fbpx

Ni con la fama o el performance Charlie Watts nunca se impresionó con los Rolling Stones

El célebre baterista nunca quiso ser el centro de atención. Su única labor en esa industria era retar a la banda y despelucar a la audiencia en cada presentación
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Michael Putland/Getty Images

Durante 60 años Charlie Watts fue el polo a tierra de los Rolling Stones y gracias a sus ritmos en la batería el rock nunca volvió a sonar igual. Para mí, Charlie cambió el rock con la introducción en la canción Let It Bleed . En mi opinión, esa es una de las mejores canciones de la banda porque en esa introducción de cinco segundos toda la banda se adapta a Charlie y su improvisación. La grandiosidad de esta banda se debe en parte a la tensión entre la excentricidad de Mick y el estoicismo de Charlie. Uno impresionaba a los fans mientras que el otro no se dejaba impresionar.

Por ejemplo, en la canción Start Me Up se ve la complicidad entre Mick y Charlie: pues al final de la canción Mick termina con “You made a dead man come!” (lograste que un muerto tuviera un orgasmo) que aunque soez se queda en el olvido mientras Charlie mantiene el ritmo y el groove de la canción. Hay algunos fans que atribuyen a Charlie ese poder de revivir a los muertos. 

Charlie Watts nunca se deslumbró con la fama o las promesas vacías. Keith, uno de los integrantes de la banda, le dijo a ROLLING STONE en una entrevista para la portada de 1981, “En lo que a mí respecta, me siento agradecido de poder trabajar con Charlie Watts. Él es el sujeto que no se cree lo que está pasando. La modestia de Charlie es nuestro polo a tierra porque ni siquiera él entiende cuál es el encanto de su habilidad en la batería. Nada en la actitud de Charlie es forzado, él es de esa manera siempre”. Esta transparencia se notó en la calidad de su matrimonio con Shirley pues estuvieron juntos lo que equivale a todos los matrimonios cortos de los artistas de su época. Es decir, toda una vida.

Otros de mis favoritos de la banda, en especial por la presencia de Charlie en la canción es Their Satanic Majesties Request, porque mientras los demás estaban experimentado con ritmos New Age, Charlie era quien tocaba rock & roll. Con eso no solo probaba su habilidad musical sino también mostraba la influencia que el jazz tenía en su vida. Watts siempre se declaró amante de la progresión del Jazz e intentó trasladar ese subidón al rock & roll. Esto también se nota en el coro de Dandelion o en el impulso que le da a canciones como Citadel o 2000 Light Years From Home.

Charlie murió en el aniversario número 40 de Tattoo You, el himno de las personas que crecimos en los ochentas. Esa es la versión de Charlie que más me gusta El era una estrella de rock sin tiempo para sinsentidos, tenía una cara de poker y pocas cosas lo alteraban . Tattoo You es la canción de Charlie, él se encarga de llevarla, impulsarla y mantener a los oyentes atrapados. El único momento en donde Charlie se sorprende musicalmente es cuando Sonny Rollins hace su solo de saxofón en Neighbours

Tuve la oportunidad de ver algunos shows del tour del 2019 y entendí cómo se habían unido estos músicos para hacer lo que hacía. Mick con su voz y apariencia excéntrica, Ron Wood y Keith Richards avivando a la audiencia y Charlie… Charlie estaba ahí como el pegante de la banda. Él tocaba por amor a la música y no a los fans. Eso se notaba en cada presentación de Midnight Rambler,  el rock and roll era su elemento y no podía alejarse de ese escenario. Mientras pensaba en todos los ejemplos en dónde Charlie brillaba sin ser el centro de atención me di cuenta de que durante 58 años Charlie fue quién mandaba en el grupo. Despido a Charlie con la versión de Slim Harpo Exile Shake Your Hip, por esos cincuenta cinco segundo en los que mantuviste la banda.  Gracias Charlie, esto es para ti.