fbpx

P&R: Angus Young

El guitarrista de AC/DC habla del nuevo disco de su banda, la vida junto a Axl Rose y el carácter inmortal de Back In Black
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

ROGER SARGENT/GETTY IMAGES

Durante la última gira de AC/DC en 2016, parecía que la banda se venía abajo. El cantante Brian Johnson tenía problemas de audición, y Axl Rose lo reemplazó en parte del tour, el guitarrista Malcolm Young desarrolló una demencia y tuvo que dejar de tocar. Además, el baterista Phil Rudd fue puesto en prisión domiciliaria por amenazar de muerte a un hombre.

Aunque parecía imposible, el guitarrista líder, Angus Young, logró reunir a la banda. El bajista Cliff Williams, Johnson y Rudd han vuelto al combate junto al sobrino de Angus, Stevie, que reemplaza a Malcolm, que murió en 2017.

En noviembre el grupo lanzó Power Up, su álbum número 17. Angus ha descrito el disco como un tributo a su hermano Malcolm, de la misma forma en que la banda homenajeó al fallecido cantante Bon Scott en Back In Black. “Muchas cosas salieron mal”, dice por Zoom, mientras está sentado entre dos grandes amplificadores Marshall en un estudio de Sidney. “Pero Malcolm siempre decía, ‘Veamos qué se puede hacer, saquemos lo mejor de la situación’”.


A AC/DC se le ha acusado de hacer el mismo álbum una y otra vez, ¿te molesta eso?

Malcolm decía, “Bueno, dicen que sonamos igual porque somos la misma banda”. Nunca hemos querido ir a un territorio que no sea el nuestro.

¿Cuánto tiempo tardaron componiendo Power Up? Todas las canciones aparecen acreditadas a Malcolm y a ti…

Muchas de las ideas venían de la época de Black Ice [el álbum que AC/DC lanzó en 2008]. Cuando hicimos ese disco teníamos mucho material porque estuvimos por fuera bastante tiempo y los dos escribimos muchas canciones. Entonces pensé, “Me voy a concentrar en sacar las que sé que le gustaban mucho a él”.

Cuando Axl Rose cantó con ustedes, él les pidió tocar algunas canciones que AC/DC nunca había tocado en vivo, o que había dejado a un lado, como Live Wire y Rock and Roll Damnation, ¿eso te dio una perspectiva fresca del material antiguo de la banda?

Él siempre me recordaba canciones, y en esa época pensaba, “Sí, creo que la tocamos en alguna parte”. El problema era que generalmente lo hacía en el día del show. “¿Podemos tocarla?”, y yo decía, “Oh, bueno, lo intentaré”. Tuve suerte. Mi técnico de guitarra tocaba en una banda de covers, yo le pedía que hiciera el primer acorde para guiarme. Era divertido, nos mantenía alerta.

En esa época, Axl dijo que podrían trabajar juntos haciendo música, ¿eso llegó a ocurrir?

Nada se consolidó. Sé que él está involucrado en muchas cosas. No pienso que realmente pueda decirse que llegamos a hacer música.

Él lo dijo como si quisiera componer música contigo, por eso lo pregunto.

No, eso nunca pasó.

Algunos fans se molestaron por la rapidez con que reemplazaron a Brian, ¿lamentas la forma en que eso ocurrió?

AC/DC nunca ha estado en el negocio de las relaciones públicas, no quisimos generar falsas expectativas. Para ser honesto contigo, Cliff y yo pensamos, “Al menos podremos cumplir con nuestros compromisos”. Entiendo que mucha gente vio la posibilidad de que fuera un desastre [Risas].

¿Cómo terminó Brian Johnson regresando para Power Up?

Bueno, no era precisamente que él estuviera regresando. Sabía que estaba consultando a especialistas en audición, y alguien había presentado una nueva tecnología que podía servirle. Él creía que podía hacer un álbum en estudio, por eso pensé que sería muy bueno, nos daría la oportunidad de grabar las canciones. Todo teníamos deseos de retomar el trabajo.

¿Cuándo te pusiste en contacto con Phil Rudd nuevamente?

Me encontré con Phil en el funeral de Malcolm, y me dio mucho gusto verlo. Estuvo trabajando en terapia, se veía realmente bien, mejor de lo que lo había visto en mucho tiempo. Hablé con él y nos mantuvimos en contacto.

En 2020 fue el aniversario de Back In Black, que se ha convertido en el segundo disco más vendido de la historia.

¿El segundo? ¿Cuál es el primero?

Thriller, de Michael Jackson.

Tenemos que deshacernos de ellos [Risas].

¿Por qué crees que Back In Black es tan popular?

Con Brian [reemplazando a Bon Scott] en la banda, íbamos hacia lo desconocido, no sabíamos cómo lo iban a recibir. Sabíamos que teníamos canciones fuertes. Nuestros managers nos dijeron que podríamos llegar a vender unos dos millones de copias si nos iba bien. Les sorprendió que vendiera tanto, creo que es un álbum que se conectó con la gente. Sin embargo, nunca llegó al primer lugar en Estados Unidos, y eso le pareció bueno a Malcolm; él decía, “Si llegas al Número Uno solo queda un lugar a donde ir” [Risas].