fbpx

Olivia Rodrigo se convierte en la nueva voz del pop en Sour

En su álbum debut, la cantante utiliza la rabia y la intimidad de Drivers License como si fuera un puñal
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Grant Spanier

Olivia Rodrigo

Sour

En los primeros segundos de su álbum debut, Sour, Olivia Rodrigo hace la siguiente declaración: “¡Quiero que sea un poco desordenado!”. Eso no debería ser demasiado difícil para una estrella del pop que apareció aparentemente de la nada en enero, una actriz de Disney cuyo éxito Drivers License encendió un interés generalizado gracias a un triángulo amoroso entre sus coprotagonistas de High School Musical: The Musical: The Series. Rodrigo cantó frases desgarradoras y extremadamente fáciles de relacionar sobre algo que se suponía que debías hacer con tu pareja pero que ahora estás haciendo solo, y eso nos dio una idea de su potencial como compositora. Hasta ahora es solo mayo, pero Drivers License  ya es la canción del año. Le hemos dado las llaves del carro a Rodrigo. Somos afortunados de acompañarla en el viaje.

Mientras que la mayoría de los artistas construyen su álbum de ruptura, sentando cuidadosamente las bases de su futura devastación, Rodrigo ya va dos pasos más adelante. Siguiendo la misma línea que Drivers License, las baladas aquí abordan la angustia con gracia; incluso cuando se separa de un ex, resiste la tentación de derribar a su nueva pareja. “Pero ella es hermosa / es amable”, admite en Happier, uno de los cortes más destacados del disco. “Ella probablemente te hace sentir mariposas”.

Al igual que hizo con Billy Joel en el hipnótico tema Deja Vu, Rodrigo trae a nuestra conciencia viejas referencias musicales, como una adolescente emocionada que transmite chismes en un teléfono de disco. “Estoy tan harta de los 17 / ¿Dónde está mi maldito sueño adolescente?” pregunta en Brutal. Si te sentiste viejo al escuchar a Katy Perry cantar sobre Radiohead en The One That Got Away, te sentirás viejo al escuchar esto.

Rodrigo camina a través de Sour libre de cualquier pretensión, mientras se deleita con su inseguridad y sus debilidades. “Usé maquillaje cuando salimos porque pensé que te gustaría más / Si me parecía a las otras reinas del prom que te encantaron antes”, canta en Enough For You. Ella lidia con el vacío de las redes sociales en Jealousy, Jealousy, habitando la voz de cualquier adolescente de la Generación Z mientras se compara con otros a través de una pantalla: “Quiero ser tú / Y ni siquiera te conozco”.

También se asegura de rociar un poco de pop-punk para equilibrar la tristeza, particularmente Good 4 U. Es como si Lorde hiciera un cover de un lado B de Dookie.

Rodrigo nació en 2003, lo que da la edad perfecta para inspirarse en la moda de finales de los noventa (pinzas para el cabello, gafas de sol ajustadas, stickers de mariposas) y asumir con orgullo su lugar como discípula de Taylor Swift (Traitor es la prima perdida hace mucho tiempo de My Tears Ricochet). Pero está abriendo un camino hacia un reino del pop completamente nuevo, donde sin pedir disculpas y con entusiasmo ella es su propia guía. Así como Deja Vu y Good 4 U demostraron que Rodrigo iba a ser mucho más que un sencillo viral sobre cómo atravesar la angustia de una tusa. Sour confirma que este es solo el comienzo de su historia, donde ella surfea con experticia las olas de turbulencia adolescente y caos emocional de cualquier camino que elija.