fbpx

¿Por qué ‘Never Gonna Give You Up’ suena igual que ‘Smells Like Teen Spirit?’ Dave Grohl nos lo explica

Grohl habla sobre su experiencia como escritor novato, sus métodos de composición, Rivers Cuomo, entre otras cosas
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Dave Grohl retratado en Los Ángeles el 10 de junio de 2021.

Jason Nocito

No es necesario pasar una gran cantidad de tiempo junto a Dave Grohl para descubrir por qué decidió llamar a su autobiografía The Storyteller (El contador de historias). En su entrevista con Rolling Stone para la nueva portada de la revista, el líder de la icónica banda compartió anécdotas que variaron desde recuerdos desgarradores, hasta algunas que nos hicieron partir de la risa. Conócelo más a continuación:

Antes cuando era un adolescente prodigio en la batería viviendo en los suburbios de Washington D.C, Grohl disfrutaba seriamente de escuchar a GWAR, incluso llegó a pensar que se les uniría algún día, por lo cual diseñó su propio traje para el escenario

“GWAR estaba buscando un baterista” dice Grohl “Y hablé sobre ese tema con su guitarrista Dewey, él me dijo: ‘oye eso (su ingreso a la agrupación) es una idea genial, además podrías diseñar tu propio atuendo’. Como baterista no quieres algo que te cubra la cara completamente, además necesitas que tus brazos puedan moverse con facilidad, entonces empecé a dibujar este diseño… para ese tiempo Gwar era una banda que podía ilustrar como a 700 personas ¿Cierto? Lo cual es una cantidad grandísima; y luego, mientras lo iba meditando pensaba ¿De verdad quiero llevar a mi ‘tío’ a verme tocar en un concierto donde hay sangre y semen disparándose por todos lados?”.

Cuando el líder de los Foo Fighters se fracturó la pierna en 2015 durante un incidente en el escenario, la lesión resultó ser más delicada de lo que se pensaba.

“Aún creo que tengo 18 años, como la mayoría de hombres que se dan cuenta que están envejeciendo” comenta Grohl “Yo solamente decía ‘pónganme una férula y estaré de vuelta en un mes’ lo que no sabía es que estaba jodido, no tenía la menor idea de lo mal que estaba. Cuando me reuní por primera vez con el terapista físico, las primeras palabras que salieron de su boca fueron: ‘Esto es peor de lo que piensas, si haces lo que te he indicado podrás seguir corriendo detrás de tus hijas, si no, deberás usar bastón por el resto de tu vida’. Eso me dejó perplejo. Entonces las terapias ocupaban alrededor de tres o cuatro horas al día por seis meses, solo para recuperar la movilidad”.

Su terapista también lo motivó para que tocara la batería, a lo cual el vocalista acredita dentro de su proceso de recuperación. 

El músico escribió una serie de canciones previas a su faceta con Foo Fighters, las cuales incluían temas como Friend of a Friend, un tema que hizo parte del LP de la banda In Your Honor de 2005. Mientras tanto, en Olympia (Washington), su compañero de cuarto, Kurt Cobain, dormía en la habitación de al lado.

“Cuando recién me había unido a Nirvana, no tenía una guitarra” recuerda Grohl. “Yo solía usar la de Kurt y, como él era zurdo, debía aprender a tocarla al revés. Era un poco raro al principio, pero también creo que es una forma de encontrar acordes que no habrías descubierto de otra forma”.

“Kurt se iba a dormir a su habitación y yo simplemente me quedaba allí durmiendo en un pequeño sofá. Pasaba toda la noche tocando la guitarra, pero trataba de ser silencioso pues no quería despertarlo. Por lo cual empecé a componer una serie de canciones en medio de murmullos con melodías taciturnas”.

Cuando los Foo Fighters estaban empezando a preparar su rendición del clásico de Rick Astley: Never Gonna Give You Up, el cual resultaron cantando junto a Astley mismo, notaron que la melodía les recordaba a otra canción.

Durante el Sonic Festival en Japón, la banda decidió tocar Never Gonna Give You Up tras notar que Astley estaba incluido entre los artistas que se presentarían allí. “Empezamos a aprendérnosla para mantenernos fieles a la versión original” comenta el vocalista “luego nos empezamos a dar cuenta que los arreglos eran muy similares a Smells Like Teen Spirit; la progresión de acordes era muy parecida, es cierto. Asimismo, había un riff de guitarra que daba paso a la entrada de la percusión y continuamente al verso inicial… había mucho en común. Por lo cual dije: ‘Dios mío’ y comenzamos a molestar tratando de acoplarnos a ese mismo estilo y nos pareció tan cómico que tocamos la canción diez veces seguidas”.

“No obstante, cuando subimos al escenario el mismísimo Rick Astley estaba parado viéndonos desde un costado. Si hubiéramos pasado por toda la logística común de pedirle a un artista que se uniera a nosotros en escena no habría sido igual de divertido. Caminé hacia él y le dije: ‘Hola, soy Dave’ y él respondió: ‘Hola, soy Rick’ y entonces pregunté ¿Quieres hacer esto?”.

Después que los Foo Fighters participaran en la reapertura del Madison Square Garden este verano, Grohl se sentó tras bambalinas, donde la mayoría de las medidas de salubridad requerían que los visitantes se mantuvieran alejados, conversando dos horas con Dave Chapelle (quien se había unido momentáneamente a la banda para interpretar una curiosa versión de Creep de Radiohead) y Chris Rock.

“Cuando hicimos SNL con Chappelle en noviembre, Chris Rock vino a los camerinos. Estábamos pasando el rato en la habitación de Dave y, luego nos dimos cuenta: ‘¡Mierda, hemos estado aquí antes!’, como en 1992, cuando éramos niños. Y así, cada vez que nos vemos, volvemos a rememorar lo salvaje que era ser tan joven en Saturday Night Live, que durante toda nuestra vida ambos considerábamos el programa de televisión más importante… Así que cada vez que le veo hablamos de los viejos tiempos y de Farley, Sandler y demás. Fue divertido”. 

En su autobiografía, Grohl también cuenta cómo rompió una baqueta en directo ante las cámaras, justo al comienzo de la actuación de Nirvana en el episodio de SNL de enero de 1992, cuando tocaron Smells Like Teen Spirit. Asimismo, recuerda esa ocasión como el comienzo de un giro oscuro para la banda; en el rodaje del video de Come As You Are, dos semanas después, Cobain (que Grohl había sabido un año antes que consumía heroína) apareció drogado. “Mientras rodábamos el video, la fragilidad de Kurt me impactó”, escribe Grohl añadiendo que: “Al día de hoy, todavía me resulta difícil ver Come As You Are sabiendo el estado en el que se encontraba Kurt en ese momento. Aunque nuestras siluetas están difuminadas por los efectos de la cámara… veo una imagen muy clara de tres personas entrando en lo que se convertiría en un periodo de turbulencia que sentiríamos durante años”.

El legendario músico está casi seguro de que padeció un desorden de atención sin diagnosticar durante su niñez.

“Una vez le leí a mis hijas uno de mis boletines de notas de cuando era más chico” recuerda el vocalista. “Estábamos en casa de mi madre en Virginia y encontré cada uno de ellos, y pues realmente, todo se fue al abismo después de primer grado. Creo que ese fue un comentario general que escuché durante toda mi vida: Dave tiene potencial, pero si tan solo se sentara y se concentrara en sus estudios, en vez de tratar de entretener a toda la maldita clase”.

Aunque ha pasado un tiempo desde que lograron superarlo, el bajista de los Foos, Nate Mendel, y el baterista Taylor Hawkins no se llevaron muy bien de inmediato cuando Hawkins se unió a la banda en 1997.

“Nate y Taylor no tuvieron muy buena vibra al principio” confiesa el líder de los Foos, “pero como es algo característico de Taylor, él llega y te da un abrazo de oso hasta que quiebra tu dura coraza. Él simplemente está tan lleno de amor y una energía que… simplemente tienes que ser un hijo de puta sin corazón para no amarlo”.

Por otra parte, Grohl se percató recientemente de cómo Rivers Cuomo y él tienen filosofías muy distintas a la hora de componer.

“Tuve esta conversación con Rivers hace unos años, cuando estuvimos de gira con Weezer en Australia”, comentó Grohl, “está claro que el tipo escribe canciones jodidamente buenas. Nos sentamos uno al lado del otro en una cena de grupo. Al final, me dijo: ‘Oye, cuando escribes canciones, ¿Cómo lo haces?’. Empecé a explicarle cómo es nuestro proceso, que es bastante sencillo. Hago algunas maquetas, se las enseño a los chicos y luego nos reunimos para tocarlas. Me dice: ‘¿Escuchas en la radio el top 40?’ Le dije: ‘La verdad es que no. Quiero decir, a menos que esté en el auto con mis hijos, supongo’. Él respondió: ‘Entonces, ¿no escribes canciones para intentar llegar a los 40 principales?’. Y le dije: ‘No ¡Ni siquiera creo que se nos permita estar ahí! ¿Espero que Cardi B sea eliminada de las malditas listas de éxitos? Absolutamente no’. Simplemente le dije: ‘No, yo escribo canciones para el escenario o un setlist, y las escribo para los fans de Foo Fighters’ y él dijo: ‘Vaya. ¿Así que escribes para el espectáculo?’ Y yo le dije: ‘Sí, ¿No debería ser así?’ Y no creo que lo haga. Creo que estamos en los extremos opuestos de ese espectro. Lo cual es gracioso”.

El líder de los Foo Fighters no puede dimensionar continuar como banda sin escribir música nueva.

“Mucho antes de que alguien escuchara algo de lo que componía”, dice, “grababa estas cosas yo solo. Básicamente, para impresionarme a mí mismo, en el estudio del sótano de mi amigo Barrett (Jones), tocando todos los instrumentos, sin querer que nadie los oyera porque me sentía muy inseguro y avergonzado por mi vocecita, mi mala forma de tocar la guitarra y mis estúpidas letras. No quería que nadie lo oyera. Pero me lo llevaba a mi habitación en un casete, lo escuchaba algunas veces seguidas y estaba orgulloso de haberlo hecho yo mismo. Así que ahora tengo esa misma sensación. Hacer una maqueta de las canciones, enseñársela a la banda, ir al estudio, grabarlas juntos como grupo y escucharlas después. La sensación de haber logrado algo me importa. Si entrara en un estudio y no pudiera grabar una puta canción, entonces no seríamos una puta banda. Sigue siendo un ejercicio para demostrarte a ti mismo que puedes hacerlo”.

Los ensayos de Nirvana empezaron siendo un revoltijo de ruidos.

Grohl consigna en su autobiografía que él, Krist Novoselic y Cobain hacían “una especie de ejercicio de improvisación en la dinámica, perfeccionando en última instancia nuestro instinto colectivo y haciendo que la estructura de la canción no tuviera que ser necesariamente arreglada verbalmente; simplemente sucedía… Este método fue fundamental en la dinámica de silencio/ruido por la que nos hicimos conocidos, aunque difícilmente la inventamos. Ese mérito se lo debemos a nuestros héroes, los Pixies”.

Incluso Kobain tenía sus momentos donde se emocionaba por el éxito repentino…

“Queríamos ser la banda más grande del mundo” afirmó Cobain una vez para un ejecutivo de una disquera de acuerdo con Grohl, quien asumió que su compañero de banda bromeaba y; como él lo recuerda en su autobiografía, cuando él y Cobain se sentaron en sus camas dobles en su habitación de hotel el 29 de septiembre de 1991 a ver el debut del video para Smells Like Teen Spirit en el programa de MTV: 120 Minutes. Ambos casi pierden la cabeza: “Levantamos el teléfono de la mesa de noche y empezamos a llamar a todas las habitaciones gritando ‘¡Está al aire ahora mismo!’ parecía una pijamada de niños”.

La experiencia de Grohl con el duelo por Cobain se complicó con una llamada muy personal en marzo de 1994.

Cuando Cobain entró en coma el 3 de marzo de 1994, tras una sobredosis de analgésicos de la que finalmente se recuperó, Grohl recibió brevemente una información incorrecta: Le dijeron que Cobain había muerto. Grohl cayó al suelo, afectado por lo que él llama “la tristeza más profunda de lo que jamás había imaginado”, solo para recibir una segunda llamada telefónica que le informaba de que su amigo seguía vivo. “En el transcurso de cinco minutos había pasado del día más oscuro de toda mi vida a sentirme renacido”, escribe Grohl. Cuando Cobain murió realmente un mes después, sintió que sus emociones estaban “bloqueadas por el trauma de un mes antes”. El vocalista de los Foo recuerda que: “Kurt era más que un nombre para mí; era un amigo, era un padre, era un hijo, era un artista, era un ser humano, y con el tiempo se convirtió en el centro de nuestro universo… Pero seguía siendo solo un joven con tantas cosas por vivir”.