fbpx

Musicians on Musicians: Phoebe Bridgers & Lars Ulrich

La gran poeta de 2020 explora su lado más pesado en una conversación con el baterista de Metallica
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Fotografía por Yana Yatsuk

Phoebe Bridgers estaba cursando primaria en Pasadena, California, cuando escuchó a Metallica en el videojuego de PlayStation 2, Test Drive: Off-Road Wide Open. “A principios de los 2000 era una niña, así que fue como un regalo que la banda que acababa de descubrir ya tuviera un catálogo musical extenso”, dice la artista de 26 años. “Puedes revisarlo y escucharlo todo”.

Aunque ha mencionado que músicos como Elliott Smith y Tom Waits influenciaron su ingenioso y profundo sonido folk rock, casi no ha hablado sobre su gusto por Metallica. De hecho, es el tipo de fan que podría defender St. Anger (2003), “Pienso en Metallica como un grupo de pop. Muchas agrupaciones de metal solo tocan el género por hacerlo, pero ellos escriben canciones de verdad”. El baterista de 56 años, Lars Ulrich, estaba emocionado cuando Bridgers lo buscó para tener una conversación. Revisó toda su música, incluso desde sus proyectos anteriores como Einstein’s Dirty Secret y Sloppy Jane. La charla fluyó tan naturalmente que, cuando Ulrich miró el reloj, ya habían pasado dos horas. “Podría sentarme aquí y hablar durante todo el día. Ha sido demasiado agradable”, dice el músico.

Bridgers Ustedes tienen buenos fans, pero también tienen algunos que se sienten con poder sobre ustedes y dicen cosas como, “Estos son los verdaderos álbumes de Metallica”. ¿Qué opinas al respecto?

Ulrich La diferencia es que a comparación de antes, ahora todos tienen algo que decir. A finales de los 90 era más como que un día hacíamos un concierto en algún lugar y, unos cuatro días después, el setlist estaba en Internet. Todo lo que pasó con Napster hace 20 años, cuando estuvimos involucrados en ese problema, fue la primera vez en la que no fuimos vistos como los buenos. Ahí fue cuando decidí dejar de prestarle atención [a los comentarios de Internet].

Bridgers Lo que pasó con Napster me parece muy interesante porque estamos en 2020 y alguien que no toca música en lo absoluto está ganando dinero por streaming. Ahora es legal robar discos.

Ulrich Fue una de las experiencias más extrañas que he tenido porque estuve al frente de todo y quedé impactado. En realidad comenzó más como una pelea callejera porque pensamos, “Espera un momento, ¿una de nuestras canciones está sonando en algunas emisoras al norte del país?”; era una canción que todavía no habíamos publicado. De modo que comenzamos a seguirle el rastro y dijimos, “Napster, ¿qué carajos?”. Crecimos en un ambiente en donde si alguien te jodía, íbamos por él. Y de un momento a otro el mundo ya nos estaba observando.

Eso me dejó un sinsabor, especialmente porque todos eran mis amigos y me decían: “Estás haciendo un gran trabajo. Te apoyamos. ¿Qué podemos hacer para ayudarte? Llámanos”. Y luego, justo cuando estuve allí y miré hacia atrás, no había ni una sola persona a mi lado. Claramente tenía el apoyo de la banda, pero de verdad fue muy extraño. ¿Qué te parecen las redes sociales y cómo las usas para compartir tus pensamientos y comunicarte con tus fans?

Bridgers Siempre termino siendo la abogada del diablo. Tal vez sea porque tengo muchos amigos mayores que piensan que es estúpido, y al final termino diciéndoles, “Pero mira, este chico hizo un baile con una de mis canciones”. ¿Metallica tiene bailes en TikTok?

Ulrich Y me siento identificado con eso porque antes, cuando me mudé a California, solía seguir a Motörhead. Estuve en 68 de sus conciertos. Tú obviamente hiciste referencia a Lemmy en una de tus canciones [Smoke Signals]. ¿Sí escuché bien?: “Cantando Ace of Spades cuando Lemmy murió”.

Bridgers Es una historia real. Estaba en un viaje con mi baterista y estábamos escuchando la radio. Estaban hablando sobre su muerte y pasamos todo el camino cantando y haciendo listas de reproducción. Escucho mucho a Motörhead y a Metallica. También me metí en el mundo de Slayer y hace poco me comenzó a gustar Nine Inch Nails.

Ulrich Eso debe ser interesante. Hablemos de composición. Obviamente para mí hay tres elementos principales: la letra, la melodía y el acompañamiento musical. ¿Qué es lo primero que llega a ti?

Bridgers Me siento con una guitarra, comienzo a tocar intentando encontrar una melodía y extrañamente todo surge al mismo tiempo. Pienso que compongo cuidadosamente porque no hay nada que odie más que revisar algo dos días después y pensar, “Esto es una mierda”. Así que intento evitarme esa molestia al ser precavida y casi siempre componer en orden.

Una de las cosas más extraordinarias que he visto es cuando en el documental de Metallica [Some Kind of Monster], su terapeuta [Phil Towle] se acerca y les sugiere unos versos. Estaba impresionada. Alguna vez escuché mezclas con una terapeuta porque me dijo, “Tienes que mostrarme lo que te produce tanta ansiedad”.


“Una de las cosas más extraordinarias que he visto es cuando en el documental de Metallica [Some Kind of Monster], su terapeuta [Phil Towle] se acerca y les sugiere unos versos. Alguna vez escuché mezclas con una terapeuta porque me dijo, “Tienes que mostrarme lo que te produce tanta ansiedad”.  — PHOEBE BRIDGERS


Ulrich Fue un tiempo muy experimental y de cambios. Llevábamos 20 años como banda y nos dimos cuenta de que nunca habíamos conversado sobre nuestros sentimientos, ni sobre lo que significaba estar en Metallica. Y luego James Hetfield tuvo que retirarse para lidiar con sus problemas de adicción y al final eso nos dio otra visión.

Pasamos momentos difíciles con Phil y por más fácil que sea reírse de él, siempre lo defiendo cada vez que preguntan por él. Él salvó a la banda.

Bridgers Además St. Anger es un gran disco. Probablemente fue el primer álbum que escuché de Metallica.

Ulrich Ese disco se hizo de una manera muy diferente. Durante ese par de años todo se centró en sinceros entre nosotros sobre el espíritu de romper las reglas. Me alegra haberlo hecho…

Ahora hemos estado componiendo durante tres o cuatro semanas. Y con la pandemia, los incendios, la política y el racismo es muy fácil sentirse deprimido, pero componer siempre me hace sentir animado por lo que se venga. Todavía hay una oportunidad de hacer el mejor disco y hacer la diferencia. De hacer algo que puede que no les guste a otras personas, pero que sí me guste a mí. El otro día leí que estás comenzando un sello, Saddest Factory [una marca de Secretly Canadian].

Bridgers Sí.

Ulrich Me emociona que lo estés haciendo y espero que te vaya mejor que a mí. A finales de los 90 y principios de los 2000, tuve un sello a través de Elektra Records pero uno de los discos que saqué fue el menos vendido de la disquera.

Bridgers Sí, definitivamente me dan ataques de pánico al pensar que esto ya es demasiado. Pero será divertido.

Ulrich Si sé de algo, te lo haré llegar.

Bridgers ¡Sí, envía todo lo que quieras! Intentaré romper tu récord del disco menos vendido en Secretly Canadian.