fbpx

Ozzy Osbourne dice que el Diablo lo protege del virus del COVID-19

“¡Ser un devoto del Diablo tiene sus ventajas!”, dijo el Príncipe de las tinieblas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Ozzy Osbourne en 1981.

Fin Costello

Son innumerables las veces en las que Ozzy Osbourne ha sido acusado de realizar prácticas ocultistas, y pese a que en más de una ocasión el Príncipe de las tinieblas ha asegurado que las menciones al paganismo en su obra han sido en esencia performativas, recientemente ha dicho que Satanás lo ha protegido del COVID-19.

En un comunicado enviado a la revista Metal Hammer, reflexionó sobre los efectos de la pandemia en su familia, pues tanto su esposa Sharon como su hija Kelly se contagiaron del virus. “Yo nunca lo tuve. ¡Ser un devoto del Diablo tiene sus ventajas!”, expresó.

Salir victorioso de una enfermedad que ha cobrado tantas vidas durante casi dos años es un motivo de alegría, sin embargo, Ozzy ha presentado otros achaques de salud que lo han mantenido al margen del público. En 2019 contrajo neumonía y ese mismo año tuvo que posponer su gira tras sufrir una fuerte caída en su casa, mientras que a principios de 2020 reveló que había sido diagnosticado con Parkinson.

“He estado en una condición terrible durante estos últimos dos años”, continuó. “He tenido que lidiar con este maldito cuello roto y parece que tendré que someterme a otra cirugía. Actualmente estoy en terapia física”.

No obstante, Osbourne se ha mantenido ocupado trabajando en el sucesor de Ordinary Man (2020), disco que ya tiene 15 canciones grabadas y que contará con colaboraciones con Eric Clapton, Tony Iommy y Zakk Wylde, entre otros. “Aún no puedo describirlo por completo”, agregó. “Hace un tiempo que no lo escucho porque sigue pasando de persona a persona para añadir sus partes. Todo el tiempo estamos trabajando en ello”.