fbpx

P&R: Wolfgang Van Halen

Hablamos con el hijo del fallecido héroe de la guitarra sobre su primer trabajo discográfico y algunos recuerdos de su carrera
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

MAMMOTH WVH (TRAVIS SHINN)

Desde la triste y prematura muerte de Eddie Van Halen, los ojos de los medios y del público se han fijado en su hijo, Wolfgang Van Halen, quien acaba de publicar Mammoth WVH, su álbum debut como solista, en el que deja claras sus influencias, su talento, y donde por supuesto enaltece el nombre de su familia a través de 14 cortes que son un viaje lleno de nostalgia hacia el rock de finales de los 90 y comienzos de los 2000.

Para este disco, Van Halen se tomó el trabajo de componer y tocar todos los instrumentos para cada una de las canciones. Muchos piensan que al ser hijo del legendario guitarrista habrá muchos solos y tapping, y aunque no falta la distorsión y las baterías pesadas, este no es el caso. Hablamos con el músico sobre el proceso de composición y algunos recuerdos del pasado, cuando hizo parte de la formación oficial de Van Halen desde 2007 hasta el año pasado.

¿En qué momento comenzaste a escribir canciones?

Dios, la primera canción que recuerdo haber compuesto fue un pequeño jingle que hice en el piano cuando tenía unos nueve años, mi padre siempre me la recordaba, nunca se me va a olvidar.  Y para este proyecto empecé a escribirlas alrededor de 2012 y 2013, pero comencé el proceso de grabación a mediados de 2015.

¿Escribías canciones a menudo cuando estabas creciendo?

No mucho, realmente no me lo tomaba tan en serio, hasta que comencé a escribir para este proyecto.

 ¿Cómo encontraste tu propio estilo musical? ¿Cuáles fueron esas influencias?

Mis influencias recaen justo en lo que estoy haciendo ahora, que son los Foo Fighters, Nine Inch Nails, Tool, Jimmy Eat World, Blink-182 y Queens of The Stone Age; creo que estas son las bandas que me ayudaron a encontrar el sonido que manejo actualmente.

Seguro es difícil mantener la perspectiva cuando haces un álbum en solitario, y mucho más si eres tú quien toca todos los instrumentos. ¿Cómo lograste mantener ese norte?

Realmente ayuda tener a un productor a tu lado, ya que puede supervisar y tener esa vista de halcón para verlo todo. Y mi productor, Elvis Baskette, fue mi otra mitad durante este proceso; él impidió que dudara de mí y me guio por el camino correcto cuando veía algo que le gustaba.

¿Te sentiste estancado en algún momento?

Sí, sobre todo las letras fueron lo más difícil para mí. Las melodías eran algo más sencillas, pero cuando llegaba el momento de escribir me enfrentaba al mayor de los retos porque realmente nunca lo había hecho antes, pero le metí mucho empeño para sacarlas adelante. Algunos de los otros retos fueron mantener la cohesión y que fuera creíble, sin que se sintiera como si el disco fuera tocado por una sola persona.

Seguro practicaste mucho…

Sí, pues siempre he tocado la guitarra, y he estado de gira con Van Halen, así que ahí pude perfeccionar mis habilidades en el bajo y la voz, solo era cuestión de meterme a un estudio y tocar la batería durante un par de semanas antes de grabar en serio.

Lo mejor del proceso fue poder haberlo convertirlo en algo real, a fin de cuentas lo más emocionante es sentarte y escuchar cómo cada una de las piezas comienza a cobrar vida por sí sola.

¿Alguna canción del disco que te guste especialmente?

Es difícil porque es como escoger entre hijos, pero estoy muy orgulloso de como resultó Stone, porque tiene ese gran final y dura más de seis minutos. Es realmente dinámica y emocionante, me gustó mucho.

¿Tienes algún recuerdo de cuando Gary Cherone, de Extreme, fue el vocalista de Van Halen?

No muchos, aún estaba pequeño, me caía muy bien y recuerdo que en una navidad me regaló un Furby. Esos juguetes eran lo máximo en esa época, pero nada más.

¿Qué tal es tu relación con Sammy Hagar?

Siempre fue buena, ahora nos hablamos e interactuamos a través de redes sociales y esas cosas, al igual que Mike [Michael Anthony, bajista clásico de VH], todos son unas personas grandiosas.

¿Crees que en algún punto trabajes sobre el material de archivo de tu padre?

En algún momento, pero es una responsabilidad muy grande, así que no creo que sea pronto porque realmente llevaría mucho tiempo para hacerlo.

¿Cuál es tu posición sobre el rock & roll en la era del Tik Tok?

Creo que hay espacio para todo en esa época, lo importante es no tener la mente cerrada. Estar dispuesto a escuchar y a entender distintos géneros es muy importante en estos momentos.