fbpx

Richie Faulkner guitarrista de Judas Priest sufrió un aneurisma aórtico durante un concierto

Mientras tocaba en el festival Louder Than Life, "mi aorta se rompió y comenzó a derramar sangre en mi cavidad torácica", dice el guitarrista
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Daniel DeSlover/Sipa USA/AP

El guitarrista de Judas Priest, Richie Faulkner, ha detallado las circunstancias que  recientemente lo llevaron al hospital. La semana pasada, la banda pospuso el resto de las fechas en su gira reprogramada del 50 aniversario por todo Estados Unidos, denominada ‘50 Heavy Metals Years Tour’, luego de su actuación en el festival Louder Than Life en Louisville, Kentucky.

“Siempre he estado agradecido por las oportunidades que se me han presentado. Siempre me he considerado el hombre más afortunado de todos los tiempos, de poder tocar mi música favorita, con mi banda favorita, para mis personas favoritas en todo el mundo”, dijo Faulkner en un comunicado. “Hoy el simple hecho de poder escribirles esto a todos ustedes es el mayor regalo de todos.

“Mientras veo imágenes del Festival Louder Than Life en Kentucky, puedo ver en mi rostro la confusión y la angustia que sentía mientras tocaba ‘Painkiller‘ cuando mi aorta se rompió y comenzó a derramar sangre en mi cavidad torácica”, continuó. “Estaba teniendo lo que mi médico llamó un aneurisma aórtico y disección aórtica completa. Por lo que me ha dicho mi cirujano, las personas con esto no suelen llegar con vida al hospital”.

Dijo que se sometió a una cirugía a corazón abierto de emergencia, donde partes de su pecho fueron “reemplazadas por componentes mecánicos”. Añadió: “Ahora estoy literalmente hecho de metal”.

Faulkner reflexionó sobre cuál podría haber sido el resultado si no hubieran estado actuando cerca del Rudd Heart and Lung Center de UofL Health donde lo llevaron, o si el espectáculo hubiera sido un set más largo. “Siempre podemos volvernos locos con estas cosas, pero afortunadamente sigo vivo”, dijo. “Independientemente de las circunstancias, cuando veo ese metraje, la verdad es que, sabiendo lo que sé ahora, veo a un hombre moribundo”.

Faulkner, quien agregó que no tenía antecedentes de ninguna afección cardíaca anteriormente, agradeció a sus amigos, familiares y fanáticos por su apoyo y alentó a todos a hacerse chequeos. “Mi punto es que ni siquiera tengo el colesterol alto y esto podría haber sido el final para mí”, concluyó. “Si pueden hacerse una revisión, hágalo por mí, por favor”.