fbpx

Oh’Laville documenta la nostalgia por la tarima

La banda bogotana ha presentado un álbum en vivo cuando más se necesita
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Fotografías De An Hueso

‘Hemos sido siempre una banda que se ha preocupado mucho por el show en vivo’, dice Andrés Sierra, bajista de Oh’Laville, para empezar a hablarnos sobre Soles negros En vivo, el álbum que el cuarteto grabó en su última presentación en vivo de 2019. “Compartimos la sensación de que oímos el disco y es muy emocionante, más ahora, en este contexto, cuando no se puede salir a tocar”.

Encontrarse con un lanzamiento de este tipo representa hoy una agradable anomalía porque los discos en concierto parecen condenados a la extinción en tiempos de streaming dominados por los productores, más que por artistas que interpreten hábilmente algún instrumento. Es como si ahora cualquiera con tres aparatos y un software pudiera ser productor, pero muchos pensamos en una cosa completamente distinta al oír esa palabra; pensamos en Rick Rubin, en Santaolalla e Iván Benavides, en Quincy Jones o en George Martin. Pero ese es otro tema…

Fotografía Por Felipe Franco

La anomalía que ha presentado Oh’Laville resulta todavía mayor cuando encontramos que Soles negros En vivo está compuesto por 19 cortes que alcanzan más o menos los 90 minutos de duración en conjunto. Francisco ‘Kiko’ Castro, un ingeniero con muchísimas horas de vuelo junto a los grandes nombres de la música colombiana, múltiples nominaciones y premios Grammy, estuvo al frente de la grabación y la mezcla.

Luis Lizarralde (batería), Andrés Sierra (bajo y voces), Andrés Toro (guitarra y voces) y Mateo Paris (voz y guitarra), han tocado como Oh’Laville por más de ocho años, y luego de su presentación en Rock al Parque de 2013 sintieron que la banda realmente estaba encontrando un lugar importante en sus proyectos de vida.

Imágenes del concierto en el que la banda grabó Soles negros en vivo, su más reciente lanzamiento. Fotografía De An Hueso

Al hablar sobre la aparente desaparición de los discos en vivo, Sierra señala que “los músicos en los sesentas y setentas eran tan buenos porque dependían mucho del medio físico en el que se grababa; una cinta va perdiendo calidad a medida que se van haciendo tomas, los músicos tenían que estar supremamente afilados”, y compara ese antecedente con lo que ve en la actualidad: “En este momento, si la embarras en un compás no pasa nada, te devuelves, cortas, pegas, es muy fácil, y eso ha relajado la conciencia de los músicos”. Más que una crítica, es una observación que difícilmente puede debatirse.

Imágenes del concierto en el que la banda grabó Soles negros en vivo, su más reciente lanzamiento. Fotografía De An Hueso

Soles negros En vivo busca plasmar la situación de un concierto en un teatro, que para la banda es totalmente diferente a la que habitualmente se vive en un bar, y pretende abordar la experiencia desde una perspectiva casi metafísica que se abre con una introducción larga y atmosférica. El show corresponde al cierre de la gira del álbum Soles Negros, que tuvo lugar el 18 de diciembre en el Teatro Libre de Chapinero, en Bogotá, y uno de sus tracks (A capela) recuerda el momento en que el público levantó su voz con el canto de “A parar para avanzar, ¡viva el paro nacional!”.

La historia del rock colombiano no incluye muchos registros en vivo hechos de forma profesional, y este podría convertirse en un buen documento sobre una etapa interesante para una generación de músicos colombianos que aún no cuentan con suficientes discos en concierto. La posibilidad de tener el álbum en formato físico parece un poco lejana por culpa de la pandemia, pero hace parte de los planes de la banda cuando las puertas se abran nuevamente. Esperemos que sea pronto.

Luis Lizarralde (batería), Andrés Sierra (bajo y voces), Andrés Toro (guitarra y voces) y Mateo Paris (voz y guitarra) componen Oh’LaVille. Fotografía De An Hueso
El arte minimalista del álbum.
Previous
Next