fbpx

Run the Jewels hace ruido

El-P y Killer Mike siguen elevando el nivel del hip hop político
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Run the Jewels descabeza con predicciones y críticas a la brutalidad policial, la pobreza sistemática y a la sociedad de consumo en uno de los discos más políticos de 2020.
Timothy Saccenti*

Run the Jewels

RTJ 4

Para la cuarta entrega, la mayoría de franquicias de cultura pop pueden estar cansadas. Pero este no es el caso de Run the Jewels. En RTJ 4, el dúo El-P y Killer Mike entregan su agit-rap góspel con el fuego vivaz de una banda que hace su debut. En 2013, cuando se juntaron por primera vez para Run the Jewels, parecían una pareja dispareja. Pero, el rapero de Atlanta Killer Mike y el rapero-productor de avant hip-hop El-P, se conectaron como un par de amigos policías de película, con la política de izquierda de Mike siendo el contrapunto perfecto a los ritmos explosivos y la paranoia distópica de El-P en tres excelentes discos. Mientras tanto, Mike emergió como un potencial sustituto de Bernie Sanders y El-P se convirtió en el productor y mezclador de artistas de la talla de Beck y Lorde. 

RTJ 4 está centrado en el láser, como si RTJ intentara escapar del apocalipsis. “Pass the shit, Mike, I have to insist it/ Reality sucks dick/How’s that for wisdom?”, se pregunta El-P en Holy calamafuck. Han respondido modernizando el caos del war dance de Public Enemy y Ice Cube para una época política mucho más truculenta. Las letras están diseñadas para quitarnos la complacencia, incluso a los más concientizados de nosotros, y mencionando a los “hipnotizados y tuiterizados” entre los “generadores de genocidios”, Killer Mike ataca verbalmente en Goonies vs. E.T.

Mike se descarga sobre los policías racistas, la pobreza sistémica, los medios corporativos y otros enemigos usuales. Pero el álbum nunca se siente moralizante porque la música salta tanto como da un golpe, con un flow elástico y una historia profunda. Mike y El-P traen a los artistas de hip hop de la edad de oro como Greg Nice y DJ Premier para el tema de fiesta vintage al estilo neoyorquino, Ooh La la; Josh Homme de Queens of the Stone Age y la reina del soul Mavis Staples aparecen en Pulling the Pin, una meditación mordazmente inquietante sobre los intereses personales de jugar el juego del dinero del diablo. Y es difícil pensar en otro contexto donde Zack de la Rocha de Rage Against the Machine y Pharrell podrían estar juntos en una canción que relaciona la autopromoción en Instagram con la explotación capitalista, aquí lo están en Just.

La mejor ola de rock del álbum es una fusión radical que convierte la vigorizante guitarra de los dioses del funk punk marxistas, Gang of Four, en un arma oscilante de liberación. Rinden honor al sindicato de trabajadores sexuales, condenan el motivo de lucro y prometen dejar el mundo un lugar menos jodido de cómo lo encontraron. Si no puedes con esta idea de revolución, reclama tu tatuaje MAGA [Make America Great Again] al salir.