba que los integrantes tuvieran que rogar para no recibir nada a cambio.

“Nadie va a contratarte para que toques, todo debes hacerlo por tu cuenta. Nadie te pagará. Es complejo porque eres joven y desconoces que puedes vivir de hacer música” expresa De Angelis. “En Italia no hay otras bandas de rock de renombre. Hay algunas que pueden ser consideradas como históricas, pero no hay otras agrupaciones jóvenes y eso es una pena”.  

Por esta razón, el grupo decidió tomar las calles. Empezaron por el Colli Portuensi, en el distrito de Roma, para continuar con el famoso Via Del Corso, “Cuando empiezas a captar la atención de los transeúntes eso se convierte en parte de tu entrenamiento para el escenario” describe Damiano.

En el 2018 Måneskin lanzó su álbum debut: Il Ballo della Vita (El baile de la vida), una producción casi conceptual, inspirada en una musa de ficción: Marlena, que contribuyó a la influencia del ska que se percibe en el disco. No obstante, su LP más reciente: Teatro D’ira Vol 1 (el teatro de la ira) se siente como una visión más completa de la banda. Antes de disponerse a componer, el cuarteto se mudó a Londres para experimentar la escena musical de primera mano. “En Londres hay tantos conciertos todas las noches… tuvimos la oportunidad de ver a muchas agrupaciones diferentes que nos inspiraron bastante” explicó la bajista.

Damiano agregó que aquel fue un momento donde empezaron a estudiar sus instrumentos de forma más mesurada junto con “todas las posibilidades” que podían tener si alcanzaban una comprensión más amplia en cuanto a su técnica. Cuando regresaron a Roma para completar las grabaciones de Teatro (pues cada canción fue capturada en vivo para lograr una crudeza necesaria) aquel sonido les ayudó a ganar una audiencia de talla mundial, a pesar de que las estaciones de radio les dijeran que aquello no era lo suficientemente ‘mainstream’.

Para la banda la crudeza es un elemento esencial que acompaña su mensaje. Según ellos, la libertad sexual es tan inherente a sus composiciones como a su estilo. Están particularmente orgullosos del sensual video de I Wanna Be Your Slave, el cual resalta su ‘ethos’, genialidad y atractivo. “I Wanna Be Your Slave trata sobre el sexo y cómo cada quien expresa se expresa sexualmente” acotó la bajista. “Este tema habla sobre la libertad para ser quien uno quiere ser en realidad, no hay distinción entre lo bueno y lo malo. Eso es lo que queríamos mostrar en el clip”.

Los miembros de la agrupación, quienes orgullosamente se despojaron de las normas de género y sexualidad para escoger su estilo y atuendos en el escenario, se han sentido animados por los fanáticos pues ellos les han revelado que Måneskin ha contribuido en su forma de aceptarse tal y como son en lo que conlleva su identidad sexual. “Cuando éramos más jóvenes, no teníamos tanta confianza en nosotros mismos. Pero ahora hemos tenido la oportunidad de crecer juntos y apoyarnos mutuamente” manifestó David. “Deseamos compartir nuestra experiencia con nuestros admiradores y alentar a las personas para que se sientan cómodos siendo quienes son realmente. Todos deberían tener el derecho de compartir su forma de ser sin ser juzgados o aislados”.

Durante el verano Måneskin tendrá la oportunidad de celebrar su triunfo con diferentes conciertos alrededor de Europa. Para el final de 2021 ya habrán lanzado su tercer LP, el cual empezaron a producir el año pasado, para agendar fechas de una próxima gira. La agrupación sueña con abrir para: Arctic Monkeys, Rolling Stones o los Foo Fighters. “¡Claro!” dice Damiano con una sonrisa “Queremos ser los artistas principales” a este punto, aquel sueño podría estar más cerca de ser realidad de lo que él imagina.