fbpx

Parque temático demanda a Taylor Swift por el título de último álbum

Una compañía estadounidense asegura que el nombre de Evermore y sus productos ocasionaron “gran confusión”, afectando negativamente a su negocio
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Un parque temático en Utah, Estados Unidos, demandó a Taylor Swift por uso indebido de su marca registrada.

Frazer Harrison

El parque temático Evermore en Utah, Estados Unidos, impuso una acción legal contra Taylor Swift, alegando el uso indebido de su marca registrada por su álbum del mismo nombre y su mercancía.

En el escrito judicial obtenido por ROLLING STONE, la compañía reclama que el lanzamiento de Evermore causó “gran confusión”, afectando negativamente la presencia en línea del parque, además de perjudicar sus ventas e incluso a sus visitantes. La demanda afirma que hubo personas que le preguntaron al equipo del lugar “si el disco era resultado de una colaboración o si se trataba de otro tipo de relación”.

Asimismo, asegura (con fotografías incluidas a modo de evidencia) que el parque Evermore y el disco ofrecen productos similares. Además, el demandante sostiene que la ropa que está en venta en la tienda en línea de la artista, es una imitación de su marca.

En un documento presentado ante el tribunal en respuesta a una carta de cese y desistimiento de la empresa, el equipo legal de la cantante señaló que las acusaciones son “infundadas” y manifestó que en ningún momento hubo uso indebido de la marca. Adicionalmente, agregó que Swift no vende ninguno de los productos ofrecidos por el parque como parches, cabezas y huevos de dragón.

“Lo cierto es que este reclamo sin fundamento proviene de Ken Bretschneider, fundador y gerente del parque. Y de acuerdo con la revista Utah Business, ‘Desde junio de 2020, se han presentado al menos cinco tutelas en su contra y el grupo Evermore’, por parte de varias compañías de construcción”, dijo un portavoz de la artista en un comunicado para ROLLING STONE. “Dichas empresas aseveran que ‘se les debe entre 28 mil y 400 mil dólares’. Según el mismo medio, ‘él debe millones en construcción, maquinaria y jardinería a los trabajadores que aún no han recibido su paga’. Sus verdaderas intenciones detrás de esto deberían ser más que obvias”.

La demanda no solamente solicita “no más de dos millones de dólares” por el uso indebido de la marca en la ropa, sino también indemnización por daños y perjuicios, así como por los honorarios de los abogados y demás costos judiciales.